jueves, 11 de julio de 2013

Higiene del erizo


Higiene de habitáculo y accesorios

Es necesario lavar y desinfectar el habitáculo donde tengamos al erizo de forma regular. Así mismo, tanto los comederos como los bebederos deben conservarse aseados para evitar que aparezcan bacterias u hongos que puedan enfermar al erizo. También hay que desinfectar otros accesorios como juguetes y la rueda. En el caso de la rueda, hay que limpiarla todos los días ya que el erizo suele emplearla como letrina.


Para mantener la higiene, hay que retirar las heces y la zona húmeda de la letrina. Una vez que el lecho muestre bastante uso, por un periodo de una a dos semanas, hay que botarlo todo y cambiar el sustrato.

Si se utilizan esterillas hay que lavarlas con la frecuencia que se considere necesaria y utilizando detergentes o suavizantes con poco aroma.

El baño del erizo

Dado que los erizos son animales limpios, no es necesario bañarlos muy a menudo. Por lo general, con bañarlos 2 veces al año es suficiente, aunque esto depende de que tanto se ensucie.

Para el baño debemos usar un champú neutro con un pH de 5.5, ya que se considera que la piel de los erizos se parece más a la nuestra que a la de los perros. Nunca se debe utilizar aceite de árbol de té ya que es tóxico para estos animales y puede producirles la muerte. Ta,mbién es necesaria una toalla y un cepillo blanco. El dueño puede emplear un lavabo, una bañera y un recipiente que sea suficientemente grande.

Hay que llenar el recipiente con agua tibia hasta un nivel en el cual el erizo aún consiga alcanzar el suelo con sus patas. Luego hay que frotarle el champú entre las púas con el cepillo y el abdomen con las manos. Se debe vigilar que el champú no llegue a los ojos para que el animal no experimente picor.

Para darle al animal un baño relajante hidratante, se puede utilizar polvo de avena, el cual se disuelve en el agua. Para esto se recomienda que el erizo tenga la piel muy seca o que esté mudando sus púas.

Hay que tener en cuenta que normalmente los erizos hacen sus necesidades cuando están en el agua, por lo cual hay que estar atentos.

Una vez que el animal esté bañado, hay que sacarlo muy bien con la toalla. Se puede emplear un secador pero hay que tener cuidado de no causarle quemaduras. Si dejamos al erizo resfriado puede agarrar un resfriado por lo que hay que secarlo inmediatamente.

Nota: Hay que tomar en cuenta que los erizos detestan el agua, por lo cual no se recomienda dejar al animal nadando con el recipiente lleno pensando que están pasando un buen momento. Esto les hace pasar un mal rato.

Corte de uñas en el erizo

Como a cualquier otro animal a los erizos les crecen las uñas y por lo tanto hay que cortárselas de vez en cuando. Para esto podemos emplear un cortauñas para humanos o uno especial para gatos. Puede ser una tarea delicada dado el pequeño tamaño del animal, por eso si tienen temor de causarles daño pueden llevarlo al veterinario para que lo haga por ustedes.

El corte de uñas puede realizarse después del baño, ya que las uñas están más blandas lo que hace que sea más fácil cortarlas. Hay que tomar la pata del erizo con la mano para que no pueda moverla, ya que si se mueve podría sufrir daño. Si el corte puede ser realizado por dos personas, es mucho mejor.

Las uñas de los erizos tienen una pequeñe vena, por lo cual si se hace un  corte en esa zona puede empezar a brotar mucha sangre. Si se produce sangrado se puede utilizar agua oxigenada junto con Betadine para detener la hemorragia. Se debe cortar únicamente en la zona transparente en donde no está la vena

Para no tener que hacer esta labor muy a menudo, podemos colocar una piedra o ladrillo, o un objeto similar para que le lime las uñas al animal cuando ande encima. Por supuesto que esto no librará al dueño del trabajo de cortarle las uñas al erizo, pero le dará más tiempo.

Aseo de las patas del erizo

Aunque al erizo no le gusta el baño ni el agua, es necesario limpiarles las patas las cuáles suelen mancharse cuando pisan sus propias heces. Para evitarles un rato de estrés ocasionado por el baño, podemos utilizar toallas húmedas para bebes con el menor olor posible. Estas toallas también pueden usarse para asear otras partes del cuerpo así como la salida que el animal deja en sus púas.

Otra opción para limpiar las patas es colocar al animal en un recipiente con un dedo de agua y dejar que camine sobre ella. El agua sirve para ablandar los restos de heces que tenga en sus patas lo que facilita la limpieza.




0 comments:

Publicar un comentario