Los perros y sus cuidados

Todo lo que quieres saber sobre los perros, incluyendo sus necesidades y sus principales cuidados.

Los gatos y sus cuidados

Características de los gatos como mascotas y cuidados más importantes, incluyendo alimentación, salud, principales enfermedades, cría, adiestramiento y más. También se muestran las razas más comunes de estas mascotas.

Los conejos y sus cuidados

Características de los conejos como mascotas y cuidados más importantes, incluyendo alimentación, salud, principales enfermedades, cría, adiestramiento y más. También se muestran las razas más comunes de estas mascotas.

Las loras y sus cuidados

Características de las loras como mascotas y cuidados más importantes, incluyendo alimentación, salud, principales enfermedades, cría, adiestramiento y más. También se muestran los tipos más comunes de estas mascotas.

Todo sobre los canarios y sus principales cuidados

Características de los canarios como mascotas y cuidados más importantes, incluyendo alimentación, salud, principales enfermedades, cría, adiestramiento y más.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Gato Esfinge

gato esfinge

Historia

El gato Esfinge desde sus orígenes ha producido afecto y rechazo por su extraña apariencia. Para sus detractores simplemente es un animal extraño con apariencia similar al de una serpiente. En cambio los que lo apoyan afirman que es valioso por ser una rareza de la madre naturaleza.
Se sabe que los antiguos aztecas criaban gatos que carecían de pelo. De hecho existen grabados de la época precolombina donde se pueden apreciar. Tiempo después, en 1830 un biólogo alemán describía a esta raza en una de sus obras. A inicios del siglo XX, un hombre de apellido Shinick, publicó un artículo con una fotografía de dos gatos sin pelo donde afirmaba que la raza estaba a punto de extinguirse. A partir de entonces criadores tanto de Europa como de Estados Unidos han manifestado interés por la raza, que ya cuenta con reconocimiento oficial.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Gato Europeo de pelo corto

gato europeo de pelo corto

Historia

Podría afirmarse sin temor a equivocación que el gato Europeo de pelo corto es el gato domestico por excelencia. Si bien es capaz de vivir sin ningún problema junto a los seres humanos, es más que capaz de sobrevivir sin su ayuda gracias a su gran resistencia e inteligencia. Estos antiguos y bellos felinos saben adaptarse perfectamente a su entorno y al mismo tiempo ganarse la admiración del ser humano sin contar con una apariencia extraordinaria.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Gato domestico común o mestizo

gato común o mestizo

Historia

El gato domestico común o callejero, en realidad proviene de ancestros egipcios. Se sabe que el gato domestico de la actualidad (todas las razas) se originó a partir de un gato montés de África denominado Felix líbyca. Aparentemente también contribuyó con sus genes el gato de la jungla africano o Felix chaus. Una vez que los griegos, romanos y fenicios llevaron estos gatos egipcios a Europa, se cruzaron con el gato montés europeo Felix silvestri con lo cual se produjo el gato común europeo el cual posteriormente fue llevado a América por las distintas corrientes colonizadoras. A partir de ese gato se originaron dos razas, el gato Europeo de pelo corto y el gato Americano de pelo corto.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Gato Devon Rex

gato Devon Rex

Historia

El primer ejemplar de gato Devon Rex fue descubierto de forma casual en la década de los 60, en un condado de Inglaterra llamado Devon. El pelaje característico que caracteriza a esta raza es ocasionado por una mutación genética natural que produce que el pelo liso se haga rizado, si bien en esto también ha contribuido el ser humano que durante años ha trabajado para mantener y acentuar las cualidades originales.

martes, 22 de noviembre de 2011

Gato Cymric

 

Historia

El Cymric es una versión con el pelo largo del gato de Manx y al igual que esta raza, no cuenta con cola. Su existencia se debe no a la intervención humana sino a un capricho de la madre naturaleza. En las camadas de los gatos de Manx en ocasiones se producían gatos con un pelaje largo que después de ser seleccionados cuidadosamente dieron origen al Cymric.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Gato Cornish Rex


