jueves, 11 de julio de 2013

El Basset Hound

El Basset Hound


Historia 

El Basset Hound es un perro de origen inglés el cual desciende directamente del sabueso de San Huberto. Huberto era un noble aficionado a la cacería que se convirtió al cristianismo; fue canonizado y se convirtió en el santo patrón de los cazadores. El Basset Hound se desarrolló a partir de ejemplares de estos sabuesos que tenían un cuerpo fuerte, eran algo lentos y de miembros cortos. En su creación también se utilizó el Basset Artesiano de Normanda.

Debido a que eran superiores a la mayor parte de los perros de rastreo en la Francia del siglo XIX, fueron utilizados por toda la nobleza europea y se incorporaron a los planteles usados para la cacería, por lo cual llegaron a incidir en la creación de muchas razas. 

De ahí, fue trasladado a Inglaterra, país a donde fue importado por Lord Galway en 1866. Este noble llevó una pareja de Basset Hound provenientes del criadero del conde de Le Coutulex y los cruzó. A partir de este cruce se obtuvo una camada con cinco cachorros. A partir de 1872 la labor fue continuada por Lord Onslow quien produjo la primera jauría de esta raza.

Aunque esta raza tiene su origen real en Francia, es considerada una raza de Gran Bretaña tal como puede verse en el estándar de la raza de la FCI. 

Apariencia física 

Los Basset Hound tienen una altura de 33 a 38 cm hasta la cruz, cuenta con un pelaje corto que normalmente es tricolor (blanco, negro y miel), aunque también pueden encontrarse individuos de dos colores (negro y blanco o blanco y miel). En ocasiones nacen individuos de color blanco con patas rojas o con manchas rojas. En algunos casos también pueden ser grises. Algunas veces salen ejemplares con el pelaje largo, aunque esto no es una característica propia del estándar de la raza.

Una de sus características más llamativas son su orejas largas que llegan hasta el pecho. El cuello también es largo y tiene la piel floja con arrugas alrededor de la cabeza, lo que causa que tenga una mirada permanentemente triste. La cola es larga y erecta y tiene una curva.

Son perros muy largos, lo que les permite alcanzar cosas que otros perros de la misma estatura no podrían. Es un animal de miembros cortos con huesos pesados a pesar de su tamaño, y aunque sus movimientos son lentos, de ninguna manera resultan torpes. La forma de su cuerpo y su excelente olfato equipan al Basset Hound para seguir rastros a través de cualquier terreno.

Por lo general tiene un temperamento agradable, que no es ni tímido ni agresivo. 

Temperamento 

Tal como indica su apariencia, los Basset Hound son perros muy amigables y tranquilos aunque en ocasiones pueden ser bastante tercos. Es una raza muy cariñosa y leal que se lleva muy bien con los niños. Por lo general también son cariñosos con las personas que no conoce. Es un animal que prefiere comer y dormir a ejercitarse, por eso sus dueños deben ejercitarlos bastante para evitar el sobrepeso. Les gusta pedir la comida que el dueño está comiendo, y por eso este debe mantenerse firmes y no darles ninguna comida adicional.

Muchas personas consideran al Basset Hound un perro poco inteligente, lo que se debe principalmente a que es bastante obstinado y le cuesta acatar órdenes. Sin embargo, esto no es correcto, ya que si bien es cierto que resulta complicado educar a un Basset Hound, esto se debe a que es una raza que ha sido creada para seguir rastros y por lo tanto deben tomar decisiones de manera autónoma cuando persiguen un rastro, por lo cual les cuesta obedecer órdenes. A pesar de esto, esa autonomía les brinda una capacidad de decisión que por sí misma demuestra un grado de inteligencia notable.

Debido a su origen, es una raza que tiene un fuerte instinto de cacería por lo cual tienden a perseguir todo y a olfatear con frecuencia. También tienden a ladrar cuando desean algo o creen que su amo está haciendo algo incorrecto. Con respecto a los niños, se debe tener cuidado ya que pueden ser muy celosos y quieren que las caricias sean solo para ellos.

Problemas de salud y esperanza de vida 

Si se compara al Basset Hound con otras razas, suelen ser bastante sanos, aunque a veces pueden padecer enfermedades como la conjuntivitis o el glaucoma. Es importante que el dueño evite que el animal suba y baje escaleras con frecuencia o que salte y se ponga de pie a menudo ya que pueden sufrir de problemas de columna como hernias discales por ejemplo.

Se debe cuidar su alimentación y evitar darles grasas ya que con frecuencia experimentan ataques hepáticos. Son perros que les encanta jugar, pero debido a que son poco activos corren muy poco.

Tiene una esperanza de vida de 10-12 años. 

Cuidados específicos 

El pelaje de estos perros necesita cepillarse regularmente. El Basset Hound come con mucha frecuencia por lo cual el dueño debe vigilar su alimentación con el fin de que no padezca de sobrepeso, aunque tampoco hay que negarles la comida ya que tienen la tendencia a padecer de gastritis. Hay que darles de comer por lo menos dos veces al día, una vez en la mañana y otra en la tarde.

Sus orejas largas son propensas a sufrir de infecciones ya que las arrastra todo el tiempo. Por esto hay que limpiarlas frecuentemente con un trapo húmero o con algodón ligeramente bañado en alcohol. Se debe tener cuidado de que no caigan líquidos en el interior del oído ni en su vientre o sus patas.

Cuando levantamos al Basset Hound debemos recordar que su cuerpo es largo y pesado, por lo cual hay que hacerlo con cuidado para que no sufra ningún daño. La mejor manera es metiendo los brazos en medio de sus patas y alzándolo por el abdomen. 

El baño se recomienda cada dos semanas y hay que controlar la aparición de pulgas por medio de preparados especiales.




0 comments:

Publicar un comentario