sábado, 9 de junio de 2012

Los conejos y la zooterapia

Los conejos y la zooterapia



Se puede definir la zooterapia como una metodología sicológica y educativa que incluye técnicas en las que intervienen animales. Actualmente se usan en el tratamiento de niños con trastornos de desarrollo y retraso mental. Los trastornos generalizados son una serie de problemas graves que se originan durante los primeros 5 años de vida del niño y entre estos se puede incluir el autismo. 

En un programa de zooterapia la mascota juega un papel importantísimo en conseguir la apertura del niño hacia otras actividades que los demás consideraríamos normales, de tal forma que funciona como un fuerte estímulo. La zooterapia es de esta manera, una metodología basada en la estimulación por medio de la cual se favorece tanto el diagnostico correcto como el aprendizaje y la adaptación de menores con capacidades distintas a los demás. En la mayoría de los casos, para la zooterapia se emplean perros pero durante los últimos años se ha experimentado con gatos, conejos, caballos, delfines y otros animales.


Desde los inicios de la civilización, el ser humano ha convivido en cercanía con los animales. Sin embargo, la acelerada vida de la sociedad moderna ha cambiado la relación del ser humano con los animales domésticos ya que no existe tanta dependencia con respecto a estos. Sin embargo en algunos de los países más avanzados los animales domésticos han ido recuperando su valor como fuente de tranquilidad y compañía para muchas personas que encuentran en sus mascotas a los mejores compañeros que pueden tener. Incluso se ha comprobado que las mascotas son fuente de salud. 

Hay estudios que han comprobado que aquellas personas que crecen en compañía de mascotas tienen menos propensión a sufrir problemas de drogadicción o alcoholismo. Incluso algunos estudios estadísticos parecen sugerir que la presencia de mascotas parece disminuir los riesgos de sufrir alguna enfermedad. 

Esta relación entre la salud de las personas y la tenencia de animales domésticos nos brinda una excusa más para continuar con la estrecha relación que nos ha unido con los animales desde hace miles de años y hacerla algo más equitativa ya que no son pocos los animales que sufren de maltrato por parte del ser humano. 

Con base en esto, la zooterapia aprovecha el vinculo que suelen desarrollar los niños con los animales domésticos, de tal forma que estos logran lo que a veces ni la familia ni los profesionales pueden conseguir, es decir romper un tipo de esquema fijo de comportamiento que en el caso de estos niños puede ser bastante cerrado. Este tipo de comportamientos sobre todo en niños autistas ocasionan que estos se encierren en su propio mundo y tengan un contacto casi nulo con los demás. 

De esta forma, el animal consigue despertar el interés del niño y de alguna forma consigue relacionarse con el, logrando así un primer contacto muy importante. Una vez que el niño logra salir de su encierro, es más fácil lograr que se abra a otros ambientes por medio de su familia y la escuela. 

Uno de los campos en los cuales la zooterapia ha brindado mejores resultados es el autismo como ya se ha mencionado. Basicamente este es un trastorno generalizado que se caracteriza por dificultades en las comunicaciones sociales y el contacto con el mundo exterior. Hoy en día se considera que es un problema de origen genético y sus síntomas normalmente se presentan al año y medio cuando inicia el periodo de socialización del niño. 

De esta manera el niño está encerrado por un problema tanto de alteración sensorial como perceptivo, el cual le impide recibir los estímulos externos como lo hacemos los demás. Por ejemplo no es raro que no tengan siquiera el lenguaje para comunicarse con los demás, por lo cual está aislado y le cuesta más adaptarse a los cambios. 

Cuando un niño autista interactúa con un animal como un conejo, los terapeutas disponen de un recurso que les puede resultar de mucha ayuda. Por ejemplo, mediante fotografías y grabaciones de una sesión con un animal domestico, un diagnostico que podía tomar hasta dos meses puede ser resuelto en apenas una sola sesión. Cuando se usa terapia con animales, estos generalmente participan durante todas las sesiones y funcionan como un excelente estimulo terapéutico. 

Hoy en día existen un gran número de agrupaciones sin fines de lucro que se dedican profesionalmente a la zooterapia para personas con todo tipo de enfermedades y discapacidades. Entre los beneficios que puede producir la zooterapia están los siguientes: 

· Gracias al entretenimiento debido a la interacción con animales, el paciente se olvida de sus dolores y sus estados de depresión. 

· Se produce la estimulación de la producción de hormonas, endorfinas y células T. 

· Aumenta la autoestima de quienes usan la terapia con animales gracias al ejercicio físico, la actividad, la alegría y el optimismo. 

· Se promueve la interaccion del paciente con otras personas, con lo cual aumenta la socialización del paciente y disminuye la sensación de soledad que traen ciertos padecimientos como el, SIDA por ejemplo. 



Terapia con conejos:


Una de las formas de zooterapia que más se ha popularizado hoy en día es la terapia con conejos domésticos, los cuales son animales que se caracterizan por producir una gran ternura en las personas que los tocan, además son más fáciles de cuidar y de manejar en comparación con otros animales como delfines o caballos. 

La terapia con conejos no es por así decirlo un recurso tradicional, ya que en este caso el animal forma parte de las sesiones de terapia, sin embargo su mayor utilidad radica en que disminuyen la ansiedad de los pacientes lo cual hace posible que el terapeuta tenga un mayor acercamiento con este y pueda desarrollar con mayor rapidez un tratamiento efectivo para su mayor bienestar. De esta forma los pacientes, sobre todo los niños incrementan la comunicación con otras personas, aceptan mejor el contacto físico, disminuyen la sensación de estrés y se sienten menos solos. 


Razas de conejo usadas en zooterapia


Hay varias razas de conejos específicas usadas en zooterapia como por ejemplo el Dutch Fajado, el Mini Rex, el de collar o liso, el Holland Dwarf, el English Lop y el Rex entre otras. De las razas antes mencionadas podemos destacar principalmente el Mini Rex, el Rex y el Dutch debido a que son animales muy dóciles. 

Los conejos de raza Rex cuentan con un subpelo y un pelo extra corto, el cual tiene una gran sedosidad por lo cual el acariciar este animal de este tipo produce una gran relajación tanto para el conejo como en la persona que lo acaricia. 

Los conejos aptos para zooterapia deben ser animales muy simpáticos, alegres y que demanden cariño constante cuando están en contacto con las personas, sobre todo sus amos. Deben ser incluso capaces de dormirse encima de uno. 

El uso de conejos de estas características no se limita a pacientes que presentan problemas y capacidades distintas, ya que también pueden ser empleados por personas que buscan serenidad, calma, relajación e incluso distracción de las preocupaciones diarias. De esta forma para muchas personas los conejos son la mejor forma de relajación y les permite combatir el estrés de la vida diaria. 

Los dueños que descubrieron estos conejos, afirman que no se arrepienten de su decisión ya que su mascota es una fuente de alegría y calma constante. Claro está han sabido elegir el tipo de conejo más adecuado para su personalidad y el ambiente en que vive. 



0 comments:

Publicar un comentario