martes, 3 de febrero de 2015

Aireación para los peces

aireación para peces

La función de los aireadores en los acuarios consiste en agitar la superficie del agua por medio de burbujas que ascienden de una serie de difusores que están conectados a una bomba de aire. Esto produce un flujo ascendente de burbuja que rompen la superficie del agua de forma constante lo que favorece la oxigenación del agua. El movimiento de ruptura de la superficie forma olas de pequeño tamaño que incrementan la superficie de contacto con el aire lo que a su vez permite un aumento de la difusión del oxígeno.

De esta manera, nos damos cuenta que hay un error muy difundido con respecto a los aireadores y las burbujas que producen. Las personas creen que es el oxígeno de las burbujas el que es absorbido por el agua, sin embargo el hecho es que nada o casi de ese oxígeno es retenido por el agua y por lo tanto, solo importa el efecto que causan las burbujas en la superficie. Cuando las burbujas suben arrastran agua tras de sí lo que produce una corriente agua ascendente. Esto produce que los gases disueltos como el dióxido de carbono, suban hasta la superficie y sean eliminados, lo que crea una circulación del agua que ayuda a mantener una temperatura adecuada para el acuario.

Aunque no parezca, el tamaño de las burbujas también puede ser importante. Por ejemplo, si son muy grandes  suben con mucha rapidez y solo pueden arrastrar poca agua tras de sí, y si son demasiado pequeñas no contienen suficientes gases como para agitar la superficie y por lo tanto no producen una debida circulación del agua. Para que el dueño del acuario consiga el equilibrio adecuado, es necesario que experimente un poco.

¿Porque es importante una buena aireación?

Una aireación adecuada puede permitir incrementar la población de peces en un acuario hasta el doble, y también puede utilizarse como efecto estético. Los difusores que más utilizan los aficionados por lo general son los cerámica porosa y pueden ser de varios tamaños, lo que permite tener uno o varios flujos de burbujas. Dependiendo de la imaginación de la persona, los difusores pueden usarse como adorno o pueden esconderse de forma discreta en la parte de atrás del acuario.

Básicamente hay dos tipos de bombas de aire: las bombas de membrana y las bombas de  pistón. Normalmente las de membrana son las más populares y menos costosas. La colocación de la bomba debe realizarse en un punto más elevado del acuario, ya que de lo contrario se corre el riesgo de que se produzca una inundación debido al efecto sifón que puede ocurrir en caso de fallo eléctrico o descompostura. Es recomendable colocarla sobre una superficie antideslizante , ya que en caso contrario, las vibraciones del aparato podrían causar cierto ruido e incluso que se mueva. En la actualidad existen bombas en una gran cantidad de tamaños, dependiendo del caudal de agua que son capaces de producir. Algunos modelos permiten controlar el flujo por medio de un botón o una pinza.


0 comments:

Publicar un comentario