viernes, 22 de febrero de 2013

Guía para el cuidado de la iguana



cuidados de las iguanas



A continuación se incluye una guía completa con los principales cuidados que requiere la iguana para que tengan una vida sana y cómoda en cautiverio. Esta guía contiene información sobre aspectos como la reproducción, alimentación, características principales y otros aspectos relacionados. 

Si bien la iguana aún no está en peligro de extinción, si es una especie amenazada, pues además del tráfico de especies en Sur América y Centro América para el mercado de mascotas exóticas, también sufre por la cacería en sus ambientes naturales ya que la carne es considerada un manjar. 

El cuidado de las iguanas involucra muchos detalles, los cuáles son sumamente importantes para el bienestar de este animal. En primer lugar, el dueño debe procurarle un buen lugar para vivir que tenga las condiciones mínimas requeridas para su comodidad. Además debe mantenerla y alimentarla adecuadamente, lo que significa todo un compromiso para que la iguana tenga calidad de vida. 

El terrario para la iguana debe ser lo más parecido posible al medio natural en que viven estos animales para que se sienta cómoda. Con esto, el dueño le brindará un ambiente agradable en donde se podrá desarrollar sin sufrir limitaciones. 

Mantenimiento de la iguana 

La iguana es un reptil que solo necesita un buen espacio y una buena temperatura para vivir. Para esto, debe suministrarsele una temperatura que debe variar entre los 20 y los 30 grados Celsius, de tal forma que se simulen las temperaturas en su medio ambiente. Pueden emplearse fuentes de calor naturales y artificiales. Estos animales habitan en todas las zonas de Latinoamérica donde exista una selva tropical, es decir que puede encontrarse desde América Central hasta las selvas de Brasil. 

Muchas personas creen que para tener una iguana en casa lo único que necesitan es una pecera de tamaño grande, sin embargo estos animales necesitan un espacio mucho mayor en donde se pueda colocar cuando menos un arbusto, bastante arena y agua. Así mismo, este espacio debe permitir que reciban los rayos solares cuando menos entre 2 y 3 horas al día, ya que necesitan de estos para recibir la dosis necesaria de rayos ultravioleta necesaria para realizar las funciones necesarias de su metabolismo. 

En caso de ausencia de rayos solares, es recomendable emplear la luz fluorescente o una lampara de rayos ultravioleta. 

Alimentación de la iguana 

Las iguanas son animales totalmente herbívoros, por lo cual puede suministrarseles cualquier tipo de fruta, verdura u hortaliza. La alimentación debe ser variada y amplia y debe incluir frutas y verduras como la zanahoria, col, repollo, lechuga, calabaza, flores frutales, uva, manzana, tomate, naranja y otros. En fin, la alimentación en el caso de la iguana no constituye ningún problema. 

Reproducción de la iguana 

La reproducción de las iguanas en cautiverio puede ser difícil  aunque es posible si se cuenta con un buen espacio para que la hembra se sienta cómoda. En este caso, el mayor problema radica a la hora en que la hembra deposita los huevos, que tienen un diámetro de hasta 3 centímetros, ya que cavan un hoyo en la tierra de al menos 20 centímetros de profundidad, por lo cual una pecera o terrario en que se críe a la iguana debe cumplir por lo menos con esta característica. 

Así mismo, en su hábitat natural se aparean principalmente en verano, cuando la temperatura puede superar los 30 grados Celsius. En esta especie el periodo de incubación es de alrededor de 100 días y cuando nacen las crías, miden unos 15 cm de largo. 

Otros cuidados de la iguana 

Por lo general son animales con una alta resistencia a las enfermedades, siempre y cuando se apliquen las medidas higiénicas necesarias. Una señal de que una iguana no recibe los cuidados necesarios es una enfermedad, ya que estos reptiles son poco propensos a enfermarse y cuando padecen una enfermedad se debe a condiciones y cuidados inadecuados. 

Entre las causas más comunes de enfermedad en las iguanas podemos mencionar: problemas respiratorios, exceso de humedad, padecimientos de la piel, quemaduras en la piel por exposición excesiva a rayos ultravioleta y carencia de calcio. También pueden sufrir falta de vitaminas por poca exposición a los rayos solares. 

Otros padecimientos comunes de las iguanas son la obesidad y las fracturas, por lo cual se recomienda que hagan ejercicio. 





0 comments:

Publicar un comentario