martes, 17 de mayo de 2011

El Schutzhund

el Schutzhund

¿Qué es el Schutzhund?

La palabra Schutzhund, de origen alemán, significa "perro de protección". En este caso se refiere a un deporte canino que se centra en el desarrollo y evaluación de esas características en los perros haciéndolos más útiles y felices compañeros de sus dueños.
Básicamente el trabajo del Schutzhund consiste en tres partes, siendo la primera el rastreo y la segunda la obediencia. Con respecto a la tercera parte, que es el trabajo de protección, las normas del Schutzhund son muy similares a las empleadas con los perros policías.

El Schutzhund, como examen de evaluación de raza se desarrolló inicialmente para la raza pastor alemán, si bien actualmente se aceptan otras razas. El fin del Schutzhund es demostrar la utilidad e inteligencia del perro, además como prueba de trabajo mide la resistencia del perro, su estabilidad mental, capacidad de rastreo, rendimiento estructural, voluntad para trabajar, capacidad de adiestramiento y coraje.

Siendo un deporte ligado al trabajo, el Schutzhund ofrece la oportunidad a los dueños para que entrenen a sus perros y puedan ponerlos a competir con otros. De esta forma el propietario puede ser reconocido por su capacidad para guiar y entrenar a su perro para realizar las tareas que el requiere. Esta actividad puede ser disfrutada por personas de todo tipo, con las profesiones más variada, las cuales se pueden unir a otras que compartan un interés común de trabajar con sus perros. Actualmente personas de todas las edades y condiciones, incluso algunas con discapacidades físicas significativas, disfrutan realizando el Schutzhund junto con su perro, con el cual llegan a unirse aun más.


Partes de una prueba de Schutzhund

Durante la etapa de rastreo, se incluye una prueba de temperamento por medio de la cual el juez comprueba la estabilidad mental del animal. Cuando el dueño se acerca manteniendo la cuerda floja, el perro debe actuar sin timidez pero a la vez sin ninguna agresividad. Al inicio de la prueba, la pista es trazada por una persona que camina con normalidad sobre una superficie natural tal como tierra o hierba. Esta pista cuenta con varios giros y una cantidad determinada de objetos pequeños que fueron dejados ahí por la persona que realizó el trazado. Al final de una cinta de 10 metros, el guía sigue al perro que aguarda para olfatear la pista e indicar la ubicación de los objetos, lo cual hace normalmente colocándose con ellos entre sus patas delanteras. 

La etapa de rastreo tiene como fin probar la capacidad de adiestramiento del perro así como su capacidad para olfatear. También sirve para medir tanto la resistencia física como mental.
En la etapa de obediencia se incluyen una serie de ejercicios algunos de los cuales se efectúan alrededor de un grupo de personas. En el seguimiento se efectúa una prueba de disparo con un revolver con el fin de demostrar que el perro no reacciona aceleradamente cuando escucha ruidos fuertes. También se efectúan una serie de pruebas en las que se le ordena al perro que se siente, se eche y se quede quieto mientras el guía sigue en movimiento. Mientras el can esta en esas posiciones, el guía vuelve a este. Empleando piezas con diversos pesos, se le ordena al perro que cobre sobre una superficie plana, sobre una valla de un metro y sobre una empalizada de seis pies. También se le ordena al perro corra en dirección recta desde su guía y que luego se eche cuando recibe la orden de hacerlo.

Finalmente, el perro debe permanecer en posición de echado y lejos de su guía a pesar de todas las distracciones que haya, mientras otros canes estén realizando los ejercicios de obediencia. Los ejercicios de obediencia determinan el temperamento del animal, su rendimiento físico y su voluntad para servir a su propietario.

Por último, durante la fase de protección, se mide la fortaleza física, la agilidad y el coraje del perro. Entre los ejercicios se incluye la búsqueda de un persona oculta que actúa a modo de señuelo, una búsqueda de escondites y el vigilar a la persona oculta mientras se aproxima el guía. Es fundamental que el guía controle en todo momento al perro, el cual debe permanecer atento para perseguir al señuelo en caso de que intente escapar y sujetarlo de manera firme. Una vez que el señuelo es examinado y llevado ante el juez junto al guía, el perro debe ir atrás y luego al lado derecho. Cuando el señuelo simule atacar al guía, el perro debe atacar y sujetar sin la menor duda.

