viernes, 6 de abril de 2012

Métodos erróneos para entrenar al loro

educación del loro


Nunca, repito, nunca use la violencia para disciplinar a su loro. Además del hecho que lo podría dañar, un loro jamás entenderá el concepto de que se le está enseñando ya que, por lo general, los loros no usan la violencia contra los miembros de la bandada en su medio natural. El único mensaje que captarían es que NO confiarán en usted otra vez.
Otra estrategia que tampoco funciona es poner al loro en su jaula o en una habitación oscura (posiblemente cubriéndolo también). Al recriminar al loro algo que ha hecho mal y en el transcurso de caminar por la habitación para "PONERLO" en la jaula, el pájaro YA se ha olvidado por qué ha hecho eso y porqué lo recriminas. Todo lo que entenderá es que lo picó y obtuvo esta recompensa: "¡Qué divertido!" Otra "recompensa dramática", como la llama Blanchard, es gritar "¡NO!" y moverles el pico. Los loros "luchan con los picos" cuando juegan, por lo tanto, esto es por lo general percibido como otra reacción del tipo "¡qué divertido!", en lugar de una medida disciplinaria.


EL ÚLTIMO RECURSO
"Qué pasa si he intentado todas las técnicas ‘correctas’ que se han mencionado y ninguna funciona. Mi pájaro se posa en mi mano y me picotea hasta el hueso. ¿Qué hago?" La respuesta como último recurso es poner a su loro en el suelo; déjelo que se quede ahí sorprendido por algunos segundos; diga "¡No!" mientras lo sube y luego hágale hacer la técnica de ARRIBA/ABAJO de la escalera de la cual hablamos anteriormente. Esto NO quiere decir que vaya a arrojar el pájaro al suelo; dije póngalo, colóquelo, en el suelo. 


Arrodíllese y póngalo en le suelo. Otras técnicas más abusivas y molestas como arrojar el pájaro al piso o pulverizarle agua en su cara pueden convertir a un loro gris africano ya nervioso y confundido en algo mucho peor. Usted le dará el mismo mensaje, así como le ayudará, al usar esta técnica no abusiva. Al loro no le gusta que lo pongan en el suelo, y usted se convierte en su salvador cuando lo levanta. Sin embargo, asegúrese de usar el sentido común. Si tiene otros animales o niños curiosos que andan dando vueltas por la casa, puede que el piso sea un lugar peligroso para su pájaro.


0 comments:

Publicar un comentario