viernes, 22 de febrero de 2013

Alimentación de la iguana


alimentación de la iguana

Si están considerando adquirir una iguana antes que nada deben estudiar todo lo que puedan acerca de este animal ya que no es una mascota común y cuesta mucho domesticarlas ya que no están adaptadas a la compañía del ser humano. De hecho, más de la mitad de las iguanas adquiridas cuando son bebes no llegan a la edad adulta, debido principalmente a cuidados inadecuados. 

Hay que considerar que la iguana requiere de bastantes cuidados, por lo cual es necesario que el dueño invierta dinero y que disponga de tiempo y paciencia. También hay que tomar en cuenta que hay pocos veterinarios que cuentan con el conocimiento y la experiencia necesaria para el tratamiento de estos animales, por lo cual en caso de presentarse una enfermedad el diagnóstico y el tratamiento probablemente será poco preciso. 
Un aspecto fundamental que debemos cuidar en la iguana es su alimentación ya que de esta depende su desarrollo y salud en general. 
  • En primer lugar, nunca debemos darles alimentos de origen animal, como comida para perros, comida para gatos, carne, insectos, huevos etc... Las iguanas son reptiles completamente herbíboros, lo que significa que no pueden comer carne debido a que no pueden metabolizar las proteínas animales. Si el dueño insiste en darle carne a la iguana, esta puede llegar a padecer enfermedades en los riñones o el hígado. 
  •  También hay alimentos vegetales que no deben comer, como las frutas cítricas las cuáles les hacen daño en grandes cantidades, la lechuga la cual las llenará pero no las alimentará y la espinaca que puede causarle serios trastornos. 
  •  Hay algunos vegetales que también les causan deficiencias en la glándula tiroides como por ejemplo los nabos, la coliflor, el brócoli y la col de bruselas. Por esta razón deben suministrarse en cantidades reducidas y con poca frecuencia. 
  • Los alimentos que contienen tanino como la espinaca, platano, uva, cebolla, ruibarbo y otros pueden resultar potencialmente peligrosos aunque deben ser suministrados de forma esporádica. 
  • Las iguanas y los reptiles en general, no tienen dientes para masticar la comida, solo para desgarrarla, por lo cual hay que darles el alimento ya sea rallado o picado con el fin de que no se atore en la laringe o el estómago. 
  • Siempre debe haber alimento en el recipiente de la iguana y el dueño debe procurar que nunca esté vacío, debido a que las iguanas no comen a la misma hora hora y puede ocurrir que en el momento en que quieran comer no encuentren nada. Siempre que terminen el alimento que hay en su recipiente hay que lavar los restos para evitar la formación de hongos y bacterias y volver a llenarlo. 
  • Es mejor alimentar a las iguanas en la mañana, ya que la digestión de su comida la efectúan con ayuda de bacterias presentes en su intestino por lo cual requieren el calor del sol para procesar su comida. La alimentación debe realizarse diariamente y con comida fresca, no congelada. 
  • Una dieta adecuada para la iguana pueden ser los pellets, que básicamente son alimentos deshidratados con los cuáles el dueño puede hacer bolas o rollos para facilitar la alimentación del animal. También están los piensos de alfalfa los cuáles hay que mojar en agua para que la iguana puede ingerirlos. Estos alimentos resultan más apetecibles para el animal si el dueño los moja en jugos de frutas. 
  • Es importante incluir fósforo, calcio y vitamina D en la dieta de la iguana para evitar un padecimiento conocido como enfermedad metabólica de los huesos. Este padecimiento presenta síntomas como cojera en una o más patas, parálisis repentina, muslos rígidos e hinchazón. 
  • Otros alimentos que pueden suministrarse son la alfalfa fresca y picada, manzanas, uvas, tomates, peras, melón y otros similares. 
  • La comida debe cortarse en trozos pequeños para que la iguana pueda tragar sin tener que masticar. 
  • No es recomendable darle a las iguanas preparados de calcio que contienen vitamina D3 ya que esta no resulta adecuada para estos animales. No obstante es posible suministrarles los complejos vitamínicos que se venden en las tiendas para mascotas. 

En resumen, la alimentación de la iguana debe incluir lo siguiente: 

  • Un 50% de la dieta puede estar formada por perejil, remolacha, hojas de arvejas, berro, brócoli, hojas de remolacha, escarola, hojas de rosas y hojas de dientes de león. 
  • Otro 20% puede estar constituido por brotes de soya, habas y vainicas. 
  • Un 20% puede incluir pepino, calabaza, zapallo, cabutia y zapallito. 
  • Finalmente, el 10% puede estar formado por frutas como melón, banano, duraznos, pera y manzana con cáscara. 



Las iguanas, al igual que todos los otros seres vivos, necesitan del agua para poder vivir. Necesitan el agua para tomar, así que hay que poner un pequeño plato con agua para que ellas se puedan acercar a tomar. 

El aporte de calcio para las iguanas 

El calcio es fundamental para las iguanas. Vegetales como el brócoli, las hojas de col, las hojas de nabo, berros, brotes de mostaza, perejil, acelgas, endibias, hojas de remolacha, hojas de nabo, diente de león, escarola, pienso de conejo remojado, apio, perejil y alfalfa son ricos en calcio y por lo tanto son recomendados en la dieta de estos animales. 

El pienso para las iguanas 

En el caso del pienso para iguanasque se consigue en las tiendas especializadas para animales, se les puede brindar sin problema alguno, sin embargo no se recomienda que constituya la base de su alimentación. Es mejor que sea suministrado como un complemento junto con las verduras y frutas.



0 comments:

Publicar un comentario