viernes, 24 de febrero de 2012

Los loros como mascotas

loras como mascotas

Hoy en día cada vez más personas deciden adquirir un loro como mascota, siendo los pericos, las especies de loros más populares entre los amantes de estas aves. No obstante hoy en día es posible encontrar en las tiendas de mascotas gran variedad de loros de todas especies los cuales se han hecho populares no solo por su gran belleza, sino por la capacidad que tienen para acostumbrarse a convivir con los seres humanos y en algunos casos para aprender distintas palabras que empleamos en nuestro lenguaje.
Hay algunos casos de loros que aprenden a repetir a la perfección gran cantidad de palabras y a realizar ciertas rutinas que causan la admiración de sus dueños y los han hecho objeto de estudio como es el caso del loro Alex y la doctora Pepperberg. No obstante los loros tienen sus particularidades y es importante que el futuro dueño las conozca para que pueda tener una buena convivencia con mascota. Esas peculiaridades pueden ser la diferencia entre tener un compañero que nos brinde cariño por muchos años o una mascota que solo nos dará dolores de cabeza. Como con cualquier cosa en la vida, es importante que la persona se informe.

Se puede afirmar sin ninguna duda que los loros constituyen una excelente compañía y pueden ser una buena mascota. Pero al igual que cualquier otro ser vivo requiere de condiciones mínimas para su bienestar como una buena dieta alimenticia, agua, higiene, espacio para desarrollarse y mucha atención y cariño constante. Como se mencionó en un apartado anterior lo mejor es adquirir un loro joven para que se acostumbre más fácilmente a su nuevo hogar y a su nueva familia.

 Los loros son animales ruidosos y probablemente respondan con fuertes graznidos ante cualquier ruido o situación que les provoque excitación como la televisión, el llanto de un niño, los gritos, las sirenas de las ambulancias, las bocinas de los carros y otros. Uno de sus mayores atractivos por supuesto es su capacidad para imitar nuestro lenguaje, lo cual ha incrementado con los años la demanda de estas mascotas. Esto ha hecho que algunas especies, sobre todo los grandes guacamayos lleguen a alcanzar precios exorbitantes lo que ha contribuido a ponerlos en peligro debido a la caza ilegal.

De hecho, hay especies de loros que están en peligro de extinción por la codicia de los seres humanos que no miden las consecuencias de sus actos y solo buscan obtener ganancias a costa de estas bellas aves. Por esto, si desea adquirir un loro lo mejor es comprar un ejemplar que haya sido producido en cautiverio (existen criaderos donde se reproducen algunas especies de loros) o al menos uno cuya especie no esté en peligro. Si se trata de una especie en peligro, debemos abstenernos de comprar un ejemplar de estos para no fomentar este tipo de comercio ilegal e inhumano. 

Siguiendo con las características de los loros como mascotas. Hay que entender que en ocasiones no son mascotas para toda la familia ya que pueden desarrollar preferencias por algún miembro de la familia e ignorar e incluso rechazar a los demás. Por eso, hay que tratar de que el loro se relaciones con todos en la casa para evitar situaciones desagradables. Esto no evitará que tenga algún favorito o favoritos, pero ayudará a que el ave aprenda al menos a tolerar a todos los habitantes de la casa.

Si un loro va a ser adoptado como mascota por una familia, es importante que todos los miembros aprendan como convivir con un animal de estos, para que puedan tratarlo de la mejor manera posible y puedan convivir con el. Si vamos a adquirir un loro como un regalo para un familiar o un conocido, antes debemos asegurarnos de las intenciones que tiene esa persona con el animal y si tiene tanto los recursos como el espacio suficiente para cubrir las necesidades del ave.

 Antes que nada debemos informarle a esa persona de todo cuanto sepamos sobre los loros y hacer que se anime para que aprenda por sí mismo. Es importante hacerle entender las ventajas y desventajas de tener un loro como mascota.

En caso de que el loro sea para un niño pequeño, sea nuestro o de otra familia debemos hablarle al niño para que entienda lo que significa cuidar un loro. En caso de ser el hijo de otra persona, hay que hablar con los padres para que estén enterados lo máximo posible sobre los loros y así ayuden a su hijo a tratarlo y cuidarlo mientras el niño aprende a relacionarse con el y le toma cariño.



0 comments:

Publicar un comentario