sábado, 27 de agosto de 2016

Consejos para elegir una cama para perros

como ejegir camas para perros

Los perros, gatos y otros animales pequeños a menudo disfrutan de la acogedora suavidad de una cama caliente, al igual que lo hacen los humanos. Las camas para perros están diseñados con una variedad de necesidades, hábitos y preferencias en mente. Desde cojines de espuma ortopédicos hasta elegante réplicas de muebles humanos, las camas para perros pueden ser adiciones prácticas y con estilo para nuestro hogar. Si tienes los siguientes consejos en mente mientras compras te pueden ayudar a elegir la mejor cama para tu perro.

Dada la gran variedad de camas para perros que hay en el mercado, en cuanto a formas, tamaños, materiales y colores, es importante que el propietario elija la opción que resulte más cómoda para su mascota y a la vez que sea práctica. A continuación se muestra una serie de consejos prácticos que te pueden facilitar la toma de decisiones.

Mide y pesa a tu perro antes de comprarle una cama

Mide a tu mascota desde la cola hasta la nariz con una cinta métrica. Esto es especialmente importante si el perro es grande y le gusta estirarse antes de acostarse o miesntras está durmiendo en su cama. Lógicamente tu masco apreciará contar con la cama del tamaño adecuado. Los perros que no se estiran hacia fuera y que prefieren la sensación de estar acunados pueden preferir camas algo más pequeñas y redondeadas. Algunos tamaños de camas de perros están basados en el peso. Las razas grandes y pesadas a menudo requieren camas para perros grandes, que son más gruesas y tienen cojines densos que les dan mayor comodidad. El peso de un perro grande va a aplanar los cojines más delgados, lo que hará que la cama no sea tan cómoda.

Escoje un buen lugar para colocar la cama del perro

Esta decisión también puede influir en el tamaño y estilo de la cama para perros que debemos elegir. Por ejemplo, si estas comprando una cama para un perro que duerme en el interior de la casa, hay que elegir una zona que le de cierta privacidad a la mascota y en donde la cama no nos vaya a estorbar ni impedir el tránsito por la casa. La cama elegida debe tener un tamaño acorde con el espacio escogido, por lo cual también es recomendable tomar medidas con una cinta métrica.

Determina que características debe tener la cama dependiendo de las necesidades del perro

Si tu perro tiene artritis, por ejemplo, las camas con un acolchado muy grueso o con espuma con memoria pueden ser las mejores opciones. Algunas camas para perros vienen con calentador, lo cual es beneficioso para las mascotas que se enfrían fácilmente, tales perros pequeños sin pelo, de pelo corto o que han envejecido. Los perros que les gusta meterse por debajo de las camas o encuentran otras áreas aisladas para dormir pueden disfrutar más de una cama cubierta que les de la sensación de refugio en lugar de una cama abierta.

En cualquier caso debes buscar la cama que mejor se adapte a las necesidades de tu perro.

Selecciona un color y estilo con el que te sientas confortable

Como dijimos anteriormente, las camas para perros vienen en muchos colores y diseños; lo que permite que también puedas elegir una que se ajuste a tus gustos de decoración y el estilo de tu hogar. Por ejemplo, si tus muebles son de color azul, puedes escoger una cama para perros del mismo color para que haga juego. O por el contrario, puedes elegir una cama que contrasta con los otros muebles de la casa y que tenga un estilo salvaje - un estampado de animales, por ejemplo.

Verifica las instrucciones de lavado antes de comprar la cama

Las camas para perros se ensucian con el tiempo y, o bien deben ser lavadas o reemplazadas. La mayoría están cubiertos con materiales lavables con lavadora, pero asegúrate de que el resto de la cama también se lava fácilmente. Para ahorrarnos tiempo y dinero debemos buscar camas que sean funcionales y prácticas a la vez.


0 comments:

Publicar un comentario