Historia

En realidad se puede afirmar que el gato Cornish Rex es un producto de la genética, producido a partir de una mutación espontaneo que ocasionó un pelaje ondulado llamativo. Desde entonces, allá por el año de 1953, el Cornish Rex ha ganado cada vez más adeptos también gracias a su carácter dulce y lo fácil que es cuidarlo lo que lo convierten en una gran mascota.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Gato Cartujo

gato cartujo

Historia

Al parecer el gato Cartujo fue criado por los monjes cartujos en los monasterios ubicados en las cercanías de Paris. Existen textos que datan del siglo XVIII en donde se habla de esta raza.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Gato Burmilla

gato burmilla

Historia

Tal como su nombre lo indica, el nombre del gato Burmilla proviene de la combinación de Burmés y Chinchilla. Este bello gato plateado en la actualidad tiene una gran popularidad, si bien en un inicio, la raza presentaba diversos problemas de índole genética.
En realidad el Burmilla surgió de forma fortuita en el Reino Unido, debido al cruce de un gato Persa macho chinchilla y una gata Burmés de color lila. El Burmés se registró oficialmente en 1983 en la CA (Cat Association of Britain), mientras que en la FIFe (Federación Internacional Felina) no lo hizo sino hasta 1994.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Gato Burmés

gato Burmés

 

Historia

El gato Burmés es una raza antigua que se originó en Birmania. Son gatos bastante sociables y muy cariñosos por lo que en ocasiones se les denomina gatos de compañía. Les gusta mucho vivir en compañía ya sea de personas o animales, por lo cual no es buena idea dejarlos solos por demasiado tiempo

lunes, 14 de noviembre de 2011

Gato Británico de pelo corto

gato británico de pelo corto


Historia

Al parecer los primeros gatos llegaron a Escocia desde el antiguo Egipto. Por un periodo de más de 2000 años estos gatos vivieron y se reprodujeron con libertad por toda la isla. Sin embargo en el siglo IX comenzaron las labores de selección que culminaron en el gato Británico de Pelo Corto actual que se produjo combinando los gatos comunes de la isla con gatos Persas.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Gatos terapeutas


En muchos lugares es bastante común ver colonias de gatos que viven en las proximidades de hospitales o clínicas, donde reciben alimentos y caricias de muchos médicos, enfermeros y, con frecuencia, enfermos.

Lejos de tratar de combatir esta situación por razones de higiene y del bienestar, muchos médicos y psiquiatras han decidido aprovechar la presencia de estos animalitos, ya que se han dado cuenta de que los pacientes suelen encariñarse con ellos. Esto resulta de gran utilidad; personas que están solas o deprimidas se sienten más animadas y esto los hace, a veces, recobrar la salud más rápidamente e incluso se notan mejorías en aquellos terrenos en los que la medicina tradicional resultaba impotente.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Enseñar órdenes básicas al gato

No se puede entrenar a un gato para que, como sucede con el perro, obedezca órdenes específicas, pero necesita un entrenamiento básico para vivir en casa. El gato, al ser limpio y cuidadoso por naturaleza, aprende enseguida a usar la bandeja de deposiciones. El mantenimiento de un gato plantea muy pocas exigencias: en realidad, lo único que necesita es una alimentación periódica, aseo, una bandeja para hacer sus necesidades, atención sanitaria y un rincón donde instalar su cama y disfrutar de la siesta.

martes, 8 de noviembre de 2011

Educación del gato

 

¿Es posible educar a un gato?

Mientras que nuestros perros parecen capaces de llevar a cabo pequeñas órdenes como “ven”, “siéntate”, “estate quieto”, hablando de gatos, el adiestramiento parece una tarea imposible. 

Esto es así sólo parcialmente. Antes de comenzar a educar al gato, debemos tener en cuenta dos reglas de oro fundamentales, si queremos tener éxito en nuestra misión. La primera de ellas viene dictada por el sentido común, y se trata de tener muchísima paciencia. En cuanto a la segunda, hemos de tener muy claro qué es lo que esperamos conseguir.

Principalmente, no hemos de olvidar algo que, no por obvio, resulta menos cierto: nuestro gato no es un perrito, no debemos esperar de él que nos traiga el periódico o haga piruetas, aunque, siendo un animal de demostrada inteligencia y capacidad de aprendizaje, sí podemos inculcarle una serie de normas y aptitudes que hagan todavía más agradable nuestra convivencia con él.

¿Cómo aprende el gato?

El gato es un animal paciente y aprende por el método de prueba y error, repitiendo una acción el número suficiente de veces hasta obtener el resultado esperado. De esta manera aprenden habilidades que todos conocemos, como abrir puertas, cajones o incluso grifos.
Mientras que el perro, al igual que de diferente modo el hombre, vive socialmente inscrito en una pirámide jerárquica -se muestra dispuesto a cumplir órdenes puesto que reconoce inmediatamente a su superior en rango- el gato es un animal solitario, independiente, acostumbrado a ser un cazador solitario, y que no es en sus orígenes un animal social.

