viernes, 22 de febrero de 2013

¿Cómo domesticar a las iguanas?




domesticación de las iguanas


Cuando las iguanas son pequeñas suelen ser ariscas y rebeldes, por lo cual tratan de morder y golpear con la cola a modo de látigo. La mordida no es muy fuerte y aflojan rápidamente si la persona no les ofrece resistencia. 

En primer lugar hay que conseguir que la iguana se vaya acostumbrando a la persona. Para esto, al inicio se debe sacar del terrario tomándola con la mano derecha. El dueño puede acariciarles la cabeza, espalda y el cuerpo despacio y cuando el animal comience a cerrar los ojos poco a poco, puede abrir la mano y proseguir con las caricias para que el animal vaya tomando más confianza.

Probablemente cuando el dueño quiera volver a agarrarla la iguana querrá irse y saltará. Si esto ocurre hay que buscarla para que comprenda que la persona es su protectora. Otra medida recomendada es colocarle un collar para iguanas y dejarla en un lugar donde pueda calentarse y observar personas en movimiento, aunque no mucho ya que estos animales se estresan con facilidad. 

Algunos dueños lo que hacen es sacarla del terrario y colocarla en una jaula de la cual no pueda salirse y acercarla donde están ellos, de tal forma que entienda que los humanos no le harán daño. Claro está que esto requiere tiempo. 

Estos ejercicios deben repetirse hasta que la iguana pueda permanecer cerca del dueño sin necesidad de estar atada. Puede colocarse bajo una lámpara de calor que la haga sentir bien, pero la persona debe evitar movimientos bruscos o acercarse demasiado para que no se asuste y se escape. Si se realizan estos ejercicios durante una hora y al menos dos o tres veces por semana, en un periodo de un año la iguana estará adaptada a la presencia del humano y a su contacto. 

No obstante, hay que recordar que la iguana es un reptil y por lo tanto tiene un cerebro más primitivo que le impide recordar estos estímulos de domesticación a menos que el dueño sea constante y realice estos ejercicios de forma regular varias veces a la semana.

.


0 comments:

Publicar un comentario