viernes, 22 de febrero de 2013

Las iguanas




la iguana en su ambiente



La iguana es un reptil originario de América Central y del Sur (se encuentre desde México hasta la zona más meridional de Sudamérica que cuenta con una longitud promedio de 1.8 metros. Tiene una coloración verde brillante en los jóvenes para confundirse con el medio que los rodea mientras que los ejemplares adultos presentan una tonalidad más grisácea  Por lo general, las iguanas son animales solitarios y bastante territoriales, por lo cual no se recomienda tener dos juntas, aunque pueden llegar a adaptarse a vivir en compañía con el paso del tiempo. 

Las iguanas tienen un mecanismo de defensa bastante interesante que ponen en práctica cuando son amenazadas. Si son capturadas por la cola pueden desprenderse de esta y así escapar de sus enemigos. Esta capacidad se llama autonomía y no presenta ningún perjuicio para el animal ya que la cola vuelve a crecer con el paso del tiempo.
Es un reptil arborícola que vive cerca del agua y de hecho es un buen nadador, por lo cual se lanza al agua cada vez que detecta un depredador al acecho. A pesar de que puede parecer un animal lento al inicio, en realidad cuando lo requiere es bastante rápido en tierra además de ser un buen trepador. 

Los machos suelen ser más agresivos que las hembras y pueden llegar a pelear con fiereza por el territorio o por el derecho a aparearse con las hembras las cuáles también se vuelven agresivas durante el anidamiento. 

La esperanza de vida de las iguanas es de 13 años. 

Comportamiento de la iguana 

Debido a que son reptiles y por lo tanto animales de sangre fría, durante las primeras horas de la mañana las iguanas suben a los árboles a tomar los primeros rayos de sol con el fin de alcanzar una temperatura óptima de 28-35 grados Celsius. Posteriormente se dedican a buscar alimento, principalmente brotes tiernos, hojas y algunas frutas, lo que consiguen sin tener que bajar a la tierra, aunque en ciertas ocasiones bajan para comer frutos maduros, para poner sus huevos en madrigueras que excavan en el suelo o para escapar de los depredadores. Las iguanas prefieren vivir cerca de los ríos para zambullirse en el agua en caso de ser amenazadas, y son capaces de permanecer sumergidas durante periodos de hasta 15 minutos. 

Por lo general son animales solitarios que se reúnen únicamente durante la época de celo y reproducción en la cual se juntan en grupos de 5 a 8 individuos, que están formados por un macho grande y dominante, varias hembras e iguanas jóvenes. Se forma, por lo tanto,una jerarquía en la cual los machos dominantes tienen privilegios sobre las hembras no solo para la reproducción sino también para actividades como tomar el solo por ejemplo. Las iguanas son animales que siempre están alertas y cuando están en grupos se ayudan en las tareas de vigilancia continua  Además del ser humano, sus principales enemigos naturales son los felinos, aves de presa, serpientes, zanates (se alimentan de las crías), tejones, mapaches, boas y en ocasiones perros y gatos domésticos. 

En su juventud, las iguanas prefieren ubicarse a una altura media-baja en el bosque ya que el calor no es tan fuerte y la humedad ambiental es más alta. En el caso de las iguanas adultas, muestran predilección por las copas altas de los árboles en donde hay menor humedad y el sol tiene mayor intensidad. 

Normalmente, el periodo de celo dela iguana va de diciembre a febrero, aunque esto puede variar de una zona a otra. Durante este periodo, la iguana se dedica por completo a intentar reproducirse. Los machos luchan por conseguir el territorio más alto y soleado. Por su parte, las hembras observan a los machos y escogen a los más grandes y dominantes. Durante esta época, la hembra puede aparearse hasta con tres machos, los cuáles copulan con una gran cantidad de hembras. Después de que las hembras quedan preñadas y tras dos meses de gestación, luchan por los mejores terrenos para excavar los túneles en que van a depositar sus huevos. Estos túneles tienen 25-50 cm de profundidad y 7 a 15 m de largo. Dependiendo de las condiciones climáticas, los huevos eclosionan entre 70 a 90 días después de la puesta. 

La iguana es un animal completamente diurno, lo que significa que solo están activas durante el día y duermen en la noche. A diferencia de otros animales siguen una rutina diaria que por lo general no cambian, y es probable que esta sea la razón de que detesten los cambios y se estresen con suma facilidad. En estado salvaje la iguana se despierta cuando sale el sol y buscan un sitio donde asolearse hasta que alcanza la temperatura ideal para moverse sin dificultad y buscar alimentos. Permanece en este estado hasta alrededor del medio día cuando se dedica a buscar frutas, hojas, brotes tiernos, flores, etc. Una vez que come lo suficiente busca otro sitio donde recostarse y recibir sol para digerir la comida. Finalmente, al atardecer trata de encontrar un sitio seguro en el cual esperar hasta que llega la noche. 

Cuando son amenazadas por animales más grandes, las iguanas utilizan su cola como defensa a modo e látigo. 

Son reptiles completamente herbívoros, aunque en estado salvaje pueden llegar a alimentarse de animales pequeños e insectos si la vegetación escasea y han pasado varios días sin comer, no obstante esto es perjudicial para su salud. 

En sus ambientes naturales, siempre han sido cazadas por los nativos de la zona ya que su carne se considera un manjar. El negocio peletero y su venta como mascota exótica han puesto en peligro su existencia en algunos lugares.

La iguana como mascota

A continuación incluimos un manual básico para el cuidado de la iguana que incluye los aspectos más importantes que debe tomar en cuenta cualquier persona interesada en adquirir un animal de estos como mascota:




0 comments:

Publicar un comentario