martes, 20 de marzo de 2012

¿Como enseñar al loro a hablar?


Por varias razones, loso loros son una muy buena opción para las personas que desean adquirir una mascota. En primer lugar son dóciles, sociales y muy inteligentes. Así mismo, muchas especies tienen la capacidad de imitar palabras de nuestro lenguaje con suma rapidez, sin embargo es necesario saber cómo adiestrarlos. Debemos tomar en cuenta que estamos ante animales que ocupan cuidados muy especiales ya que al ser aves y estar encerrados en una jaula necesitan sentirse queridos y bien atendidos para que puedan vivir bajo las mejores condiciones.
De esta manera, la tarea de desarrollar la inteligencia de los loros y enseñarles palabras de nuestro lenguaje es una cuestión de tiempo y de paciencia, sobre todo en los casos de los animales que no estuvieron en contacto con los humanos desde pequeños. En estos casos, los loros se muestran menos receptivos a aprender puesto que no están acostumbrados a los humanos y al cautiverio. Así mismo, a la hora de enseñarle a hablar a nuestro loro debemos considerar los siguientes aspectos:


-No todos los loros quieren hablar

En algunos casos, el loro simplemente no le interesa aprender a hablar y de hecho no todos los loros aprenden a hacerlo. Estas aves son tan inteligentes y tienen tanto carácter que pueden decidir si quieren o no hacer esto, pero el que no lo hagan no quiere decir que sean tontos. Es más una cuestión de disposición que de inteligencia. Algunos ejemplares son más sociales que otros y están más dispuestos a socializar con las personas que los rodean tratando de imitar los sonidos que emiten. Otros por el contrario no tienen el mayor interés en esto. En esto, todo depende en gran medida de la personalidad de cada loro.

Si nuestro loro no desea hablar, lo más aconsejable es que no lo trate de forzar y no lo agobie ya que con esto lo único que logrará será romper el vinculo que hasta ese momento los ha unido con lo cual el animal empezará a rechazar su compañía. Si desea adquirir un loro que le guste hablar, lo mejor es que se informe acerca de las especies más adecuadas para este fin. En este caso, los loros que tienen más tendencia a hablar son los loros grises africanos, también conocidos como Yakos. Otras especies por el contrario, como los loros de cola larga no llegan a hablar nunca por lo cual resulta lo mejor es que el dueño no insista en ello ya que solo perderá su tiempo y le causará un estrés innecesario al animal.


-Cuando comenzar a enseñarle a hablar a su loro

Por lo general, los loros aprenden mejor cuando están en la infancia, particularmente cuando dejan de alimentarse con papillas por lo cual la enseñanza debe empezar en esta época. De esta manera, comienzan a acostumbrarse y lo toman como una parte normal de sus vidas. En caso de que haya comprado un ejemplar adulto, lo primero que hay que hacer es investigar si ha tenido alguien que le enseñe con anterioridad, y en caso que así sea averiguar hasta donde llegó el aprendizaje.

Hay que lograr que nuestro loro nos vea como un ser semejante y no como uno totalmente distinto. Algunas personas lo que hacen es darles una dieta parecida a la de los seres humanos. Esto no es fácil de conseguir cuando el loro se ha criado sin personas a su alrededor, ya que esto no le daría el significado que esperamos, y por lo tanto el vinculo que se establezca no va a ser de la misma intensidad que si se tratara de un loro criado desde pequeño por nosotros. Al igual que otras aves, los loros asimilan la especie a la que pertenecen durante los primeros días de vida, por lo cual el contacto humano durante esa etapa es sumamente importante.



-Trate de conseguir su confianza

Siendo los loros aves tan sensibles y nerviosas, lo primero que hay que hacer es acostumbrarla al nuevo entorno en el que van a vivir el resto de sus vidas, es decir a su casa, las personas, los ruidos, los objetos, etc. Una vez que el loro esté acomodado, esto significará que su nivel de confianza ha aumentado de manera considerable por lo cual ya estará dispuesto a trabajar con su dueño. Esta constituye la manera más sencilla de comenzar, ya que el loro verá a su dueño como un miembro más de su grupo al cual le puede tener confianza ya que no tratará de causarle el menor daño.

Es importante que situemos a nuestro loro en una zona de la casa que sea tranquila pero que a la vez sea transitada por los miembros de la familia. Debemos colocarlo a una altura que le brinde mayor seguridad, como por ejemplo a la altura de nuestra vista, ya que si lo ponemos más abajo, constituye un signo de inferioridad lo cual no resulta conveniente. Eso sí, tampoco resulta conveniente que el ave se sienta superior, lo cual hace importante que la pongamos a una altura equivalente a la nuestra.

No debemos permitir que el loro se sienta agobiado por lo cual hay que evitar que la gente se amontone a su alrededor a la espera de que diga algo ya que seguramente por él estrés causado por las personas se abstendrá de decir una sola persona. Así mismo puede decidir no formar parte de ese grupo de personas del que formamos parte lo cual puede afectar la relación entre el ave y nosotros.

En la siguiente fase, la persona que se va a encargar de enseñarle a hablar al loro debe pasar de forma constante por delante del ave y dedicarle unas cuantas palabras en un tono de vos bajo para que no se asuste. Debe emplear una entonación especial para que el ave se acuerde de ella. Una vez que consiga adaptarse a esto, comenzamos a repetir palabras delante suyo con mayor frecuencia para que comience a aprenderlas. En el caso que veamos que el loro no dice una sola palabra, nos podemos fijar en cual es su alimentyo favorito y se lo damos con nuestra mano hasta que coma con total confianza.



La paciencia, elemento primordial

Una vez que consigamos la confianza del loro, resulta mas sencillo conseguir que hable, pero como en todo requiere de tiempo. Es primordial que seamos pacientes ya que si carecemos de esta cualidad resulta sumamente complicado entrenar a un loro. Si queremos facilitar nuestra labor podemos usar una serie de pautas sencillas de seguir:
  • No le enseñe a silbar antes de que haya aprendido a hablar. Se recomienda que le enseñe a silbar al loro hasta que haya terminado de enseñarle a hablar, ya que el silbido es más sencillo y por lo tanto se negará a decir cualquier palabra. 
  • La primera palabra que se le puede enseñar al ave es “Hola” ya que es una palabra corta, la cual si es repetida muchas veces al día de forma clara y correcta, será facil de repetir por parte del loro. 
  • Hay que elegir el momento adecuado para que el loro ponga en usted toda su atención, ya que si no le escucha probablemente esté trabajando en vano. 
  • Es necesario dedicarle al animal, al menos entre 10 a 15 minutos unas dos veces al día. Para los ejemplares más grandes sin embargo, puede que sea necesario emplear mas tiempo. 
  • Frases específicas más complejas se deben enseñar en un momento determinado, cuando el ave se haya vuelto más expresiva. 
  • Resulta mas conveniente emplear la misma palabra base para cada cosa, así le será más fácil al ave asociar el aprendizaje con este término. Por mencionar un ejemplo, se puede asociar la comida con la palabra “quiero”, de esta manera ya se tiene la palabra base y solo tenemos que añadir otras más específicas como banano, manzana, papaya, etc. 
  • No resulta conveniente enseñarle al ave demasiadas palabras y frases al mismo tiempo, ya que puede sentirse confundida y agobiada. Lo mejor es irle enseñando al loro secuencias de palabras con la misma entonación en el mismo momento. 
  • Hable con el pajaro de las cosas que vea que le llaman más la atención, ya que de esta forma asociará el habla con cosas que le gustan y facilitará el aprendizaje.


0 comments:

Publicar un comentario