viernes, 18 de octubre de 2013

El Labrador Retriever


El perro labrador


Historia

El Labrador Retriever es una raza también conocida como Perdiguero de Labrador o Cobrador de Labrador, la cual es originaria de Terranova en Canadá. En la actualidad es la raza de perro más popular en todo el mundo dada la cantidad de ejemplares registrados. Su popularidad se debe a las excelentes características de los labradores como perros de familia y como perros de trabajo.

Los antepasados del labrador tienen su origen en la isla de Terranova. Se sabe que el precursor de esta raza fue el perro de aguas de San Juan, la cual se originó por medio de la cría efectuada por los primeros colonos de la isla. Sin embargo, se desconoce cual fue el origen del perro de aguas de San Juan el cual tuvo dos líneas:
  • Terranova Mayor: Era un perro grande, de complexión pesada y pelaje largo, el cual fue el precursor del perro Terranova.
  • Terranova Menor: Era un perro más pequeño y de complexión más liviana, el cual tenía una pelaje más corto y suave. Fue el precursor del Labrador Retriever.
De este perro se conoce más gracia a su reconocimiento en el 1904 por parte del Kennel Club Británico, en donde se empezaron a registrar los primeros ejemplares. Otra fecha importante es 1916 cuando se creó el Labrador Club of England, lugar de reunión para los amantes de estos perros, y que tenía como fin mejorar todos los aspectos de esta raza. En la actualidad existen muchos clubes similares en todo el mundo.

Apariencia física

El labrador es un perro de tamaño medio, el cual tiene un cuerpo compacto, fuerte y musculoso. Su espalda es recta mientras que el pecho es ancho y profundo. Por lo general es ligeramente más largo que alto.

Cuenta con una cabeza ancha y un hocico ancho y alargado. Las mandíbulas son fuertes y se caracterizan por una mordida de tijera. El stop es pronunciado.

Presenta unas orejas de tamaño mediano las cuáles cuelgan a los costados de la cabeza. Los ojos son de color café y castaño y tienen una expresión inteligente.

El pelaje es denso, corto y carece de ondulaciones. El labrador tiene doble manto, y el manto interior es impermeable y suave mientras que el manto externo es más duro y contribuye a mantener la impermeabilidad. Los colores aceptados para esta raza son amarillo, chocolate y negro. El tono del amarillo puede ir desde el crema claro hasta el rojizo. El estándar de la raza acepta manchas blancas en el pecho del perro.

La cola del labrador es gruesa en la base y termina en punta. Además, tiene un pelaje abundante que le brinda una apariencia redondeada.

Los machos suelen medir entre 56 y 57 cm hasta la cruz y pesar entre 27 y 37 kilogramos. En el caso de las hembras la altura suele estar entre 54 y los 56 cm y el peso entre los 25 y los 32 kilogramos.

Temperamento

El Labrador Retriever es un perro inteligente, amigable, leal, sociable y juguetón. Es una raza que resulta fácil de entrenar y resulta una buena compañía para cualquier persona que pueda dedicarle el tiempo y espacio necesario. Con estos perros, lo más recomendable es emplear estilos positivos de adiestramiento canino.

Por lo general, estos peros son amigables tanto con personas como con otros perros, sin embargo es necesario que sean socializados desde pequeños. Pueden ser excelentes compañeros para los niños.

El Labrador es una raza que tiene mucha energía y por lo tanto requiere de ejercicio constante. Debido a esto, aunque puede adaptarse a un apartamento, es importante que reciba largos paseos y juegue con otros perros.

Una de las características conductuales de esta raza es su afición al agua así como su predisposición al cobro. Gracias a esto último resulta sencillo enseñarle a traer cosas. 

Uno de los aspectos negativos del labrador es que requieren de atención constante. Por esta razón es importante educarlo desde cachorro para evitar problemas relacionados con ansiedad de separación y necesidad excesiva de atención.

Por lo general, estos perros tienen una adolescencia extensa, por lo cual no es la mejor raza para las personas que prefieren una vida sedentaria. Sin embargo, es la raza ideal para los que disfrutan de realizar deportes y actividades al aire libre.

A veces los labradores son muy impetuosos cuando se acercan a otros perros lo que puede causar incluso peleas con perros desconocidos. A pesar de esto, no es un perro que le guste pelear, y normalmente evita las peleas en la medida de lo posible.

Problemas de salud y esperanza de vida

Por lo general es una raza bastante sana que no tiene la tendencia a desarrollar enfermedades caninas comunes. Sin embargo, la gran popularidad que ha adquirido el labrador ha contribuido a dañar la cría responsable de esta raza ya que muchos criaderos se han dedicado a producir estos perros en masa y a realizar cruzas con individuos poco aptos a nivel mental y físico.

Algunas enfermedades que se presentan con cierta frecuencia en estos perros son la displasia de codo, displasia de cadera, obesidad y problemas de la vista.

Tienen una esperanza de vida de 10-12 años.

Cuidados específicos

  • Es una raza a la que hay que proporcionarle paseos frecuentes y ejercicio suficiente ya que es muy activa y tiene mucha energía.
  • Son perros que requieren de compañía constante ya que no soportan la soledad.
  • Idealmente el labrador debe vivir en una casa con jardín o en un apartamento en donde reciba tres paseos diarios que le permitan ejercitarse y socializar, ya que esta raza necesita jugar con otros perros.
  • Si es posible, el labrador puede nadar de vez en cuando ya que es una actividad innata para estos perros.
  • Es importante controlar la cantidad de comida que se suministra al labrador ya que tiene tendencia a aumentar de peso. Por eso no hay que dejarle el recipiente de comida lleno durante todo el día.
  • Debido a que pierde pelo de manera constante, es necesario cepillar al labrador con frecuencia, al menos una vez por semana. 
  • El baño puede realizarse cuando sea necesario.


0 comments:

Publicar un comentario