jueves, 12 de junio de 2014

En situaciones de violencia doméstica las mascotas también sufren abuso



Los expertos creen que el abuso de la mascota familiar es a menudo el primer signo visible de que la violencia doméstica (VD) se está produciendo en un hogar. Y de hecho, la investigación de reportes de maltrato animal es a menudo el primer punto de intervención de los servicios sociales para una familia en problemas.

En la mayoría de situaciones de violencia doméstica, las mascotas en el hogar también han sido heridas o muertas

De acuerdo con las estadísticas, casi el 70 por ciento de las mujeres con animales domésticos que buscan protección en un refugio para mujeres reportaron que su agresor había herido o matado a una mascota de la familia como un acto de venganza, o como un medio de control psicológico. Cerca del 90 por ciento de los actos de violencia contra las mascotas de la familia se hacen frente a las mujeres en el hogar, y el 75 por ciento se hacen delante de los niños. Trágicamente, más del 30 por ciento de las mujeres víctimas de violencia doméstica informan que sus hijos también habían herido o matado animales.

Los abusadores matan, hieren o maltratar a los animales domésticos de los niños para obligarlos a aceptar abusos sexuales o para forzarlos a permanecer en silencio sobre el abuso. Los niños perturbados muchas veces matan o hieren a los animales para emular la conducta de sus padres, para evitar que el agresor mate a su mascota o para llevar desquitar sus agresiones en otra víctima. 

Cuando los investigadores de crueldad hacia los animales responden a una llamada, a menudo encuentran que el agresor no sólo ha abusado de la mascota de la familia, sino también de los niños y otros adultos en el hogar.

La mayoría de los refugios de violencia doméstica no puede acoger las mascotas de la familia

Con frecuencia, las víctimas no quieren hablar acerca de su propio abuso, pero si hablan sobre el abuso que enfrentan sus animales. Esto permite a las víctimas de violencia doméstica ingresar a un refugio para mujeres sin dejar a su perro, gato u otro animal doméstico en las manos de su agresor. 

La mayoría de los refugios de violencia doméstica y casas de seguridad no están preparadas para dar cabida a los animales, y muchas mujeres que viven con la amenaza de violencia doméstica no se irán porque no quieren abandonar su mascota con su abusador.

En algunos países, hay organizaciones que se encargan de ayudar tanto a las personas agredidas como a sus mascotas a protegerse de la violencia doméstica. Estas organizaciones pueden resultar de suma utilidad para personas que temen tanto por su seguridad como por la de sus mascotas más queridas.

Si usted está viviendo con la amenaza de la violencia doméstica y está preocupado por su mascota...

De acuerdo con la American Humane Association: 
  • Asegúrese de que su mascota esté vacunada contra la rabia, y ponga todos los registros que demuestren la propiedad del animal en un sitio seguro, para que puedan acceder a estos rápidamente. 
  • Diseñe un plan antes de tiempo por la seguridad y el bienestar de su mascota. No deje al animal con su abusador. Busque un refugio para mujeres con un programa de acogida que sirva de "refugio seguro" para los animales domésticos de las víctimas de la violencia doméstica. 
  • Si no hay refugios de violencia doméstica en su área que tenga un programa de este tipo, realice otros arreglos para que su mascota sea cuidada temporalmente por un familiar, amigo, veterinario, organización de rescate de animales o un refugio.



0 comments:

Publicar un comentario