lunes, 26 de marzo de 2012

La actitud a la hora de entrenar al loro

actitud al entrenar al loro



A la hora de educar a nuestro loro, lo primero que necesitamos controlar es nuestro humor y actitud hacia el ave. Así como podemos influenciar de manera negativa a otras personas cuando estamos tensos o enojados, nuestro loro puede verse afectado si comenzamos a entrenarlo con miedo, enojo o estrés ya que son animales muy sensibles. El ave simplemente no responderá en este estado, ya que los loros tienden a copiar el humor de la persona que la atiende constantemente, por lo cual hay que tratar de mantenerse calmado, felices y abiertos, tratando de darlo todo. Una vez que estemos de un humor positivo, podemos comenzar el trabajo con el animal.

Existen tres pasos básicos a la hora de entrenar a nuestro loro, los cuales deben ser aplicados de acuerdo a nuestro mejor criterio. No obstante hay que tener paciencia ya que no podemos esperar que el loro responda inmediatamente, de hecho al principio puede resultar algo frustrante. La clave aquí es entender que nada es perfecto e infalible y que las cosas puede que no resulten como queremos al inicio, por lo cual hay que ser perseverantes. Repitiendo con constancia el entrenamiento día con día llegará el momento en que nuestro esfuerzo será recompensado y el ave empezará a asimilar lo que le enseñamos. 

Como hemos mencionado varias veces, lo primero es que el ave confíe plenamente en nosotros, por lo cual debemos iniciar construyendo una base de confianza. Es imposible enseñarle algo a cualquier animal si no confía en nosotros. Comience con los tres pasos básicos de entrenamiento de forma lenta y tranquila, de tal modo que se asegure de restaurar la confianza del loro para que este aprenda todo lo que queremos enseñarle.

0 comments:

Publicar un comentario