miércoles, 20 de julio de 2011

Gatos y niños


gatos y niños

La mayoría de los niños quiere una mascota ya sea un perro, un gato, un hurón, un hamster, un conejo o pez dorado el estar a cargo de otro ser vivo puede ser una experiencia valiosa y enriquecedora para el niño que le ayudará a desarrollar su personalidad a aprender el respeto y el amor a los animales, la responsabilidad etc. Pero esta experiencia puede ser un desastre si no se toman en consideración ciertos detalles:

Que gato elegir según la edad del niño

No es lo mismo regalarle un gatito a un niño de 8 o 10 años que se puede encargar de él que regalarle un gato a un bebé de dos o tres años que lo verá más como un juguete y podría terminar lastimando al gatito o lastimándose él. Si el gato es bebé,hay que tener extremos cuidados con él son muy frágiles un abrazo muy fuerte una caída de poco altura puede ser inclusive mortal para él.

Lo ideal si es que no tienes un gato y quieres regalarle un gatito a tu hijo pequeñito es que sea un gato adulto es decir mayor de un año ,ojalá de dos años en adelante...la razón es que a esa edad los gatos son más tolerantes con los bebés y tienen más paciencia con sus travesuras, pueden irse si ven que el niño los esta lastimando cosa que no son capaces de hacer los cachorritos, ya tendrá hábitos de limpieza y aseo formadas y no necesitarás vigilarlo las 24 horas para ver que haga donde debe hacer y esas cosas.

Cuando vayas a elegir un gatito adulto averigua de donde viene que antecedentes tiene muchas veces mueren los propietarios y el gatito queda abandonado y es muy difícil para un gato adulto ser adoptado, la gente le llama la atención de la ternura de los gatitos bebés, pero si tu ya tienes un bebé humano en casa es mejor siempre que optes por uno adulto así no terminarás criando dos bebés.

Reglas del Juego

Marca muy bien las reglas para los juegos entre el gato y el niño, ambos deben saber y reconocer que límites tienen, el niño debe tener claro que el gato no es un juguete que si le tira las orejas o la cola le va a doler y le va a causar daño y que el gato no siempre va a hacer lo que él quiera y deberá aprender a manejar desde ya sus frustraciones y a respetar a los otros seres, cosa que en la vida más adelante le será muy útil el entender que no siempre va a conseguir lo que quiera y que tampoco puede obligar a otros a actuar como él desea.

Muchos movimientos de los niños, saltos, gritos y movimientos bruscos asustan a los gatos, tratar de que el niño no los haga cuando este cerca

Tampoco son muñecas, son gatos, si bien hay muchos gatos que tienen paciencia y toleran que sus mini dueños les pongan ropa y los vistan una gran mayoría no lo soporta, así que si el gato no quiere no alienten a su hijo a que lo haga puede que el gato aguante un par de veces, pero tarde o temprano se aburrirá y arañará o morderá.

El gato además tiene que tener claro donde puede entrar, donde no puede cual es su lugar de juego, su plato de comida que debe comer en él y no del plato del niño

Tomar en brazos al Gato

Enseñarle detalles simples, pero útiles por ejemplo como tomar en brazos a un gato, muchos niños toman a los gatos como cuando se toma a un bebé o a un muñeco para acunarlo, esta posición es no sólo incómoda para el gato sino también dolorosa, ya que se le está doblando la comuna vertebral y puede hacer que el gato por soltarse termine arañando la cara del niño para tratar de huir.la foto indica la forma correcta de tomar a un gato.

Así mismo a los niños les encanta andar con los gatos en brazos, pero los gatos al poco tiempo se aburren y empiezan a reclamar, nunca se debe obligar a un gato a permanecer en brazos a la fuerza ya que se volverán agresivos, es importante recalcar esto si el gato mueve la cola o gruñe, el niño debe traducir que significa no quiero jugar más déjame tranquilo

No a todos los gatos les gustan las caricias y el exceso de mimos, a muchos no les gusta que les toquen la barriga y reaccionaran molestos si insisten en acariciarlos donde no quieren.

0 comments:

Publicar un comentario