viernes, 30 de diciembre de 2011

Gato Siberiano

gato siberiano

Historia

El gato Siberiano, junto al Bosque de Noruega y el Main Coon, es el tercer integrante de las llamadas razas de “gatos de bosque”. Este gato está provisto de un largo pelaje, bastante denso e impermeable, el cual le ha permitido vivir en ambientes de clima frio.
El Siberiano se origino en las grandes zonas boscosas de Rusia y Ucrania en donde son usados como animales domésticos desde hace siglos si bien en el resto del mundo son poco conocidos. En los tiempos de los zares, los gatos Siberianos se veían comúnmente en los palacios en donde se encargaban de los ratones. Finalmente la raza fue reconocida de manera oficial en 1987.


Apariencia física

El gato Siberiano es un animal grande y de cuerpo macizo el cual cuenta con unas patas largas y musculosas. Sus pies son redondos y robustos y cuentan con mechones de pelo entre los dedos. En cuanto a su pelaje es semilargo, brillante y espeso, siendo más largo tanto en el cuello como en las patas traseras. En cuanto a los colores, se admiten todas las tonalidades con la excepción del lila, el fawn, el chocolate y el canela. A los ejemplares colorpoint se les denomina Neva Mascarade.

Temperamento

El gato Siberiano posee un temperamento tranquilo y afectuoso, si bien no es precisamente sumiso debido a la herencia de sus antepasados salvajes. A pesar de esto es un animal sociable y comunicativo que se lleva bien con los niños y con otros animales domésticos. A este excelente gato domestico le gusta trepar y efectuar salidas al exterior para realizar expediciones de cacería.

Problemas de Salud y esperanza de vida

Para aquellas personas que normalmente son alérgicas al pelo de gato, el Siberiano es ideal ya que el pelo y caspa que produce no contiene la proteína que causa la alergia a estos animales.
Normalmente el Siberiano no padece ningún tipo de anomalía física asociada a la raza. Se trata de gatos muy saludables y resistentes, lo cual lógicamente es el resultado de siglos de selección natural a la que fue sometida la raza.

Cuidados específicos

Gracias a que es un gato bastante vigoroso, el Siberiano no requiere de una atención demasiado rigurosa, basta con cepillarlo con frecuencia para evitar los nudos, sobre todo en las subcapas del estomago. En caso de que se quiera bañarlo, hay que hacerlo en seco y con productos adecuados, ya que el agua podría ocasionar que pierda la impermeabilización.

0 comments:

Publicar un comentario