Durante la prueba final de coraje, se le pide al señuelo que salga del escondite por el lado contrario al campo de pruebas. Inmediatamente el perro es enviado en su persecución cuando intenta salir corriendo. Poco antes de que el perro agarre al señuelo, el juez da una señal y el señuelo se vuelve y corre directamente hacia el perro, amenazándolo al mismo tiempo con un palo. Las mordidas durante la etapa de protección se espera que sean dadas sobre la manga de protección y terminadas en el momento exacto que el guía de la orden o cuando el señuelo deja de luchar. Las pruebas de protección están diseñadas para asegurar que el perro tiene coraje y se comporta valientemente ante cualquier amenaza para él o su amo.


¿Qué criterios juzga el juez de Schutzhund?

Las tres fases del Schutzhund, es decir obediencia, rastreo y protección tienen un valor de 100 puntos, lo que da un total de 300 puntos. En caso de que un perro no obtenga como mínimo un 70% de los puntos en las dos primeras etapas y el 80% en la tercera, o si el perro no aprueba el examen de temperamento, no obtendrá un grado ese día y tendrá que repetir la prueba nuevamente, teniendo que pasar todas las fases de ésta en otra posterior. Durante cada prueba busca que el perro muestre la concentración y el entusiasmo que todo perro de trabajo debe tener. Los puntajes más altos los llega a tener el animal que muestra gran capacidad y voluntad para trabajar con su guía.

¿Cómo se comporta el perro schutzhund en el hogar?

Debido a que el schutzhund es una manifestación de la mayoría de las características que los propietarios desean en sus perros, los ejemplares que han sido bien entrenados en este deporte normalmente son excelentes compañeros en el hogar. El perro pastor alemán, así como cualquier otro perro de trabajo que posee estabilidad mental, tiene la confianza en sí mismo que le permite estar en paz con su entorno.

Además de contar con características físicas que le permiten realizar diversas labores, los estándares de muchas razas de perros de trabajo requieren que el perro tenga voluntad de trabajar y estabilidad mental. El perro de trabajo debe ser un animal amistoso, permanecer tranquilo en el hogar, ser confiado y tener voluntad para convivir. Además debe ser decidido y paciente con los niños.

El perro de trabajo no debe ser tímido ni reaccionar de forma nerviosa ante sonidos y sucesos repentinos. Tampoco debe ser agresivo, sobre todo ante las personas y ciertos acontecimientos, ya que de lo contrario pueden ser animales peligrosos. El schutzhund fue creado para identificar y descartar los animales que presenten estas características negativas de modo que se mejore la raza pastor alemán. Con respecto al propietario, el schutzhund le brinda mayor control sobre su perro lo que posibilita que estreche la relación con este y le deje tener más diversión. El schutzhund además de ser una actividad agradable para el perro, le permite complacer a su dueño, lo cual crean lazos más fuertes entre ambos.


El perro schutzhund como perro policía

Cualquier perro que haya sido bien entrenado en schutzhund, claramente es un buen candidato para el trabajo policial ya que los perros policías, al igual que otros perros dedicados al servicio, deben poseer un fuerte temperamento y un buen asentamiento de la inteligencia y la utilidad. Un perro que se desempeñe bien en schutzhund requerirá solamente una cantidad mínima de entrenamiento adicional para que pueda ser un buen perro policía. Estos perros podrán estar en medio de muchedumbres y sometidos a múltiples distracciones sin que el guía tenga que preocuparse.

¿Cómo se elige un cachorro para schutzhund?

En todas las razas de perro, el pedigrí es la clave para saber que potencial tiene un cachorro. El schutzhund como deporte ha girado en torno a generaciones de perros que han sido acreditados y han producido una descendencia con características similares. Estas características incluyen no solo la estructura física del animal, la cual lógicamente es importante, sino también su carácter. Si no es experto la selección de la ascendencia de la cual quiere su cachorro puede necesitar consejo. La información sobre todo de los criadores de perros puede resultar de mucha ayuda y debe ser consultada si quiere adquirir un buen ejemplar.

Después de haber establecido que las líneas de sangre de la madre y del padre son de alta calidad, es buena idea que conozca a los padres, especialmente la madre, si esto es posible, ya que la hembra será la principal influencia sobre el cachorro, sobre todo durante las primeras semanas de vida. Por ejemplo, si la hembra es nerviosa o algo insegura, es muy probable que trasmita esos mismos defectos de comportamiento a sus cachorros.

En la medida de lo posible, trate de conocer a toda la camada junta, ya que es buena idea ver a los cachorros juntos y por separado con el fin de juzgar cual es el mejor. Si usted busca un buen perro de trabajo, debe rechazar los cachorros que presentan problemas de salud o defectos físicos obvios.

