domingo, 8 de abril de 2012

El conejo doméstico


conejo doméstico


Relación con los seres humanos

Si bien no es tan común como otros animales domésticos como perros y gatos, los conejos también pueden llegar a ser buenas mascotas que se adaptan perfectamente a la compañía del ser humano y que no requiere de cuidados excesivos, solo los básicos como una buena alimentación, limpieza de su alojamiento y otros. No obstante hay que entender que el conejo no es igual a un perro y posee características propias derivadas de su genética y del papel que normalmente ha desempeñado en la naturaleza como animal de presa.

A diferencia de los canes los conejos no han sido criados para confiar implícitamente en el ser humano por lo cual posee una relación distinta con su dueño. En cuanto a las razas de conejos domésticos los tenemos de diversos tipos, tamaños, colores, pelajes y hasta caracteres distintos de manera similar a otros animales domésticos.

Domesticación

Si se compara con otros animales que conviven con el hombre, la domesticación del conejo fue bastante reciente. De acuerdo a algunos datos históricos al parecer los romanos el siglo I antes de Cristo ya mantenían conejos en cautiverio para consumir su carne. Por su parte los franceses del siglo VI y X, sobre todo los monjes empezaron la selección de conejos con el fin de formar unos individuos que fueran más aptos para el consumo carnico. Esto se debe a que estos monjes tenían la costumbre de comer este tipo e animales durante el periodo de cuaresma ya que estaban incluidos entre los alimentos permitidos.

Sin embargo no es hasta el siglo XVI cuando comienzan a aparecer los primeros conejos con variaciones en su pelaje y por lo tanto las primeras razas domesticas definidas de este animal.

El conejo como animal de compañía

El conejo es un animal inteligente al cual es fácil entrenar para que realicen sus necesidades en una caja de desechos, que puede ser cualquier tipo de caja adaptada para ello. Además tienen una alimentación sencilla y relativamente barata compuesta de pasto, vegetales y frutas y a diferencia de otros animales son bastante silenciosos. Al contrario de lo que se cree no se recomienda tenerlos en casas donde habiten niños pequeños ya que estos suelen ser ruidosos y rudos y los conejos se espantan con facilidad.

En general los conejos son animales bastante sociales y llegan a convertirse en parte de la familia de la misma forma que los perros, gatos y algunas aves, además suelen llevarse bien con estos animales. De hecho no es extraño ver conejos jugando con un perro, un gato u otro miembro de su especie. No obstante la socialización puede llevar su tiempo y no resulta conveniente tener dos conejos machos en casa ya que suelen pelear por territorio.

Por su naturaleza son animales bastante nerviosos por lo cual suelen huir de los seres humanos, aún cuando son tenidos como mascotas. Por tal motivo es importante que los dueños les demuestren desde jóvenes que pueden confiar en las personas. A pesar de su tierna apariencia algunos conejos criados en cautiverio se pueden mostrar agresivos a las personas pudiendo llegar a morder, gruñir y aruñar. Esto puede ser causado por varios motivos:
·         Debido a que por un motivo están asustados.
·   Al ser animales muy territoriales pueden sentirse amenazados y defender lo que consideran su espacio.
·      Porque están agobiados y estresados y tratan de indicar que necesitan que los dejen en paz y les den tranquilidad.
·       Cuando alcanzan la madurez sexual los conejos suelen mostrarse más inquietos y si se ven frustrados en ese aspecto pueden mostrarse agresivos. Este comportamiento suele desaparecer con la castración del animal.



0 comments:

Publicar un comentario