En el esquema mental del gato no tiene cabida el obedecer órdenes a menos que de ello se derive un beneficio directo e inmediato para él: el gato, en este aspecto, actúa según su propio interés, y no tiene necesidad ni mostrará interés alguno por seguir nuestras instrucciones para tenernos contentos ni para congraciarse con nosotros.

El premio, mejor que el castigo


El método más racional para el aprendizaje se basa en la aplicación de los condicionamientos positivos y negativos. A través del condicionamiento positivo intentamos lograr que mediante premios (caricias, comida de su agrado, etc.) el animal relacione determinados comportamientos con sensaciones que son placenteras para él. A la inversa, mediante el condicionamiento negativo conseguiremos que ciertas acciones “incorrectas” sean asociadas a una sensación desagradable. De esta manera y repitiendo estas pautas las veces necesarias, el gato memorizará que hacer las cosas bien le reportará un beneficio (golosinas), y que pasearse entre la porcelana de la abuela más bien le traerá algún disgusto, como una inesperada rociada de agua con el vaporizador.
Tal como se ha comentado antes, el gato aprende porque le interesa. Los castigos no serán pues tan efectivos como los premios (comida, caricias, mimos, juegos), ya que si el animal asocia algo con el castigo, sencillamente esperará a hacerlo a que el dueño no esté presente. Por otra parte, los gritos, aspavientos y castigos físicos sólo contribuirán a hacer del minino un ser huraño y agresivo.

Lo que se debe y lo que no se debe hacer

Se debe:
  • Empezar a educar al gato desde el primer día que llegue a casa, no dándole tiempo a desarrollar comportamientos inadecuados.
  • Tratar al cachorro con ternura, puesto que es durante las primeras semanas de vida cuando el gato recibe los estímulos que harán de él un adulto sociable y responsable.
  • Mostrarnos firmes. Si titubeamos o cambiamos las normas de un día para otro, el gato se dará cuenta y lo aprenderá.
  • Sorprenderle con un estímulo desagradable (rociado de agua, ruido seco) cuando haga algo incorrecto, y acariciarle o hablarse suave y dulcemente cuando, por el contrario, aprenda a corregir una conducta negativa.
  • Tener mucha paciencia y ser lo suficientemente realistas con respecto a nuestros objetivos.

No se debe:
  • Ponernos nerviosos si no conseguimos resultados inmediatos.
  • Gritar, castigar, golpear ni encerrar al gato en una habitación ni dejarlo fuera de casa. Conseguiremos no un gato educado, sino un gato temeroso y desconfiado, cuando no agresivo.
  • Poner a su alcance tentaciones a las que no se pueda resistir: hilos, agujas, ovillos de lana, comida...

Las “armas” del educador

Para ayudarnos en la tarea de educar a nuestro gato, podemos ayudarnos de algunas “herramientas”:
  • Atomizador.- Hay dos cosas que la mayoría de los gatos odian: el agua y las sorpresas. Si le pillamos trepando por las cortinas, o clavando las garras en el sofá nuevo, una rociada sorpresiva obrará maravillas. Importante: que no vea que le apuntamos con el vaporizador; se trata de que relacione la conducta inadecuada con el estímulo desagradable (el agua), no con nuestra persona; si lo hiciera, nos cogería miedo y sencillamente lo haría en nuestra ausencia. Por la misma razón, no debemos gritarle cuando le pillemos “in fraganti”.
  • Objetos sonoros.- La sorpresa del ruido fuerte e inesperado interrumpirá la fechoría que el minino esté haciendo.
  • Golpecitos.- palmaditas pequeñas, suaves y escondiendo las uñas, en la cara o la cabeza. Es lo que hacen los gatos que adoptan una posición dominante, con respecto al inferior. Si nosotros lo hacemos, siempre suavemente, le estamos diciendo: “eh, que aquí mando yo”.
  • Juguetes.- Desde ratoncitos de peluche, bolas llenas de cascabeles, una simple pelota de papel de aluminio, o cualquier cosa que salga de nuestra imaginación, los juguetes combaten el aburrimiento del gato, a la par que facilitan su desarrollo psicológico y se ejercitan físicamente.