lunes, 16 de noviembre de 2015

El Collie de pelo largo

el collie de pelo largo

Historia

Se sabe que los collies de pelo largo son descendientes de una variedad localizada de perro de pastoreo originario de Escocia y Gales. La variedad escocesa era un perro agresivo, fuerte y grande, criado para pastorear ovejas en las tierras altas. La variedad de Gales era pequeña y ágil, domesticada y amable, y también pastoreaba cabras. Cuando los ingleses vieron estos perros en el mercado de Birmingham, los cruzaron con su propia variedad de perros pastores lo que produjo una mezcla de variedades de pelo corto y largo plazo. Después de la revolución industrial, la tenencia de perros se puso de moda, y se cree que estos primeros collies fueron cruzados con el Borzoi (Wolfhound ruso) para obtener una cabeza más "noble", que hoy en día constituye una de las verdaderas características de los collies de pelo largo. No se sabe de manera concluyente si el cruce con el Borzoi fue una parte preponderante en la línea de esta raza.


Cuando la reina Victoria adquirió un collie, después de ver uno en el castillo de Balmoral, estos perros se transformaron en algo así como un artículo de moda. La cría continuada para propósitos de exhibición cambió drásticamente la apariencia de los perros.; en la década de 1960, era un perro mucho más alto que en la actualidad (en el Reino Unido, en los Estados Unidos el estándar de tamaño no se ha revisado a la baja y los perros se han mantenido entre las 24 y las 26 pulgadas). Los primeros ejemplares también eran de constitución más robusta y al parecer eran capaces de cubrir hasta 100 millas en un día. En el Reino Unido el collie ya no se utiliza para el pastoreo extensivo, habiendo sido sustituido por el Border Collie. No obstante en los Estados Unidos y varios países europeos, se ha producido un resurgimiento en el uso del collie como un perro de trabajo y rendimiento. 

Apariencia física

Tres colores de pelo son reconocidos para el collie: sable y blanco, donde el "sable" se extiende desde el color canela pálido hasta el caoba; tricolor, que es principalmente negro ribeteado en color canela; merle azul, que es color gris moteado. Todos tienen zonas de pelaje blanco, en el cuello, partes de las patas, y por lo general la punta de la cola. Algunos pueden tener llamas blancas en sus rostros. Además, el American Kennel Club acepta blanco, donde el perro es predominantemente blanco con manchas de color de sable, tricolor, o merle azul en la cabeza y, a veces parches en el cuerpo.

El collie de pelo largo tienen una cara más contundente que el más pequeño, pero por lo demás muy similar perro pastor de Shetland, que en parte desciende del collie. En los collies los planos de la boca y la parte superior del cráneo deben ser paralelos, con una parada leve pero clara. El subpelo lanoso está cubierto por una capa externa larga, densa y gruesa con un collar notable alrededor del cuello, pelaje largo sobre las patas, una capa en el abdomen, y otra capa de pelaje sobre los cuartos traseros.

El tamaño y el peso varía entre los estándares de la raza; los collies machos pueden alcanzar entre 55,8 y 66 cm (22 a 26 pulgadas) de altura hasta los hombros; las medidas de las hembras son 5 cm (2 pulgadas) más cortas. Los machos por lo general están en un rango de peso de 55 - 105 libras y las hembras usualmente pesan 5 a 10 libras menos. En los Estados Unidos se han reportado collies con un peso de cien libras. - Un gran collie típicamente no pesa más de 85 libras. Las normas de Estados Unidos y del Reino Unido pueden ser diferentes. Las estándares del Reino Unido requieren que los perros sean significativamente más pequeños que los estándares de la American Kennel Club

Temperamento

Los collies no deben mostrar nerviosismo o agresión, y en general son buenos con los niños y otros animals. Sin embargo, deben estar bien socializados para evitar la timidez. A pesar de ser perros de tamaño medio a grande, pueden ser muy adecuados para vivir en apartamentos pequeños debido a su carácter tranquilo. Al igual que muchos perros de pastoreo, los collies pueden ser bastante ladradores, y algunos son difíciles de entrenar para que no ladren. El nivel de instinto gregario varía, con algunos perros siendo bastante activos y otros más tranquilos.

Los collies son muy leales y pueden ser perros de una familia (aunque la mayoría hacen excepciones con los niños), pero en muy pocas ocasiones son agresivos o llevan la protección más allá de los ladridos y tratar de intimidar a quien perciben como una amenaza. Por lo general son excelentes con los niños, siempre y cuando hayan sido bien socializados y entrenados. Estos perros están ansiosos por aprender y responden mejor a una mano suave.

Problemas de Salud y esperanza de vida

Aunque los collie de pelo largo generalmente son resistentes y saludables, hay algunos problemas de salud que pueden afectar a la raza.

Al igual que con la mayoría de las razas más grandes, la displasia de cadera es una preocupación potencial para los dueños de collies, Aunque esta enfermedad parece ser "multigénica", una cuidadosa selección realizada por muchos criadores está reduciendo este problema.

La anomalía del ojo del collie (CEA), una enfermedad genética que provoca el desarrollo inadecuado del ojo y posible ceguera, es una enfermedad común en la raza. Más raramente, el collie puede verse afectado por la atrofia progresiva de retina (PRA), otra enfermedad genética en la cual la degeneración de la retina bilateral resulta en la pérdida progresiva de la visión que culmina en ceguera. A través de pruebas genéticas y programas de crianza cuidadosos, sería teóricamente posible erradicar estos problemas en las líneas de raza pura.

La neutropenia cíclica canina es una enfermedad de la sangre que suele ser fatal para los cachorros afectados. La enfermedad también se conoce como "síndrome del collie gris", debido a que los cachorros afectados tienen un color gris pálido, color rosado/gris o beige, ninguno de los cuales son los colores normales en esta raza.

Además de estos problemas, todos los cuales pueden ser detectados mediante pruebas, hay una serie de problemas que se cree que también son genéticos, pero para los que no existe prueba de detección. Estos incluyen la epilepsia, la hinchazón, la tendencia a las alergias y trastornos de la tiroides (hipotiroidismo principalmente.). Debido a que no existen pruebas de ADN para estos trastornos (y todos pueden tener causas distintas a los orígenes genéticos), los criadores solo pueden hacer todo lo posible para evitar estos problemas mediante la eliminación de los perros afectados de la reserva genética.

Cuidados específicos

Lógicamente el pelaje largo del collie requiere de cuidado constante. Como mínimo hay que cepillarlo dos veces por semana, principalmente en épocas de muda de pelo. El cepillado se realiza siempre a favor y en contra del pelo. Después se pasa el peine quitanudos.

Lo que es el corte de uñas, limpieza de los oídos, limpieza de los ojos y parpados y aseo de los sacos anales debe hacerse antes del baño.

En cuanto al baño, no debe realizarse de forma abusiva, ya que el pelo se puede soltar y suavizar demasiado. El collie puede ser bañado perfectamente cada dos meses. El champú que debe usarse con esta raza tiene que ser suave y nutritivo. El enjabonado se realiza dos veces y después debe lavarse con abundante agua para eliminar los residuos de jabón.

Después del baño es importante secar poir completo el pelo. Primero se usan las toallas. Para que el pelo quede en buenas condiciones, se recomienda cepillar simultáneamente mientras se aplica el secador, para eliminar los residuos de humedad.

Como en todas las razas de perros, es importante llevar al collie regularmente al veterinario para que revise su estado de salud. Además, hay que estar atento a los típicos padecimientos de las razas grandes, como la displasia de cadera.





0 comments:

Publicar un comentario