miércoles, 6 de abril de 2011

Seborrea canina

imagen de seborrea canina

La seborrea canina es un trastorno de la piel que se caracteriza tanto por la formación de tejido corneo o queratinización como por la producción excesiva de grasas y funcionamiento exagerado de las glándulas sebáceas.
Se han identificado tres tipos básico de seborrea canina:


1) Seborrea seca canina: Se produce descamación excesiva y se presenta en sobre todo en ciertas razas como el pastor alemán y el setter irlandés entre otros.

2) Seborrea canina oleosa: En este tipo de seborrea se produce cantidad excesiva de grasa sobre el pelo y la piel. Se forman escamas grasosas que se adhieren al pelo y la piel del perro, siendo las razas más afectadas el sharpei, el cocker spaniel y el basset hound entre otros.

3) Dermatitis seborreica canina: Este padecimiento se caracteriza por la aparición de una seborrea grasosa que viene acompañada por una inflamación grave de la piel.

Las causas de la seborrea canina son varias, en primer lugar el animal puede nacer con el padecimiento, o es consecuencia de algún tipo de patología que produce comezón intensa, como por ejemplo, alergias, parásitos, enfermedades autoinmunes, deficiencias nutricionales como carencia de vitamina A o de zinc y endocrinopatias.
Cada caso de animal con seborrea se puede ver complicado por la aparición de infecciones secundarias por microorganismos como el Stafilococcus intermedius o la Malassezia Pachydermatis, por lo tanto no debemos descuidar el tratamiento de nuestro perro cuando padezca de seborrea.

Síntomas clínicos de la Seborrea canina

Cuando el perro está afectado por seborrea canina, presenta severa descamación, así como placas de escama y grasa acumulada en la cara, orejas, pliegues corporales, espacios interdigitales, región perianal y región peri ocular entre otros. También pueden observarse zonas donde hay inflamación de la piel (dermatitis seborreica) las cuales están cubiertas de escamas grasosas las cuales presentan mal olor y se caen con facilidad. Este hecho ayuda al veterinario a diagnosticar el problema.

Tratamiento de la seborrea canina

Antes de iniciar el tratamiento hay que saber si se trata de una seborrea canina primaria o de una seborrea secundaria, de modo que se escoja el mejor tratamiento. En caso de que sea una seborrea primeria, se debe bañar al perro semanalmente con acido salicílico y azufre. Si el animal padece de seborrea grasa, el tratamiento consiste en aplicar peróxido de benzoilo, coal tar o sulfuro de selenio.
También se pueden brindar medicamentos por vía oral, como por ejemplo retinoides si la seborrea es primaria. Lógicamente hay que combatir las infecciones asociadas con la seborrea que se producen por hongos o bacterias. Además la dieta debe ser complementada con ácidos grasos omega 3, y en casos extremos hay que utilizar corticoides en forma transitoria hasta que pase el padecimiento.
De forma experimental se ha empezado a usar el calcitriol, si bien aun no hay datos que demuestren claramente si es o no efectivo. Se han sugerido sustancias como el metotrexato y la ciclosporina como forma de tratamiento alternativo, si bien aun no hay estudios que respalden su efectividad.
Es evidente que si se trata de una seborrea secundaria se debe tratar cuanto antes la causa base del problema de manera tal que nuestro perro se cure lo más pronto posible.

0 comments:

Publicar un comentario