lunes, 12 de diciembre de 2011

Gato Mau Egipcio

Gato Mau Egipcio

Historia

El gato Mau Egipcio es originario del antiguo gato salvaje africano. En el antiguo Egipto se les consideraba animales sagrados y de hecho están representados en múltiples muestras del arte egipcio. Su nombre proviene de la palabra Mau, que en egipcio significa gato. Se dice que la famosa Cleopatra siempre iba acompañada de un Mau Egipcio.

Esta raza finalmente arribó a Europa durante los años cincuenta, siendo la princesa Natalia Troubetskoye la que los llevo desde El Cairo a Italia. Fue precisamente en este país europeo donde se inició su cría. A finales de la década la raza fue oficialmente recocida, sin embargo en Estados Unidos esto no ocurrió hasta 1968.

Apariencia física

El gato Mau Egipcio es un animal de tamaño medio, con un cuerpo elegante y a la vez musculoso. Sus patas traseras son finas y más extensas que las delanteras. Por su parte la cabeza tiene forma triangular y los ojos son grandes, de forma almendrada y presentan diversos tonos de verde claro. La frente siempre cuenta con una marca en forma de M.
El pelaje es fino, corto y sedoso. En realidad hay cuatro variedades de pelaje, siempre atigradas:
  • Gris con manchas negras.
  • Plateado con manchas grises.
  • Bronce con manchas marrones.
  • Amarillo con manchas grises o marrones.


Temperamento

Normalmente el Mau Egipcio es un gato muy individualista, el cual se muestra reservado con quienes no conoce, si bien con sus dueños es muy cariñoso. Es capaz de adaptarse con facilidad a la vida interior, siempre y cuando pueda realizar pequeñas escapatorias que le permitan recorrer los alrededores y realizar actividades de caza.

Problemas de Salud y esperanza de vida

Por el momento no se han descubierto ningún tipo de trastornos físicos característicos del Mau Egipcio ya que es una raza muy sana. Sin embargo, suele ser sensible a las bajas temperaturas y a los cambios bruscos de temperatura ya que proviene de una zona de clima muy caliente como es Egipto. Suele vivir entre 10 a 15 años.

Cuidados específicos

Debido a que es un gato muy sano, el Mau Egipcio no ocupa un cuidado muy riguroso, basta con cepillarlo y bañarlo de forma esporádica. Además de los cuidados regulares que requiere como cualquier otro gato, hay que protegerlo de las temperaturas extremas y cambios bruscos.

0 comments:

Publicar un comentario