sábado, 20 de abril de 2013

El PitBull Terrier


el perro pitbull terrier

Historia 

El American Pitbull Terrier es una raza de perros que en muchas ocasiones se confunde con el American Statffordshore Terrier, una raza con la que comparte el origen, pero de la cual difiere en algunas características como el estándar.

En los tiempos en que las razas de perros de foso estaban en su apogeo, el nombre de pitbull se empleaba con casi cualquier perro que se usaba en un deporte conocido como bull-batting,  el cual consistía en peleas de uno o dos perros en contra de un toro, así como también el ratting, que consistía en echar a un perro a un foso con ratas para ver cual ejemplar mataba más en menos tiempo.

Posteriomente se les empezó a utilizar para debilitar a las reses que iban a ser sacrificadas ya que la idea era que esto mejoraba el sabor de la carne, con lo cual se cambió la definición de los terrier de tipo bull, de grupo funcional de perros a racial. Con esto, se consolidaron las razas Bull Terrier, Staffordshire Terrier, American Pitbull Terrier y Staffordshire Bull Terrier que hay actualmente.

Durante el siglo XIX, en Inglaterra, Escocia e Irlanda se empezó a experimentar con cruces entre terriers y bulldogs ingleses con el fin de producir un perro que combinara la bravura y valentía de los terrier con el atletismo y fuerza del bulldog. 

Apariencia fìsica 

El American Pitbull Terry seier es un perro con una cabeza de longitud mediana que tiene forma rectangular. El cráneo es ancho y plano mientras que las mejillas son prominentes y carecen de arrugas. Por su parte el hocico es amplio, cuadrado y profundo mientras que las mandíbulas son robustas y prominentes. Algunos dueños cortan las orejas mientras que otros no. Sus ojos son redondos y de forma redonda, están situados en una posición baja y separados entre sí.

El lomo del Pitbull es fuerte y corto, ligeramente arqueado en la zona lumbar, que de acuerdo al estándar debe estar levemente elevada. La cola se estrecha hacia la punta y tiene una inserción baja. En cuanto a las patas, son grandes y de huesos redondeados, con cuartillas rectas y verticales. El pelaje es corto y aspecto y tiene una gran variedad de colores. El Pitbull es un perro mediano que tiene un peso de 16 a 27 kilogramos en los machos y 13 a 23 kilogramos en las hembras.

Temperamento 

A pesar de su mala reputación, los Pitbull son animales muy inteligentes. Si bien a estos perros juguetones se les ha acusado de ser asesinos en potencia durante los últimos años, en realidad se trata de una raza bastante sociables y con un carácter muy afable. En ocasiones estos perros pueden llegar a ser sumamente cabezones y tozudos. De hecho, cuando se empeñan en conseguir algo no descansarán ni pararán hasta conseguirlo. Sin importar lo alta que sea la meta, el Pitbull nunca se rendirá en su empeño y no desviará su atención hasta que el dueño se lo indique con una orden. Gracias a su inteligencia es capaz de aprender cosas nuevas.

El Pitbull también se caracteriza por la fidelidad que tiene hacia su dueño. Estos perros se desviven por sus amos y por poder complacerlos ya que para ellos es muy importante conseguir su aprobación. Por lo general, requieren mayor dedicación de parte del dueño ya que necesitan hacer una gran cantidad de ejercicio con el fin de de desfogar toda su energía. El Pitbull puede ser muy dominante con otros perros por lo cual es fundamental que sea socializado desde edad temprana.

Problemas de salud y esperanza de vida 

El Pitbull es uno de los perros más resistentes a las enfermedades, lo cual no significa que el dueño debe descuidar su salud. Debido a su naturaleza estoica y dura, en ocasiones suele sufrir en silencio lesiones de dientes, ligamentos o músculos rotos. 

Algunos ejemplares pueden llegar a padecer displasia de cadera o de codo, o llegan a desarrollar de manera exagerada los músculos y los huesos de los hombros. En ocasiones las hembras llegan a sufrir embarazos psicológicos. 

A pesar de tener el pelaje corto, son frecuentes los problemas debido a irritación y enrojecimiento de la piel y las alergias. Para evitar esto se recomienda la vigilancia constante y el cepillado diario. 

La esperanza de vida del Pitbull es de 10-12 años. 

Cuidados específicos 

Como con cualquier otra raza de perros, el pitbull necesita que su dueño esté al día con las vacunas del animal, además tiene que prestar atención a posibles problemas del corazón, padecimientos de la piel como hongos, sarna o eccemas así como parásitos tanto externos como internos.

De forma regular hay que llevar al pitbull al veterinario para hacer una revisión y comprobar su estado de salud. En cuanto al pelaje, no necesita de cuidados especiales. Es suficiente con el cepillado regular y con el baño cada vez que se ensucie.
En cuanto al ejercicio, es sumamente importante por lo cual el dueño debe sacar a pasear al pitbull al menos una vez al día por periodos prolongados de al menos una hora. Durante los paseos hay que cuidar que no pelee con otros perros, algo para lo cual esta raza tiene una tendencia natural. Debido a su caracter fuerte, el pitbull requiere de entrenamiento canino básico para poder controlarlo cuando sea necesario.


0 comments:

Publicar un comentario