sábado, 12 de octubre de 2013

Gran Pirineo


perro gran pirineo

Historia

El Gran Pirineo o Perro de Montaña de los Pirineos como también se le conoce, es una de las razas más antiguas de que se tiene noticia. Ha sido utilizada durante casi 1000 años por los pastores vascos, principalmente en la zona sur de Francia (la ladera norte de los Pirineos), como perro guardan y de protección del ganado, principalmente ovejas. Gracias a su tamaño y apariencia imponente, fue el perro oficial de la corte francesa hasta que desapareció en el transcurso de la Revolución Francesa.

En la actualidad, esta raza se ha extendido por muchas países, y en Estados Unidos y Australia es sumamente valorada como perro guardián de grandes extensiones de terreno.
Hasta mediados de 1874, esta raza no estaba completamente estandarizada en su apariencia, con dos subtipos principales, el Gran Pirineo del Oeste y el Gran Pirineo del Este. Estos perros están relacionados con otras razas europeas de cuido de ganado, como el perro Akbash (Turquía), el Tatra (Polonia), el Kuvasz (Hungría) y el Maremma (Italia). De acuerdo a los expertos, el Gran Pirineo es un perro naturalmente nocturno y agresivo con cualquier depredador que pueda dañar su rebaño. Sin embargo, esta raza no es para nada agresiva con animales pequeños, jóvenes e indefensos debido a su instinto guardián natural.

Apariencia física

El Gran Pirineo es un perro de tipo moloso, aunque cuenta con rasgos más estilizados y menos redondeados en comparación con otros perros de su tipo. Es una de las mayores razas de perros existentes. Los machos suelen pesar entre 50 y 60 kilogramos y miden entre 70 y 80 centímetros hasta la cruz. Como ocurre con los perros, las hembras son más pequeñas, y llegan a pesar entre 40 y 50 kilogramos con una altura de 65 a 75 centímetros.

Cuenta con un pelaje largo y bastante grueso, de color blanco, el cual sin embargo puede tener manchas grises o de color crema en las patas, la cara y a veces en el cuerpo. Uno de cada cuatro ejemplares tiene el pelo totalmente blanco.

Una característica singular de esta raza es que tiene seis dedos en las patas posteriores en lugar de los cinco normales. Se cree que los criadores fomentaron esta característica para mejorar la tracción del perro en terrenos elevados.

Temperamento

Por naturaleza, el Gran Pirineo es confiado, gentil (especialmente con los niños) y afectuoso. Aunque puede ser territorial y protector de la familia o el ganado bajo su protección cuando es necesario, se caracteriza por un comportamiento calmado, paciente y leal. Sin embargo, también tiene un carácter fuerte, independiente e incluso reservado. Así mismo, es atento, valiente y fiel con sus deberes. El tamaño de este perro lo convierte en un guardián imponente. Un ejemplar de esta raza patrullará su terreno y puede alejarse si se deja suelto en un espacio abierto.

Debido a que es un perro nocturno y a que protege sus rebaños con ladridos, el Gran Pirineo tiende a ladrar en las noches a menos que se le entrene para lo contrario.

Debido a su temperamento independiente, este perro puede ser lento para aprender comandos, lento para obedecer y algo testarudo para entrenar. A pesar de esta terquedad relativa, es muy raro que el Gran Pirineo se vuelva a agresivo, sobre todo con sus dueños. Es desconfiado con los extraños, pero se tranquiliza su el dueño del perro se muestra confortable con la otra persona. 

En ciertos lugares aún se sigue utilizando para cuidar granjas y ranchos.

Problemas de Salud y esperanza de vida

El Gran Pirineo puede sufrir de problemas de salud menores, como entropión, osteosarcoma, Osteocondrosis disecante (OCD), problemas de la piel, cataratas, condrodisplasia y panosteitis. También tiene propensión a padecer problemas graves como la displasia de cadera canina (CHD) y luxación de la rótula. A veces, la raza puede ser susceptible a la atrofia muscular espinal, torsión gástrica, y otitis externa. Par identificar algunos de estos problemas, un veterinario puede recomendar exámenes regulares de la cadera, la rodilla y los ojos.

La esperanza de vida de este perro es de 10 a 11 años.

Cuidados específicos

Debido a su gran tamaño, consume más alimentos que otras razas. Además, muda el pelo con frecuencia, por lo cual necesita de al menos un cepillado semanal para conservarlo en buenas condiciones y así evitar la dermatitis. También es fundamental que los cachorros sean socializados y entrenamos en obediencia, ya que aumentan en tamaño en fuerza con rapidez. El entrenamiento debe buscar la eliminación de malos hábitos como saltar sobre las personas o tirar de la correa con fuerza cuando son sacados a pasear.





0 comments:

Publicar un comentario