miércoles, 20 de febrero de 2013

El Pastor Australiano


Descripción del perro pastor australiano

Historia 



El Pastor Australiano es un peerro que a pesar de su nombre, no fue desarrollado ni se originó en Australia, sino que es posible que proceda del País Vasco. En 1800, algunos pastores de esa región emigraron y viajaron a Australia y Estados Unidos con sus perros pastores. Años después, estos perros afincados en el continente australiano fueron llevados a los Estados Unidos en donde se terminó de desarrollar la raza, la cua fue dada a conocer con el nombre de Pastor Australiano.
Durante el primero de mayo de 1980 se solicito la licencia para esta raza al American Kennel Club, la cual fue otorgada el primero de septiembre de ese mismo año. En noviembre de 1988 se fundó el Australian Catte Dog Club of America en California. 

Desde su introducción los Pastores Australianos han ganado popularidad tanto como animales de trabajo como mascotas. También se les conoce por otros nombres como dingos, "Blueys" (azulitos), "blue dogs" (perros azules), o "Heelers" (taloneros). 

Apariencia física 

El Pastor Australiano es un perro robusto, con un pecho ancho y un cuerpo más largo que alto. Cuenta con una cabeza ancha y larga, un stop bien definido y ojos con forma de almendra que pueden ser de color ambar, marrón, azul o una combinación de estos colores. Tiene orejas con forma triangular y de inserción alta mientras que la cola es recta y corta. El pelaje tiene una longitud media y puede ser ligeramente ondulado o recto. En la cabeza, las orejas y la parte delantera de las patas el pelo es corto y suave, mientras que en el resto del cuerpo es más largo, principalmente en el pecho y la parte trasera de las patas. En cuanto a la coloración puede ser negro, rojo, mirlo rojo y azul. 

En general, el Pastor Australiano es un perro de trabajo fuerte, compacto y simétrico. Combina fuerza, balance, potencia, agilidad y resistencia. No es un perro demasiado grande, pero tampoco es demasiado pequeño. 

Temperamento 

Si algo caracteriza a esta raza es ser un perro valiente, cariñoso, fiel, estable y siempre atento. Es un perro inteligente y muy trabajador el cual es adiestrado fácilmente. Disfruta jugar con los niños a los cuáles protege y normalmente se muestra desconfiado con los extraños. No le gusta estar solo ni encerrado dentro de la casa por muchas horas. 

Como su nombre lo indica, es una raza cuya función primordial es el manejo y cuido de ganado tanto en extensiones abiertas como cerradas. Siempre está alerta y gracias a su gran inteligencia, es un vigía confiable y capaz, el cual es devoto a su deber, lo cual lo convierte en un perro de trabajo ideal. 

Problemas de salud y esperanza de vida 

Es una raza fuerte capaz de adaptarse a distintos climas, además es resistente a las enfermedades. A pesar de esto puede sufrir displasia de cadera o una atrofia progresiva de la retina. En algunos casos, estos perros también pueden padecer de ceguera, cálculos de riñón o sordera. 

Cuidados específicos 

El Pastor Australiano es un perro con una energía tremenda, capaz de correr hasta 60 km por día. Por esta razón no se recomienda mantenerlo encerrado dentro de la casa. Lo ideal es que tenga a su disposición un jardín con la mayor amplitud posible. Además de esto, el dueño debe proporcionarle mucho ejercicio para que se canse de correr y distintas actividades para que no se aburra. Si no se le brinda suficiente ejercicio mental y físico, puede convertirse en un perro destructivo y nervioso.




0 comments:

Publicar un comentario