martes, 16 de octubre de 2012

El San Bernardo

perro San Bernardo


Historia


El San Bernardo es un perro de gran tamaño el cual se caracteriza por ser elegante, fuerte y de apariencia pacífica y amigable que podría calificarse incluso de bonachona. Por lo general, es un animal manso y afectuoso, el cual es bastante devoto con sus amos. Una de sus mejores cualidades es que es sumamente paciente con los niños por los cuáles siente especial atracción.


Es originario de los Alpes suizos y del norte de Italia y actualmente es el perro boyero más famoso junto con el Mastín del Pirineo. Esta raza desciende del moloso romano, el cual fue introducido por estos en los Alpes hace unos 2000 años. El antecesor directo del San Bernardo es el mastín de los Alpes (ahora extinto) el cual se mezcló con otras razas como el Gran Danés, el Terranova y el Dogo del Tibet.

El San Bernardo empezó a adquirir popularidad cuando fue criado por los monjes del Hospicio de San Bernardo para el rescate de viajeros perdidos en la nieve y la niebla. Se estima que más de 2500 personas fueron salvadas por estos perros e incluso a uno llamado Barry se le atribuye haber rescatado con vida a cuarenta personas.


Apariencia física


Esta raza se caracteriza por tener un cuerpo ancho, pesado, alto y con huesos duros. Los ojos son de tamaño mediano y de color oscuro y tienen una expresión noble. Las orejas son de tamaño medio y cuelgan a los lados de las mejillas. El San Bernardo posee un cuello musculoso, una espalda firme y ancha y una papada marcada. Las patas son rectas, los pies grandes y la cola extensa.

Actualmente hay dos variedades de San Bernardo: La de pelo largo y la de pelo corto. Ambas variedades tienen un gran tamaño y un aspecto noble con un cuerpo robusto, vigoroso y armónico. En ambos casos el pelaje suele tener un color marrón rojizo, marrón amarillento (anaranjado) y rojizo atigrado. Estos colores siempre están combinados con marcas blancas.

En cuanto a su tamaño, los machos suelen tener una altura hasta la cruz de 70 a 90 cm mientras que las hembras pueden medir de 65 a 80 cm de altura. Pueden llegar a pesar hasta 90 kg, un aspecto que deben tomar en cuenta las personas que desean adquirir esta raza.


Temperamento


Este perro se caracteriza por tener un carácter reposado, cariñoso y tranquilo aunque la mayoría del tiempo se muestra jovial. A pesar de esto, es importante educar a los cachorros con firmeza para que puedan ser controlados de adultos, ya que es una raza con mucha potencia. Un aspecto interesante de esta raza es que se relaciona muy bien con los niños con los cuáles se muestra protector, por lo cual se le conoce también como el "perro niñera". A pesar de que no es el perro más activo del mundo, debido a su gran tamaño necesita de un hogar que posea un gran espacio.

A pesar de su aspecto apacible puede llegar a ser dominante con otros perros, por lo cual es recomendable tener cuidado en este aspecto.

Puede llegar a ser un buen guardián gracias a su gran tamaño que puede ser intimidante para los extraños.

Problemas de salud y esperanza de vida


Debido al gran tamaño del San Bernardo y a la conformación profunda de su caja torácica, puede llegar a sufrir de torsión del estómago. Este padecimiento puede llegar a producirse debido a una comida abundante seguida de un movimiento de rotación axial del estómago. La única solución para este problema es una intervención quirúrgica. En este caso se requiere atención veterinaria inmediata ya que en caso contrario el perro puede llegar a morir.

Otros padecimientos que suelen presentarse con cierta regularidad en esta raza son la displasia de cadera, el entropión, el ectropión y problemas cardíacos.

La esperanza de vida en el San Bernardo es de solo 8-10 años, la cual es corta en comparación con otras razas, en especial las pequeñas.

Cuidados específicos

Esta raza requiere que el dueño tenga especial cuidado con la cara, ojos, párpados y con el pelaje, sobre todo en la variedad con pelo largo. Se recomienda que el San Bernardo haga ejercicio regularmente (pero sin excederse debido al riesgo de sufrir torsión de estómago) y que tenga a su disposición el espacio adecuado para su gran tamaño. En este caso se recomienda un área mínima de 150 metros cuadrados aunque lo ideal es un espacio de 300 metros cuadrados.

Es importante evitar que el perro llegue a padecer de sobrepeso durante su crecimiento, ya que esto puede agravar la tendencia de esta raza a sufrir displasia de cadera y de codo. También hay que evitar lugares cerrados o poco ventilados ya que debido a su gran tamaño y pelaje pueden tener un golpe de calor. Algunos ejemplares tienen una cardiomiopatía dilatada que no ha sido diagnosticada lo cual puede ser fatal si se les suministra algún sedante.

Una tarea que los dueños deben realizar regularmente es limpiarles las orejas y sacarles las legañas para que sus ojos y oídos tengan una buena salud.


0 comments:

Publicar un comentario