viernes, 13 de julio de 2012

El Bulldog Inglés


características del Bulldog Inglés

Historia

El Bulldog Inglés se originó en las Islas Británicas, y es descendiente de un antiguo mastín asiático. A este perro se le dio el nombre de Bulldog debido a su uso en el hostigamiento del toro y por su aspecto robusto similar al de este animal. En un inicio eran agresivos, feroces y valientes y eran capaces de atacar incluso toros adultos, por lo cual se los hacía pelear en la arena contra  toros hasta que la ley prohibió esta práctica en el siglo XIX. El bulldog atacaba desde abajo hacia arriba pasando por debajo del toro y con el objetivo de llegar al cuello, lo que hacía difícil para el toro poder defenderse. El Bulldog de hoy tiene un temperamento muy diferente al de sus antepasados, pero aún conserva una fuerte determinación.

 Apariencia física 

El Bulldog Inglés es un perro ancho, de tamaño mediano, compacto y con las patas cortas. El cuerpo y la cabeza son enormes, con exceso de piel tanto en el cráneo y la frente por lo cual cae en pliegues. Las mejillas se extienden a los lados de los ojos. El hocico es ancho, corto y con una parada amplia y profunda. La nariz negra es amplia, con ventanas grandes. Los ojos oscuros están hundidos. Las orejas son pequeñas, y delgadas. Las mandíbulas son grandes, muy amplias y con el labio superior colgante. Los dientes tienen una mordida fuerte.

La cola es recta o atornillada y llevada hacia abajo. El pelo es corto, liso, recto y brillante. Los colores del pelaje pueden ser atigrado de un tono rojizo (también vienen en otros colores), blanco sólido,  rojo sólido, beige, barbecho, café, amarillo pálido o una combinación de estos colores.

 Temperamento 

A pesar de la apariencia del Bulldogs Inglés que puede ser un poco intimidante, se encuentra entre los perros más gentiles. De todos modos es un peligro para cualquiera que ellos sientan es un intruso y de hecho pocos se correrían el riesgo de un encuentro cercano con un perro de estos. 

Se describe como un animal muy cariñoso y confiable, amable con los niños, pero conocido por su valentía y su excelente capacidad de vigilancia. Obstinados y decididos, esta raza puede ser muy persistente. Por esto, el dueño no debe darse por vencido fácilmente.

Los Bulldogs son mucho más que un perro buscando la atención humana, ya que es amado por los que lo tienen cerca, pero eso si, necesita de mucha atención de sus dueños para ser feliz. Algunos Bulldogs Inglés pueden ser un poco dominantes y necesitan un dueño que sepa cómo mostrar un fuerte liderazgo y entender el comportamiento canino.

 Problemas de Salud y esperanza de vida 

Son perros propensos a problemas respiratorios y algunos incluso tienen tráqueas pequeñas. Su vista suele ser pobre y por lo general es muy susceptible a un golpe de calor en climas cálidos o en habitaciones calientes y coches. También puede ser sensible al frío. Los cachorros a menudo necesitan de una cesárea a causa de sus cabezas grandes. Los defectos congénitos son comunes en algunas líneas.

El Bulldog inglés es propenso a infecciones de la piel, la cadera y los problemas de la rodilla. Suele presentar problemas de flatulencia, sobre todo cuando se alimentan de cualquier otro tipo de alimento que no sea su alimento regular. Su esperanza de vida tiene un promedio de 8 años. Algunos viven más tiempo, mientras que otros viven vidas más cortas.

Cuidados específicos 

El Bulldog Inglés es bueno para la vida en un apartamento. En ambientes de interiores son muy inactivos y podrán vivir bien sin la necesidad de un patio o jardín. Esta raza es sin duda un perro de interior. Los Bulldogs les gustan y se adaptan mejor a los climas templados, ya que esta raza puede descansar fácilmente en el clima frío y tienen problemas para refrescarse cuando hace mucho calor.







0 comments:

Publicar un comentario