sábado, 25 de julio de 2015

Tortuga de las estepas

tortuga de la estepa comiendo

La tortuga de las estepas es una especie que cava madrigueras cuya morfología está adaptada para llevar una vida de cavadora. Es la más pequeña de las tortugas cavadoras. Cuenta con esqueleto de forma ovalada con un espaldar bastante plano. Cuenta con miembros anteriores bastante potentes que están dotados de una gran movilidad en los codos y que emplea para cavar madrigueras de hasta un metro de profundidad. A diferencia de otras tortugas cavadoras cuentan únicamente con cuatro dedos en las patas posteriores.

Además su caparazón tiene aberturas anteriores y posteriores extensas lo que le permite un movimiento bastante amplio de sus miembros. Cuenta con un color oliváceo que es bastante uniforme. Su plastrón tiene manchas negras y zonas claras a lo largo de las uniones de las escamas. Por su parte la cabeza es fuerte y tiene un morrón bien cuadrado además de un pico desarrollado. La coloración de su cabeza y miembros es marrón verdoso.

La tortuga de las estepas llega a medir un máximo de 15 centímetros aunque no es raro encontrar individuos de más de 25 centímetros. La hembra normalmente es más grande y pesada aunque sus extremidades y su cabeza son más pequeñas en proporción por lo cual tienen una apariencias más delicada. Por su parte el macho posee una cola más larga y gruesa.

Este reptil habita en gran parte del Asia Central, encontrándose en Irán, Uzbekistán, Tayikistán, Kirguizistán, el sur de Kazajistán, el oeste de China y el norte de Pakistán. Habita sobre todo en zonas secas y hasta desérticas en altitudes que van de los 200 a los 2500 metros. Los lugares donde vive suelen tener inviernos muy fríos  y veranos muy cálidos.


Suele cavar madrigueras bastante profundas para protegerse del frio del invierno y para protegerse de las altas temperaturas producidas en el verano. Estas madrigueras pueden tener hasta dos metros de longitud y en ocasiones 1 metros de profundidad. Es un animal  bastante activo en primavera, en el verano permanece en su madriguera reapareciendo a inicios de otoño durante la época de las lluvias. Con la llegada del invierno se vuelve a ocultar en su madriguera para protegerse del frió.

En cuanto a su alimentación esta tortuga consume toda clase de alimentos vegetales como frutas y plantas cultivadas aunque en ocasiones come insectos y carroña. Tienen la capacidad de alimentarse de plantas que son bastante toxicas para otros herbívoros como los mamíferos. Gracias a este tipo de alimentación, la tortuga de las estepas puede reducir la presencia de parásitos en su tubo digestivo.

De manera similar a otras especies de tortuga, durante el cortejo y apareamiento el macho puede ser bastante violento con la hembra. Se ha observado que la muerde en las piernas llegando a arrancarle escamas en ocasiones y pudiendo ocasionar a veces heridas sangrantes. Los choques entre caparazones pueden llegar a ser violentos.

La hembra puede poner huevos hasta cuatro veces por año  en nidadas de 1 a 5 huevos los cuales tienen un periodo de incubación de 60 a 110 días de duración.



0 comments:

Publicar un comentario