lunes, 8 de julio de 2013

Temperatura ideal para el erizo

Uno de los principales cuidados que debe tener el erizo es el de la temperatura que debe permanecer alrededor de 25 grados Celcius. Su ambiente natural se localiza en zonas calurosas y por lo tanto su fisiología no está adaptada para soportar bajas temperaturas, a diferencia de otros animales que entran en estado de letargo durante los meses más fríos.

Debido a esto, en los países fríos los erizos no pueden dejarse sueltos en la casa o en el exterior ya que el dueño no puede controlar que la temperatura en cada rincón de su casa y mucho menos en el jardín sea la correcta. Con el fin de conservar la temperatura adecuada podemos emplear una serie de accesorios como los siguientes:
  • Termómetro: Es un instrumento indispensable para controlar la temperatura a la que está expuesto el erizo. Es preferible que sea electrónico y que tenga una memoria para que registre los valores máximo y mínimo.
  • Manta Térmica: Consisten en láminas finas de varios tamaños de acuerdo a la necesidad. Algunos cuentan con un termostato. Puede colocarse cubriendo la mitad de la zona exterior del cubículo del animal para que este puede ir a la otra mitad en caso de sentir demasiado calor.
  • Rocas calefactoras: Son rocas artificiales que tienen un resistencia interior para producir calor. No son recomendadas por expertos ya que pueden producir quemaduras.
  • Cables térmicos: Son cables hechos de silicona los cuáles en su interior tienen resistencias que van de los 15W a los 100W. Dependiendo de la potencia y como se coloquen las jaulas, un solo cable puede darle el calor suficiente a varios animales.
  • Lamparas de cerámica: Son lamparas colocadas como bombillas en portalámparas especiales para desprender calor de forma constante. No producen luz visible, solo radiación infrarroja (calor), lo que evita que interfieran con el ciclo vital del erizo. Hay lamparás de 50W a 250W. Pueden producir quemaduras en el erizo si está expuesto a ellas de forma constante.
  • Bolsa de calor: Puede proporcionar calor durante 20 horas y no necesita estar conectado a la red eléctrica. Unicamente hay que quitar la bolsa de plástico y esperar unos 10 minutos antes de usarlo.
  • Termostato: Este accesorio permite fijar una temperatura constante para el habitáculo del erizo. Si se sobrepasa la temperatura definida. el calefactor se apaga y cuando la temperatura desciende, se vuelve a activar automáticamente. Presenta varias ventajas:
    • Evita el sobrecalentamiento.
    • Permite ahorrar energía eléctrica.
    • Asegura una temperatura constante.


0 comments:

Publicar un comentario