miércoles, 29 de junio de 2011

Síndrome de gato alfa

gatos dominantes en el hogar


Se considera que los gatos son criaturas amigables y tiernas, que necesitan del cuidado y cariño permanentes, que ronronean al lado de su sillón mientras Usted descansa o lee su periódico. Pero no todos los gatos son tan bonitos y confiables. Algunos tienen un obvio comportamiento autista y el no deseo de comprometerse con sus dueños.

Ellos son los gatos alfa. Son líderes de naturaleza y se rehúsan a someterse y tratan de controlar cualquier situación. A esos gatos les gusta pedir de comer cuando ellos quieren y lo que quieren, solo unas pocas veces se dejan tocar y solo en periodos muy limitados, se quejan si se les hace alguna observación. También piden atención cuando a ellos se les ocurra y quieren acceder a todos los lugares de la casa. El gato alfa no les pertenece, más bien al revés. Usted le pertenece al gato, por lo menos así lo piensa.

El gato alfa lo presiona y lo provoca. Puede morderle la nariz o el dedo para obligarlo a levantarse de la cama. Pueden maullar exigiendo la comida hasta que usted cede. Pueden gruñir si se acerca demasiado a su comedero mientras se alimenta, algunos también defienden sus juguetes y sus escondites. Y ¡cuidado! si piensa alzar un gato alfa cuando no está de humor – muerde y araña.

Probablemente es signo principal de síndrome es la agresión evocada por caricias. Por más que estos animales pueden pedirle caricias, no será por mucho tiempo. Y cuando decida que las caricias que le ha dado son suficientes, los ojos se estrechan y la cola empieza a moverse de un lado a otro. Estos son los signos de la catástrofe que está por llegar. De repente puede golpearlo, morderlo, arañarlo.

¿Qué hacemos? En realidad, hay que demostrar al gato quién manda y quién decide, quién le provee todas las comodidades. Solamente así puede cambiar su actitud hacia usted y demostrar respeto y aceptación. El slogan de su trabajo para cambiar el comportamiento de su mascota tiene que ser “Así no se obtiene nada”. Este trabajo estará basado en que el gato tiene que ganar con su mejor comportamiento lo que desea y lo que necesita.

  •  No ceda. Haga una lista de situaciones en las cuales su gato se torna agresivo y evite a propósito estas situaciones. Si su gato lo muerde tratando de levantarlo de la cama, échelo a la noche de su dormitorio. Los primeros días se recomienda el uso de tapones para los oídos, pero dentro de pocos días el periodo de perseverancia se terminara. Si su gato lo muerde cuando lo alza, no lo agarre hasta que empiece a portarse bien. También aprenda a reconocer signos de irritación y limite sus caricias para no legar a los extremos.
  • Ejercicios. Por más que existe el rumor de que no es posible entrenar a un gato, no es cierto. Es mejor método de entrenamiento es gracias a los sonidos (clics) para condicionar los reflejos. Así, primero hay que enseñar al gato que el clic se relaciona con algo agradable (alimento). Luego tiene que aprender que puede provocar un clic realizando ciertas acciones. El gato recibe el alimento sólo si cumple con lo que se le exige.
Por ejemplo, usted quiere que el gato se sienta. Primero haga el clic y luego le da el alimento sin que se siente. Luego dele el alimento cuando se sienta solo, sin que le ordenen. Cuando el gato entiende que el sentarse provoca un clic, agregue otros estímulos, como la orden verbal “Siéntate”. Ojo! Se fatigan rápidamente, por lo que conviene enseñar una orden por mes.

No lo alimenten si no hace nada. El gato tiene que comer dos veces por día. Cuando llega la hora de la comida el gato estará hambriento. Ordénele que se sienta antes de hacer el clic y póngale el comedero con alimento. Así la alimentación también será un honorario o recompensa. Es fácil: no cumplís con la orden-no obtienes la comida ni siquiera a la hora adecuada. Si su gato aprendió a sentarse, entonces el cumplimiento de la orden no será difícil. De lo contrario la falta de comida 2 o 3 veces incrementara el hambre y la probabilidad de cumplir con la orden. El cumplimiento de órdenes antes de la comida es el indicio de respeto y de buenas modales de su gato.
  • Las caricias. Hay que acariciar al gato en forma limitada para desarrollar la necesidad de su atención. Las caricias y la atención se ganan, por ejemplo, con cumplimiento de la orden verbal o gestual. Esto es muy conveniente para los gatos que responden agresivamente a las caricias. Por más que el gato gano sus caricias, tenga cuidado y preste atención a su comportamiento. Si los ojos se estrechan y la cola se mueve es hora de terminar. Para evitar esta situación las caricias tienen que ser cortas y nunca trate de predisponer a su gato con las caricias cuando este está agresivo.
Esconda los juguetes y déselos solo cuando lo merezca. Déjelo jugar hasta que pierda el interés hacia el juguete, luego esconda el juguete de vuelta. Los juegos son un perfecto entretenimiento para su gato y un modo de sacar la energía. El gato también debe ser digno de este entretenimiento. No reaccione si el gato trata de llamar su atención. Hágase el sordo. Váyase, desaparezca. Hágalo después, cuando le plazca a Ud. y solo como recompensa por el buen comportamiento. Si su gato trata de morderlo o se comporta de un modo agresivo, déjelo solo un par de horas. Si el comportamiento escandaloso hace que pierda su compañía, con el tiempo entenderá que Ud no es un juguete grande y que no quiere ser visto como tal.

5 comentarios:

  1. Horrible nota, desconocimiento absoluto de la especie felina, no tienen estructura social. Lamento mucho esto porque desinforma, en una especie de por si complicada ya que es la unica territorial que nos acompaña

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo con María Paz, la nota no es congruente y coherente, tengo gatos y son lo más lindo del mundo, tiernos educados,etc

    ResponderEliminar
  3. los comentarios anteriores son errados, primeramente estamos hablando del sindrome Alfa que lo tienen algunos gatos, no todos, yo tengo uno con ese sindrome y es exactamente como detalla el articulo, solo tienen que leer sobre Gatos Alfa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, yo tb tengo otro alfa, encantador, listo, cariñoso, le adoro y tal cual dicen, tiene ese carácter. Con el juego, cogerlo, comer, etc. Paciencia al principio y respeto siempre por el animal, conseguirás que te vea como un igual 😍

      Eliminar
  4. los comentarios anteriores son errados, primeramente estamos hablando del sindrome Alfa que lo tienen algunos gatos, no todos, yo tengo uno con ese sindrome y es exactamente como detalla el articulo, solo tienen que leer sobre Gatos Alfa.

    ResponderEliminar