martes, 23 de abril de 2013

Socialización del erizo


socialización de los erizos

¿Cómo ganarse la confianza del erizo? 

Los erizos son animales salvajes por lo cual antes que nada el dueño debe tratar de ganarse su confianza. La mejor manera para que el erizo se acostumbre a la persona y adquiera confianza para que no se haga una bola de púas cada vez que el dueño se acerca, es pasar bastante tiempo con él pero sin llegar a agobiarlo. Los expertos recomiendan compartir con él un rato cada día. La constancia es fundamental. Para acelerar el proceso se recomiendan algunos consejos básicos:
  • Es importante que el dueño sea paciente y constante. No puede esperar que los resultados se produzcan desde los primeros días.
  • El dueño debe pasar al menos 15 minutos con el erizo todos los días tanto antes como después de su socialización.
  • Nunca se debe coger al erizo con brusquedad, esto solo conseguirá asustarlo.
  • Colocar la jaula del erizo en una habitación en donde suele haber una persona. De esta manera, el erizo se acostumbra a la presencia de los seres humanos y al ruido ambiente.
  • Cada vez que agarre al erizo, el dueño debe lavarse las manos para que estas tengan el olor del gel o el jabón. Con esto, el erizo reconocerá a la persona por el olor ya que estos animales se guían principalmente por su olfato.

 ¿Cómo agarrar a los erizos?

Para agarrar al erizo el dueño puede aplicar tres técnicas distintas:
  • Acercarse con una mano hacia el animal y tomarlo por debajo, de forma tal que las manos formen una copa. Si el erizo está enfadado esta es la mejor forma de agarrarlo ya que de esta manera la persona no se pinchará con las púas cuando el erizo se haga una bola.
  • Agarrar al animal por el pellejo del cuello tal como hacen las madres con sus crías. Si el animal está erizado no es posible tomarlo de esa manera ya que los músculos se contraen y si la persona trata de agarrarlo así se va a pinchar.
  • Colocar una mano por debajo y otra por arriba, después se le da vuelta al animal suavemente de tal manera que quede hecho una pelota sobre la mano del dueño. Hay que tomar en cuenta que a algunos erizos no les gusta esta postura, por lo que solo hay que hacerla si al animal no le molesta.
Cuando agarren un erizo, no lo hagan de forma brusca ni lo muevan de un lado a otro. En primer lugar es un animal tímido y mucho más pequeño que nosotros por lo cual cualquier movimiento brusco de nuestra parte puede resultar muy desagradable para él.

Relación de los erizos con otros miembros de su especie

No es recomendable tener varios erizos juntos ya que son animales solitarios y no disfrutan de la compañía de otros miembros de su especie. Aunque en el caso de las hembras es posible tener varias juntas, esto no siempre acaba bien. Esto depende en gran medida del caracter y edad de cada ejemplar,  ya que si el dueño las acostumbra desde pequeñas seguramente no habrán problemas. Lo mismo ocurre con una madre con su hija. Sin embargo el dueño debe estar atento ya que pueden haber peleas.

En el caso de los machos, nunca deben estar juntos ya que acabarán peleando y se producirán heridas fuertes que pueden acabar mal para uno de los animales. Las hembras y los machos tampoco deben vivir juntos, ya que de lo contrario la hembra pasará embarazada constantemente y sufrirá de un rápido desgaste, además en ocasiones se come a sus crías junto con el macho. Es posible dejar machos y hembras juntos por un tiempo siempre y cuando el dueño se asegure que no ocurra la monta y que estén en territorio neutro o del macho para evitar una pelea. Pero si el objetivo es la reproducción hay que dejarlos juntos en el terrario del macho por al menos una semana.

Los erizos pequeños pueden estar juntos y con su madre por un periodo máximo de 8 semanas. No es conveniente dejar juntos erizos de sexos distintos, ya que a pesar de ser pequeños, puede ocurrir un embarazo prematuro.

Relación de los erizos con otras mascotas

Por naturaleza, el erizo no es un animal sociable pero normalmente no tiene problemas con otras mascotas. Usualmente su actitud es indiferente o a la defensiva.

En un inicio lo mejor es vigilar el comportamiento de ambos ya que un perro con toda seguridad se acercará al erizo para tratar de olerlo y tocarlo con la pata, mientras que el erizo se hará una bola para defenderse.

En el caso de animales pequeños como un ratón o un hamster no hay que confiarse, ya que en estado salvaje los erizos comen ratones en algunas ocasiones.


0 comments:

Publicar un comentario