El cachorro seleccionado debe tener un instinto muy desarrollado de acechar y perseguir a la presa, lo que se puede determinar si es insistente a la hora de perseguir una pelota u otro objeto. También debe mostrarse líder a la hora de amedrentar a los otros cachorros de la camada sin ser demasiado agresivo. Es importante que no se comporte de forma temerosa cuando está lejos de su madre o de sus hermanos, es mas debe actuar de forma decidida. El cachorro debe ser ante todo activo, audaz y jugar con los objetos que le son mostrados por alguien en el cercado y a la vez mostrar el suficiente nivel de independencia para apropiarse de estos.

El adiestramiento para un cachorro en el schutzhund

En el perro que se quiere entrenar en schutzhund, la etapa más crítica para el desarrollo de las características deseadas es la de cachorro. En caso de que haya un club de schutzhund en su ciudad, es bueno que acuda a él para solicitar consejo acerca de la nutrición y el proceso de socialización del cachorro.

Al igual que un niño, el cachorro aprende de sus experiencias, así que bríndele solamente positivas. Se le debe dar al cachorro oportunidades para que explore e investigue nuevas situaciones y nuevas personas, pero de una forma tranquila, nunca de una manera amenazadora. En esta etapa su meta debe ser la de construir confianza en el joven animal. Su objetivo no es el de presionar ni dominar al cachorro, debe ser un guía en el proceso de desarrollo del animal.

El exponerlo a diferentes ambientes, es fundamental en la educación del perro y sirve para enseñarle que el mundo no es un lugar peligroso. Si surge algo que puede provocar poca seguridad en el perro, dele la oportunidad de investigarlo lentamente, no lo obligue nunca, el debe hacerlo a su ritmo.

Así mismo es importante que evite situaciones en las que su perro sea dominado por un perro de mayor edad, o más fuerte, o incluso por otro cachorro. Evite a la vez el abuso de la disciplina y los castigos con el perro, ya que de lo contrario su autoconfianza se puede dañar de manera que se vuelva inseguro. Sin embargo nunca debe dejar al cachorro en una situación donde pueda dañar sus cosas en la casa o se encuentre en una situación peligrosa.

Finalmente, usted debe fomentar todos aquellos comportamientos naturales que estimulen el instinto del perro como jugar con una pelota, ocultar y buscar, jalar, tirar los juguetes al suelo con una cuerda, perseguirlo a usted cuando salga corriendo y por ultimo defenderlo a usted, su familia y su hogar. Este último comportamiento lo mostrará probablemente entre los nueve y los dieciocho meses de edad, cuando el cachorro este madurando y comience a ladrar a los extraños.

Por otro lado, el entrenamiento de obediencia debe ser dejado para después, cuando el perro esté un poco más crecido ya que el carácter de los cachorros no es lo suficientemente fuerte para resistir las correcciones empleadas en el entrenamiento de la obediencia. Sin embargo entrenamiento relacionado con comportamientos permitidos en el hogar, en el carro y en el juego como por ejemplo aprender a sentarse por un premio alimenticio, sin que implique castigo, es aconsejable. El trabajo verdadero de obediencia debería comenzar sólo después de que el perro está bien compenetrado en la modalidad del adiestramiento de la protección.
Es la independencia y la confianza, combinada con el contacto positivo con el líder de la manada, que en ese momento es la madre, las que se desarrollarán en las características de adiestramiento que usted necesita.

¿Disfrutan los perros con el schutzhund?

Si son entrenados de forma adecuada, los perros llegan a disfrutar del trabajo, lo cual cualquiera que haya asistido a una competencia de schutzhund ha podido comprobar. En este caso se hace evidente la alegría que manifiestan los perros que están trabajando con sus guías.
 
Desde que el perro fue domesticado hace miles de años, ha sido adaptado para servir a los humanos en una relación beneficiosa para ambos. Aprovechando su capacidad para moverse con rapidez, los perros podían cazar las presas y proteger las manadas y a sus propietarios, mientras que los humanos proveían el alimento, daban refugio en contra de los elementos más rigurosos y además protegían de los depredadores más grandes. El ser humano además curaba sus heridas y protegía a los perros cuando estaban viejos, enfermos o heridos. De ahí que la razón de la existencia del perro, desde que fue domesticado, es servir al ser humano.

El schutzhund contribuye a desarrollar a mayor nivel los instintos naturales del perro, haciéndolo más seguro de sí mismo ya que hacen el trabajo para el que fue entrenado, lo cual lo convierte en un perro más feliz. Por su parte los perros que pasan el día encerrados en casa sin nada que hacer, se vuelven sin duda alguna perros problemáticos con comportamientos neuróticos y propensos a trastornos de conducta. Veámoslo de este modo, que cree usted que pasaría si pasará todo el día encerrado en su casa sin absolutamente nada que hacer. Pues la misma respuesta se aplica a los perros.

0 comments:

Publicar un comentario