viernes, 19 de septiembre de 2014

El Weimaraner




Historia


El Weimaraner es un perro que fue criado originalmente para la caza en el siglo 19. Los perimeros Weimaraners primeros fueron utilizados por la realeza para la caza de animales grandes como los jabalíes, osos, y ciervos. A medida que la popularidad de la caza mayor comenzó a disminuir, los Weimaraners fueron utilizados para la caza de animales pequeños como aves, conejos y zorros.


Los estándares de la raza de la actualidad se cree que se desarrollaron a finales del siglo 18 y principios del siglo 19, aunque perros que tenían  características muy similares a la del Weimaraner supuestamente ya existían en el siglo 13 en la corte de Luis IX de Francia. Una teoría es que el ancestro es el St. Hubert Hound (también conocido como el perro sabueso). Aunque estos perros son de color negro, también pueden producir ejemplares grises en algunas camadas. Al igual que el Vizsla en su momento, la raza fue creada exclusivamente para la nobleza. El objetivo era crear un perro de caza de aspecto noble, confiable. Como la tenencia se restringió, la raza era muy apreciada y vivía con la familia. Esto era inusual, ya que durante este periodo, los perros de caza se mantenían en las perreras en manadas. Esto ha dado lugar a un perro que tiene que estar cerca de los seres humanos y que rápidamente se deteriora cuando es mantenido separado de sus dueños. El Weimaraner es un perro de la familia de uso múltiple, capaz de guardar la casa, cazar con la familia, y por supuesto, ser amoroso y leal hacia los niños.

Algunos de los primeros Weimaraners, antes de ser enviados a los Estados Unidos para la cría, se esterilizaron a fin de que los Estados Unidos no popularizara esta raza especial. Pero a partir de finales del siglo 19 la raza se convirtió en un perro cada vez más común en toda Europa y los Estados Unidos. Aunque más lento que muchos otros perros de caza, tales como los Pointer, el Weimaraner es exhaustivo y dedicado y esto lo convirtó en una adición bienvenida para los deportistas.

Apariencia física

El Weimaraner es atlético en apariencia. Tradicionalmente, la cola es recortada. En los países donde esta práctica aún se aplica, la cola cortada debe medir aproximadamente 6 pulgadas en el perro adulto, y esto es parte del estándar de la raza en el American Kennel Club. El corte de cola es ilegal en varios países, y en estos países la raza se exhibe con toda su cola. El estándar de la raza en el Kennel Club británico describe una cola que llega hasta los corvejones y que es llevada por debajo del nivel de la espalda cuando el animal está relajado.

Los weimaraners son grandes perros de agua como lo demuestran sus dedos palmeados en los pies. Los ojos del Weimaraner pueden ser de color ámbar claro, gris o azul-gris.

La capa de pelo corto de esta raza y sus ojos inusuales le dan una apariencia regia diferente de cualquier otra raza. El pelaje requiere muy poco mantenimiento, y es corto, duro y suave al tacto, y puede variar de carbón azul al gris ratón o incluso azul-gris o gris plata. En las zonas donde el pelaje es delgado o inexistente, como en el interior de las orejas o en los labios, por ejemplo, la piel debe tener un tono rosáceo en lugar de blanco o negro. Esta raza no tiene una capa interior para protegerse del frío, por lo tanto el frío extremo debe ser evitado. Aunque su pelaje es corto, esta raza puede soltar pelo. El color del pelaje del Weimaraner llevó a su apodo de "el fantasma gris".

Una variedad de pelo largo es reconocida por la mayoría de los clubs de perros de todo el mundo, excepto en el American Kennel Club. El Weimaraner de pelo largo tiene un pelaje sedoso, con una cola emplumada y desacoplada. El gen es recesivo, por lo que la cría producirá algunos cachorros de pelo largo sólo si ambos padres son portadores del rasgo.

El Weimaraner macho alcanza entre los 64 a los 69 cm hasta la cruz. Las hembras alcanzan entre los 58 a los 64 cm. Por supuesto, hay muchos perros más altos o más bajos que el estándar de la raza. La raza no es muy pesada para su altura, y los machos normalmente pesan aproximadamente 70-80 libras (32-36 kg). Las hembras son generalmente pesan 55-70 libras (25-32 kg). Un Weimaraner debe dar la apariencia de un perro atlético y muscular.

