martes, 3 de febrero de 2015

Cuidados generales de los peces



cuidados de los peces


Contrario a lo que muchos creen, los peces pueden ser excelentes mascotas. No exigen demasiado a sus dueños, son bonitos e incluso puede resultar decorativos para una casa. No solo eso, es posible tener una cantidad de peces mucho mayor al número de gatos o perros que pueden tenerse en un hogar y requieren menos cuidados. El mantenimiento de los peces es bastante simple - hay que alimentarlos regularmente, cuidar de la higiene del acuario y proporcionarles un ambiente interesante para vivir.

A continuación ofrecemos una guía general para garantizar el bienestar de nuestros peces.

Mantenimiento del pez

Los peces que están felices se muestran más alertas y activos, y viven más tiempo. Dado que cada especie tiene sus particularidades, es fundamental que el propietario investigue las necesidades específicas de cada uno de sus peces. En cuanto al mantenimiento general, debe proporcionarle a los peces un tanque amplio que le brinde suficiente espacio, y utilizar un filtro que mantenga el agua limpia. 


Si decide tener varias especies, debe investigar cuáles pueden vivir juntas y cuáles no, ya que hay peces más agresivos que otros.

Alimentación del pez

 Una nutrición adecuada es parte de un buen cuidado, y tendrá un efecto marcado en el color y comportamiento del pez. Es recomendable brindarle al pez una alimentación específica dependiendo de la especie, ya que cada una tiene su propio comportamiento alimenticio y necesidades nutricionales. La comida puede ser mezclada con golosinas nutritivas tales como larvas de mosquito, artemia, algas e incluso verduras frescas.

Hay que investigar cuáles son los alimentos más adecuados para el pez antes de probar cualquier comida nueva. La alimentación debe realizarse dos veces al día dándole al pez pequeñas porciones. Algunos peces llegan a asociar al propietario con comida, de tal forma que se muestra especialmente activo cuando la persona se acerca a la pecera.

Crear el mejor ambiente posible para el pez

Es importante crear un ambiente adecuado y hermoso. Un acuario bien diseñado no solo es placentero para observar, sino que le pueden brindar un habitat interactivo al pez por medio de las plantas y decoraciones. Actualmente hay muchos accesorios que permiten crear acuarios llamativos y a la vez funcionales y que no resultan demasiado costosos.

Aumentar las variedades de peces

Podemos realizar experimentos con distintas clases de peces para ver que tal responden a nuestro acuario. 

  • Un pez dorado o un betta pueden ser muy hermosos, y estos inteligentes peces incluso pueden formar lazos con sus cuidadores. Estos y otros peces solitarios incluso pueden aprender trucos simples, y pueden llegar a ser compañeros más interesantes de lo que mucha gente cree. 
  •  Los guppies se reproduces prolíficamente, y vienen en muchos colores y patrones realmente llamativos. Son fáciles de cuidar, ya que se adaptan bien en peceras donde también hay otros peces. 
  • Un acuario grande permite tener una comunidad grande de peces, aunque debemos tener cuidado de evitar una sobrepoblación. Peces que forman pequeñas escuelas, como los danios y tetras, interactúan entre sí, e incluso pueden llegar a perseguirse. El aficionado puede mezclar varios grupos para tener interesantes combinaciones de colores, o puede crear una gran escuela. Cuando se planea adecuadamente, muchos tipos distintos de peces pueden convivir pacíficamente, y llegan a mostrar personalidades individuales que resultan entretenidas.

Adición de invertebrados al acuario

Aunque no son peces, estrictamente hablando, los camarones pequeños y otros invertebrados son interesantes de observar. El camarón fantasma tiene un cuerpo transparente y cuando come es posible ver sus órganos funcionando. Estos animales también ayudan a mantener todo limpio, alimentándose de las algas en las paredes y de los restos de comida en el fondo de la pecera. Además, se llevan bien con muchos tipos de peces.

Interacción de los humanos con los peces

-Sea gentil con sus peces. Nunca golpee el vidrio de los acuarios. Esto solo le enseña al pez a ocultarse cuando se acerca una persona. También es recomendable evitar grandes cambios de agua frecuentes, ya que estos pueden dejar al pez en shock. En su lugar, se recomienda mantener la química del agua con cambios semanales pequeños (10-25%). 

-Invierta algo de tiempo con el pez. Encuentre un punto importante cerca de la pecera y observe a su pez. Acomódese y permita que el movimiento gentil del pez lo relaje. Los acuarios son excelentes para reducir el estrés, y bellas obras de arte vivientes. Con el tiempo, el dueño puede llegar a conocer cada pez individualmente, lo que daría la capacidad incluso de detectar algún padecimiento a tiempo para su tratamiento.

-Entrene a su pez. Si tiene la paciencia y el pez la voluntad, puede ser posible entrenar a su mascota para que haga trucos básicos. 

  • Consiga un poco de comida para peces y póngalo cerca de la pecera. 
  • Ponga un dedo en el agua de la pecera. 
  • Ponga el dedo mojado sobre la comida para peces hasta que se pegue una hojuela. Asegúrese que su dedo no esté muy mojado, sólo húmedo. 
  • Mueva el dedo con la comida justo arriba del agua y espere. Si el pez tiene suficiente confianza en algún momento va a saltar y agarrar la comida. Por supuesto que muchos peces no saltarán, así que no se sienta decepcionado si esto ocurre. El pez peleador chino por lo general está que dispuesto a saltar

Consejos

  • Un buen lugar para colocar la pecera es vital tanto para el pez como para el disfrute del acuario. Por eso, el propietario debe buscar el lugar correcto donde la pecera se vea bien, pero no esté sobre expuesta a la luz del sol. Se deben evitar zonas muy transitadas como pasillos, ya que el movimiento constante de personas puede estresar al pez. 
  • Comience con lo más simple, con un pez resistente y poco costoso, en lugar de dar un salto y adquirir desde el inicio peces costosos y de difícil mantenimiento. Conforme gane experiencia, podrá mantener un acuario más elaborado y desafiante. Si comienza con algo difícil, puede terminar frustrado y con muchos peces muertos. 
  • Investigue acerca del pez de su interés antes de comprarlo, y asegúrese que el ambiente del acuario es apropiado para esa especie. 
  • Siempre se debe mantener al pez en un acuario con filtración. Los peces en recipientes sin filtración tienden a mantenerse quietos y a morir jóvenes, pero un buen filtro mantiene el agua bien oxigenada y limpia, y además crea una corriente en el tanque. 
  • Mantener una temperatura adecuada en el acuario debe ser una de las prioridades. La temperatura puede variar rápidamente en una pecera sino se controla regularmente, lo que puede ocasionar la muerte del pez. 
  • Si la persona invierte el tiempo suficiente con el pez, llegará el momento en que este se acercará al propietario cuando vea que se aproxima al acuario.

Advertencias

  • Los peces deben ser añadidos a los acuarios lentamente, para permitir que la química del agua se ajuste. La recomendación es añadir dos o tres peces cada pocas semanas, o de lo contrario puede terminar sin ningún pez del todo. 
  • Las peceras que no son preparadas y colocadas apropiadamente, pueden llegar a ser peligrosos accidentes esperando por ocurrir. Por eso, hay que asegurarse que el sitio donde se coloca la pecera sea firme y lo suficientemente fuerte para soportar el acuario con todo el contenido. La pecera debe estar ubicada lo más lejos posible de tomacorrientes para evitar accidentes por salpicaduras de agua. Se debe tener especial cuidado de que los niños y otras mascotas no suban o boten el acuario al suelo. 






0 comments:

Publicar un comentario