viernes, 31 de julio de 2015

Tortuga de Madera o Roja (Rhinoclemmys pulcherrima Manni)

tortuga roja



La tortuga de madera es un reptil de climas tropicales que se siente sumamente cómoda tanto en tierra como en el agua, se desenvuelven bien en ambos ambientes. Vive en ambientes con temperaturas que rondan los 22 a los 28 grados centígrados. Es muy común en las zonas del Pacifico de América Central y de México.

Es una tortuga bastante colorida y conocida por muchas personas las cuales en muchas ocasiones las tienen como mascotas. Como mascotas resultan divertidas ya que con el transcurso del tiempo van perdiendo su timidez. Sin embargo hay que tener cuidado en ocasiones ya que puede mostrar agresividad defensiva, es decir que puede tratar de morder si se siente amenazada. Por eso es mejor no perderla de vista en caso de tenerla en las manos ya que puede sacar la cabeza y asestar un mordisco.

Las diferentes subespecies de esta tortuga tienen importantes variaciones de color y de forma. Sin embargo en general suelen tener el plastrón amarillo-anaranjado con una franja oscura en el centro. En la parte inferior de los escudos marginales presenta tonos amarillos, anaranjados y negros. La cabeza y las extremidades tienen un color gris verdoso con líneas de color rojo claro. 

El macho tiene la cola más larga y ancha, y tiene la cloaca más lejos del caparazón. Alcanza una talla un poco inferior que la de las hembras.

Generalmente llegan a medir unos 20 centímetros de largo. Los machos cuentan con una cola más larga y ancha y con una cloaca que esta más lejos del caparazón. Suelen ser un poco más pequeños que las hembras.

Este animal tiene una alimentación sumamente variada la cual se basa en vegetales en un 85% aunque también puede comer carne, insectos y frutas. Les encantan las lombrices de tierra, las flores, una planta llamada chilasquil, los lirios de agua flotantes, el camote, el banano, la lechuga, la planta del frijol, melón y la sandia.

Como todo reptil necesita del sol para regular su temperatura corporal. Además necesitan tomar sol para asimilar el calcio y las vitaminas. La falta de sol puede acarrearle serios problemas de salud. Hay que recordar que a diferencia de los mamíferos y las aves las tortugas no pueden regular su temperatura corporal por lo cual dependen del ambiente.

El periodo de reproducción se da en los meses de marzo a abril y la puesta de los huevos se produce entre junio y setiembre. Si bien se aparean en cautiverio puede resultar difícil que sus huevos sean fértiles.

Actualmente esta especie está en peligro ya que están siendo contaminados los ríos que habitan. Muchas de ellas no llegan a alcanzar la madurez y mueren sin llegar a tener crías.



0 comments:

Publicar un comentario