Temperamento

Desde la adolescencia, el Weimaraner requiere de mucho ejercicio de acuerdo con una raza enérgica de perro de caza muy apreciada por su resistencia física y resistencia. Estos perros aprecian una buena caminata, así como las actividades y los juegos con sus dueños. Un dueño activo es más probable que proporcione los juegos y ejercicios vigorosos que esta raza requiere. Los Weimaraners son perros de alta energía y, a menudo cansan a sus propietarios, por lo que requieren una una formación adecuada para que aprendan a calmarse y para ayudarles a aprender a controlar su comportamiento. 

Los dueños necesitan paciencia y consistencia, formación firme pero amable, ya que esta raza es particularmente bulliciosa durante el primer año y medio de su vida. Pero, incluso después de que el año y medio de un cachorro travieso ha pasado, siguen permaneciendo hiperactivos como siempre, incluso cuando están alcanzando la vejez. Al igual que muchas razas, los perros jóvenes confinados y no entrenados a menudo crean su propia diversión cuando se quedan solos, como por ejemplo masticar los muebles favoritos de la casa. Por lo tanto, muchos de los Weimaraner que son abandonados tienen problemas de comportamiento como resultado del aislamiento y la falta de ejercicio.

Por lo general los Weimaraners son  buenos con los niños, pero puede no ser apropiado para los niños más pequeños debido a su tendencia a derribarlos en el curso de los juegos. También pueden derribar a personas mayores o niños por accidente. El entrenamiento temprano para sentarse a través del refuerzo positivo es fundamental para evitar que el perro salte sobre las personas en el futuro.

El Weimaraner es un perro de caza y por lo tanto tiene un instinto de presa fuerte. A veces los Weimaraner toleran a los gatos, pero por lo general no, ya que tienden a utilizar sus habilidades de caza sin importar el tiempo que han conocido un gato en particular.  Por esto, en muchas ocasiones persiguen y con frecuencia matan a casi cualquier animal pequeño que entra en su jardín o patio trasero . En las zonas rurales, la mayoría de Weimaraners no dudarán en perseguir ciervos o a las ovejas.

Esta raza de perro tiende a ser muy terca. Sin embargo, con una buena formación, estos instintos se pueden restringir en un cierto grado. Un Weimaraner debidamente entrenado es un compañero que nunca va a dejar el lado de su amo. Aunque disfrutan significativamente del juego y el ejercicio, los Weimaraners son muy adecuados para un estilo de vida familiar en interiores, aunque no es la mejor raza para la vida en una perrera debido a su fuerte deseo de estar con su dueño y familia. El Weimaraner es muy atlético y entrenable, características que le permiten sobresalir en una variedad de deportes de perro.

Problemas de salud y esperanza de vida

Los Weimaraners disfrutan de bajas tasas de displasia. Al ser un perro de pecho ancho y profundo, el Weimaraner es propenso a sufrir de torsión gástrica, una condición muy seria que puede causaruna muerte dolorosa y rápida cuando se deja sin tratamiento. Se produce cuando el propio estómago se retuerce, pellizcando con ello los vasos sanguíneos y las rutas de los alimentos que se dirigen hacia adentro o fuera. Los síntomas incluyen signos de sufrimiento en general, malestar, no hay movimiento intestinal o sonidos, y un estómago hinchado. La atención médica inmediata es imprescindible cuando se produce la hinchazón y la cirugía es la única opción si se detecta a tiempo.

Otros problemas de salud del Weimaraner incluyen: 

  • Criptorquidia 
  • Displasia de codo 
  • Distiquiasis 
  • Enfermedad de Von Willebrand 
  • Entropión 
  • Hipotiroidismo 
  • Osteodistrofia hipertrófica 
  • Enanino pitutario

Cuidados específicos

Debido a que son perros tan energéticos, los Weimaraner requieren de mucho ejercicio y entrenamiento, ya que pueden llegar al punto de la hiperactivididad. El dueño debe ser paciente y brindale actividad a su mascota. Su pelaje requiere de pocos cuidados ya que es bastante corto.

Una manera de ayudar a prevenir la torsión gastrica consiste en extender la alimentación del Weimaraner a por lo menos dos veces al día y evitar cualquier ejercicio vigoroso una hora antes o después de las comidas. También se recomienda que el plato de comida del perro no se coloque sobre una plataforma elevada para desalentar al animal a comer su comida demasiado rápido y evitar que el aire entre en el estómago. Se ha encontrado que los platos de comida elevados incrementan más del doble el riesgo de torsión gastrica en los perros grandes.

Por lo demás, se trata de una raza que no requiere cuidados excesivos.





0 comments:

Publicar un comentario