miércoles, 20 de febrero de 2013

El Presa Canario


descripción del perro presa canario

Historia 

El Presa Canario es un perro molosoide que desciende del Dogo Español. Se sabe que tiene sus orígenes en Tenerife, en las Islas Canarias. Desde sus orígenes estuvo en estado salvaje en ese territorio y fue domesticado con el paso del tiempo para trabajar en labores de guardia y como perro de ganado. En los siglos XVI y XVII con la llegada de los ingleses y sus perros, los Presa Canario empiezan a ser empleados en peleas de perros. 

Este tipo de combates eran bastante populares en esa época, y los ganaderos consideran que en estos su orgullo estaba en juego. Finalmente en 1940 las autoridades a nivel internacional prohíben las peleas de perros. Sin embargo paradójicamente esto casi produjo la extinción de la raza ya que el interés en el Presa Canario disminuyó sustancialmente y dejaron de criarse. Por suerte, aficionados a esta raza se preocuparon y se esforzaron por preservarla. 

Durante los años 70, el Presa Canario adquirió popularidad nuevamente y empezó a extenderse por toda España y posteriormente por otros países. Para no incurrir en los errores del pasado, en 1982 los ganaderos firman una carta de autenticidad y crean el Club Español del Presa Canario.Finalmente, en 1989 se homologa el estándar propuesto por el club. 

Apariencia física 

El Presa Canario tiene un asombrosa condición física y una gran agilidad. Es un perro de tamaño medio, el cual cuenta con una espalda recta y corta y unos músculos fuertes marcados. También se caracteriza por un perfil recto. La cola de inserción alta, es flexible y ancha en la base, y se estrecha hasta llegar a la punta. 

La cabeza es de forma cuadrada y maciza mientras que el cuello es fuerte y musculoso al igual que el resto del cuerpo. Los dientes son poderosos y bien encajados. La nariz es de color negro intenso y ancha mientras que los ojos son grandes, ovalados y de color negro. 

Temperamento 

Es un excelente perro guardián y un buen compañero para sus dueños con los cuáles forma fuertes lazos y con los que disfruta estar todo el tiempo. El Presa Canario es cariñoso, protector y hasta dulce. Con los niños usualmente se porta muy bien, siendo un buen amigo y un fiel protector. Gracias a su gran condición física sus dueños pueden llevarlo a cualquier lado y compartir con él cualquier actividad física, la cual sin duda alguna disfrutará. 

No obstante, el Presa Canario también tiene su lado negativo. En ocasión puede ser testarudo, por lo cual no es recomendable para los principiantes. Es un perro con mucho carácter que puede ser dominante por lo cual requiere de disciplina y un trato firme para que pueda ser educado adecuadamente. Además, puede tener dificultades al tratar con otros machos con los cuáles puede enemistarse fácilmente. Es precisamente en esos momentos cuando el dueño debe aplicar mano dura pero sin excederse. Se deben recordar sus orígenes como perro de pelea, por lo cual no debe ser maltratado ya que esto solo lo convertirá en un perro agresivo. 

Normalmente es un perro afectuoso y noble, muy lejos del estereotipo que se ha creado a su alrededor. 

Problemas de salud y esperanza de vida 

Como todo perro de tamaño grande, el Presa Canario es susceptible a la displasia de cadera. Otros problemas de salud reportados incluyen luxación de la rótula, avulsión del tendón rotuliano, quistes cutáneos, epilepsia, osteocondrodisplasias, sarna, criptorquidia y leishmaniasis canina.

Esta última condición es descrita empíricamente como un padecimiento que tiene una alta probabilidad de presentarse en ciertas áreas de España y de acuerdo a los reportes su incidencia ha aumentado durante los últimos años, sobre todo en animales viejos y que viven en ambientes externos y en el nivel meso-mediterráneo.

Tiene una esperanza de vida de 11 años. 

Cuidados específicos 

El Presa Canario no requiere cuidados excepcionales si se compara con otras razas de perros. Necesitan de la atención constante de sus dueños y sufren bastante la soledad. Por esta razón, si se les deja solos o aislados durante mucho tiempo, pueden llegar a volverse agresivos e incluso automutilarse como una señal de desesperación. Antes de adquirir un ejemplar de esta raza, el dueño debe considerar el tiempo que requiere su cuidado y darle compañía. Debido a su condición física, es un animal diseñado para realizar actividades físicas intensas. Por ello, necesitan de espacios amplios en los que puedan correr e investigar con libertad.






0 comments:

Publicar un comentario