domingo, 29 de mayo de 2011

Los felinos

El término felinos es un nombre que se aplica a una familia de animales totalmente carnívoros que pertenece a la clase de los mamíferos. Son animales perfectamente adaptados para vivir como depredadores ya que poseen un cuerpo fuerte, ágil y ligero además de supersentidos, con una vista, oído y olfato muy desarrollados. Cuentan con garras retráctiles y dientes que están diseñados casi a la perfección para cortar la carne de sus presas y matarlas.

Actualmente se les puede encontrar en todos los continentes con la excepción de Oceanía y la Antártida. Los miembros de esta clase están caracterizados por contar con un cráneo ancho y pequeño, con una cara corta y orejas erguidas las cuales pueden ser giradas horizontalmente de modo que el animal las puede utilizar para localizar más efectivamente la procedencia de los sonidos.

Los felinos están equipados con mandíbulas fuertes y poderosas que casi no mastican la carne que ingiere el animal. Todos los felinos son digitígrados, esto significa que caminan sobre la parte posterior del pie y los dedos. Las patas delanteras tienen cinco dedos mientras que las traseras solo cuatro y están provistas de almohadillas que le permiten al felino caminar casi sin hacer el más mínimo ruido. Estas almohadillas también tienen el propósito de ocultar poderosas uñas largas y afiladas, las cuales son completamente retractiles, a excepción del guepardo cuyas uñas siempre están afuera para ayudarle a correr.

La mayor parte de los felinos concentran su actividad durante el atardecer o el amanecer si bien en ocasiones también cazan de noche o en pleno día ya que son oportunistas. Sus ojos cuentan con la capacidad de adaptarse a los cambios bruscos de luminosidad lo que les permite ver con claridad en la noche, bajo condiciones en las cuales un ser humano no vería absolutamente nada. Esto les brinda una gran ventaja sobre sus presas. La mayoría de los felinos son cazadores solitarios a excepción del león que vive en grupos familiares. Su éxito como cazadores se debe en parte a su vista y oído agudos ya que el olfato si bien esta desarrollado, lo emplean sobre todo para examinar a su presa y para reconocer el territorio marcado con orina por otros machos de su especie.

En todas las especies de felinos el macho es más grande que la hembra que generalmente tiene la misma coloración y generación que este. Los felinos no forman parejas estables, ya que el macho se aparea con todas las hembras que viven en su territorio, el cual es más grande y abarca a más de una hembra y sus crías.
Dependiendo de la especie, el número de crías por camada puede variar entre 1 y 6 cachorros los cuales desde su nacimiento dependen de la madre para cuidarlos, alimentarlos y enseñarles a cazar ya que nacen prácticamente desvalidos.

En la actualidad se han clasificado alrededor de veinte géneros y casi cuarenta especies de felinos tanto grandes como pequeños. De hecho los felinos vienen en todas las formas, tamaños y colores imaginables. El más grande y poderoso de todos ellos es el tigre siberiano, un hermoso animal que puede alcanzar en algunos ejemplares, más de 300 kilogramos de peso. El más pequeño de los felinos es el gato salvaje que es similar en aspecto y tamaño al gato domestico.

Como ya se mencionó, los felinos poseen ojos mejor adaptados que los del ser humano para captar luz en ambientes poco iluminados, de hecho los gatos pueden ver con una luz seis veces más baja de la que necesita el hombre. Conforme disminuye la luz, los felinos empiezan a confiar más en los bigotes como medio para explorar el ambiente que los rodea.

Gracias a su oído interno, los felinos cuentan con un increíble sentido del equilibrio el cual les permite corregir su posición aunque estén en mitad del aire gracias a lo cual pueden aterrizar primero sobre sus patas.
Muchas personas no saben que no todos los felinos rugen, de hecho los únicos que lo hacen son los que pertenecen al género Panthera formado por los tigres, leones, jaguares y leopardos. Las demás especies de felinos se limitan a transmitir sus advertencias por medio de gruñidos, siseos, ronroneos y ruidos similares.

ESPECIES DE FELINOS:

En la actualidad los expertos piensan que la familia de los gatos salvajes puede ser dividida en tres subfamilias básicas:
  • Panthera: Formado por los cuatro grandes felinos, es decir el tigre, el león, el jaguar y el leopardo.
  • Felinae: Esta subfamilia está formada por los gatos pequeños de las cuales hasta ahora se han descubierto 30 especies. También incluye al puma el cual si bien es un felino de tamaño respetable, no puede rugir.
  • Acinonychinae: Conformado únicamente por el guepardo, una especie en sí misma.
La familia de los felinos abarca a varios de los animales más extraordinarios del planeta gracias a su gran belleza, fuerza, velocidad, estructura física y comportamiento. Si bien comparten muchas características en común, cada especie presenta sus propias características. Entre los felinos, la especie más conocida y abundante es la del gato doméstico que acompaña a la especie humana desde hace miles de años.

El gato doméstico es un animal sumamente elegante, cariñoso, inteligente y posee condiciones físicas sorprendentes como una gran agilidad. Sin importar la raza, siempre que reciban un buen trato, los gatos son fieles y cariñoso con el dueño, claro está algunos más que otros. Aunque muchas personas no lo crean, en realidad los gatos tienen un comportamiento similar al de los humanos y llegan a manifestar celos e incluso egocentrismo. Si el gato es callejero y no está acostumbrado al contacto con el hombre, puede manifestarse indiferente a este. No obstante es su comportamiento peculiar, unido a sus grandes cualidades físicas lo que lo ha hecho el animal domestico más popular después del perro.

0 comments:

Publicar un comentario