domingo, 29 de mayo de 2011

¿Cómo elegir un gato?

cómo elegir un gato

Si estas considerando adquirir un gato y buscas una mascota con características de aspecto y personalidad más o menos predecibles, tal vez la mejor opción es un gato de raza, sobre todo si te gusta llevarlo a las exposiciones en las cuales el pedigrí es primordial. Por este motivo te recomendamos que antes de comprar un gato busques la asesoría de un médico veterinario y de las asociaciones felinas que existen en tu ciudad con el fin de que te recomienden los mejores criaderos.

Sin embargo no debes descartar del todo los gatos sin pedigrí, ya que pueden ser muy buenas mascotas y existen miles de gatos sin hogar que necesitan con urgencia quien les brinde su cuidado. Si te interesa un animal de estos puedes ir a una Sociedad Protectora de Animales para escogerlo.

Con respecto al sexo, deberás tener en cuenta varios aspectos a la hora de elegir un gato. Por ejemplo con las hembras deberás vigilarla durante su época de celo con el fin de poder planificar su gestación. Con los machos se debe considerar que son más propensos a las peleas, a marcar lo que consideran su territorio (tu casa) con orina y a escaparse con regularidad. No obstante una vez castrados, ambos sexos dejan de presentar los problemas antes mencionados.

Cuando elijas un gato necesitas pensar en la edad de este, no es conveniente que arriben a tu casa antes de los 45 días ya que esto puede traer consecuencias negativas tanto para su salud como para su carácter, ya que la madre se encarga de educar a los gatitos en los hábitos de higiene más importantes. Los gatitos con pocas semanas de nacidos se pueden adaptar con más facilidad a nuevos ambientes, sin embargo lógicamente requieren de mayores cuidados, por lo cual solo deben ser adquiridos si como dueño tienes el suficiente tiempo para dedicarles. Tienes que tomar en cuenta que el gato es un animal bastante territorial, por lo cual si llevas un gato adulto a tu casa este tardará más tiempo en acomodarse a su nuevo territorio.
Otro aspecto importante que debes evaluar es el aspecto general del animal. Su pelaje debe ser suave y lustroso, sin ningún tipo de peladuras que pueden indicar una enfermedad. Sus ojos tienen que estar brillantes y muy limpios, sin ningún tipo de costra y con el tercer parpado oculto. Por su parte las orejas no deben tener secreciones de ningún tipo, además es importante que el gato no se rasque constantemente en esa área ya que puede indicar la presencia de parásitos. 

Cuando analices el gato, es buena idea que te fijes en su boca y encía las cuales deben estar sin heridas y sin mal aliento. El hocico tiene que estar húmedo y fresco. El abdomen del animal puede ser redondeado pero no abultado, ya que esto es signo de parásitos internos.

También es importante tomar en cuenta el carácter del gato, selecciona los que son dulces, amistosos, juguetones y enérgicos y evita aquellos que se muestren tímidos y agresivos. Recuerda que los gatos pueden ser animales peligrosos, por lo cual lo mejor es que lleves a casa, aquellos que cuenten con un buen carácter.
Siempre debes pedir certificados de vacunación y de carácter sanitario que garanticen que el animal está libre de cualquier tipo de defecto o enfermedad. El gato debe contar con papeles de registro totalmente actualizados que garanticen su procedencia. Recuerda que el médico veterinario es la persona más adecuada para garantizar el estado sanitario de tu nueva mascota por lo cual lo ideal es que te acompañe en el momento de realizar la compra del animal.

¿Por dónde empezar?

Una vez que decidiste tener un gato como mascota probablemente empezaras a preguntarte: ¿Cómo escoger el mejor gato para mí? ¿Qué debo tomar en cuenta? En este apartado brindaremos algunos consejos básicos para que puedas tomar la mejor decisión posible.

Ya sea que decidiste adquirir el gato en algún criadero especializado, en una veterinaria o simplemente decidiste adoptar un gatito proveniente de un refugio, es necesario que tomes en cuenta ciertos consejos para que puedas llevar a tu casa un compañero que comparta tu vida por michos años. Esto es necesario para ambos, ya que son muchas las personas que se dejan llevar por el impulso y adquieren una mascota simplemente porque se les ocurrió y no se detuvieron a pensar si tenían la paciencia y los medios para cuidarlos como se debe.Son muchas las historias de animales abandonados en la calle por este motivo.ç

Se mencionó anteriormente que se debe cuidar que el gato esté sano, lo cual en parte puede comprobarse al observar si el animal esta activo en todo momento y es capaz de reaccionar ante el menor estimulo, sea mediante el juego o las caricias. Con respecto a las enfermedades, solamente el médico veterinario puede decirte si el animal tiene algún padecimiento o está completamente sano.
Sin embargo antes de empezar a buscar el gato, tienes que hacerte una serie de preguntas que te ayudaran a la hora de elegir:

1. ¿Quiero un gato de raza o uno mestizo?
Son muchos los refugios en la actualidad con miles de gatos y perros abandonados que no tienen quien los cuide. La tarea de estos lugares es buscarle a estos animales casa y cuidados con personas que quieren ayudarlos. Piensa que es una opción muy noble ya que estarías adoptando a un gato que realmente necesita de un hogar y que probablemente sea sacrificado sin con el paso del tiempo nadie se hace cargo de él.
En caso de que decidas tener un gato de raza, la pregunta es ¿Cuál raza debo elegir? 

La respuesta no es sencilla y depende de tus gustos, personalidad y disposición de tiempo. Hay razas que requieren más cuidado que otras por lo cual el dueño debe dedicarles más tiempo. También la personalidad del gato se ve influida por su raza. Por ejemplo, el gato siamés suele ser muy noble e inteligente, sin embargo puede llegar a ser muy independiente, lo que tal vez no sea del agrado de personas que les gusten los animales más sumisos.

2. ¿Es mejor un macho o una hembra?
Como se mencionó en el apartado anterior, machos y hembras presentan sus ventajas y desventajas. Si no quieres pasar por ningún problema ocasionados por la territorialidad de los machos y la época de celo de las hembras lo mejor es que castres a tu mascota.

3. ¿Gato de pelo largo o pelo corto?
A muchas personas les gustan los gatos de pelo largo y de hecho son animales bastante bellos, sin embargo al igual que con los perros requieren mayor cuidado con respecto a su manto. El dueño debe estar consciente de que debe cepillar al animal constantemente y cuidar que su pelo este sano y bien cuidado, de lo contrario el aspecto del gato desmejorará e incluso puede sufrir problemas de salud.

4. ¿Gato cachorro o adulto?
Si, la realidad es que los gatitos son muy tiernos de cachorros pero lógicamente como todo bebe requieren de más cuidados que un gato adulto. Además pueden ser más delicados y necesitan que les dediques más tiempo. Por su parte los gatos adultos no necesitan tanto cuidado aunque pueden venir con malas costumbres, además requieren más tiempo para su adaptación a su nuevo hogar.

5. ¿Tengo el tiempo y los recursos para cuidar a un gato?
Al contrario de lo que mucha gente piensa, los gatos requieren de cuidados constantes como cualquier otra mascota. Deben ser vacunados, desparasitados y en ocasiones curados de enfermedades, todo lo cual cuesta dinero. Además, hay que alimentarlos con el mejor alimento posible para su crecimiento y como dueño tienes que dedicarle el tiempo necesario para asegurarte de su bienestar. Los gatos también necesitan de la compañía de su dueño, por lo cual si piensas que no puedes dárselo, mejor no lleves un animal de estos a tu casa.

0 comments:

Publicar un comentario