jueves, 10 de febrero de 2011

La higiene dental del perro

higiene dental perros

Muchos dueños creen que los perros a diferencia de los humanos no necesitan de higiene dental, sin embargo la realidad dice totalmente otra cosa. Su perro puede presentar exactamente los mismos problemas dentales que los humanos y quizá peores.
De hecho muchos dueños de perros no les practican ningún tipo de limpieza dental a sus mascotas, siendo esta una práctica muy importante para la salud del animal. Debido a esto los problemas dentales no son algo raro y pueden producir además de mal aliento, perdida de piezas dentales y aumento en las probabilidades de sufrir padecimientos en los riñones, el hígado e incluso el corazón.
La realidad es que unos cuantos minutos cada día no son mucho pedir para mantener una boca limpia y la dentadura de nuestro perro sana. Si se implementan buenos hábitos de higiene dental con su perro, evitara complicaciones mucho más graves en un futuro y ahorrará bastante en gastos médicos.


Problemas dentales

Muchos de los problemas dentales que se producen actualmente en realidad son el resultado de la domesticación. En los tiempos antiguos, cuando los ancestros de los perros Vivian en estado salvaje, su propia alimentación mantenía sus dientes en buen estado. La carne cruda de la que se alimentaban, contiene una especie de encima que ayuda a deshacer rápidamente los restos de comida que quedan atrapados entre las piezas dentales. Además, cuando estos animales masticaban huesos, el roce de este con los dientes estimulaba la salivación. El flujo constante de saliva contribuye a lavar la comida pegada a los dientes y la dirige al estomago donde es procesada. Básicamente antes de la domesticación, los perros podían mantener su dentadura completamente sana gracias a su dieta.
No obstante, después de que fueron domesticados, la vida de los perros cambio de forma drástica en muchos aspectos, entre los cuales esta su alimentación. El alimento que les damos ahora contribuye muy poco a cuidar sus dientes. De estos alimentos los mejores, desde un punto de vista dental, son los duros o secos, en comparación con los alimentos enlatados o suaves. La comida suave se acumula más fácilmente en los dientes y en las encías y con el paso del tiempo contribuirá a la formación de una placa de sarro. Esta placa es un refugio para bacterias y si no se remueve a tiempo, ira dañando el tejido de las encías lo cual puede ocasionar la perdida de piezas dentales. El sarro debe ser eliminado mediante limpieza profesional de parte de un veterinario, para lo cual hay que someter al perro a anestesia general, la cual es muy riesgosa.


Prevención de los problemas dentales en el perro

Si quiere garantizarle una buena salud dental a su mascota, cepíllele los dientes varias veces a la semana, esto le ahorrará futuros dolores de cabeza y mantendrá sano a su perro. Para esto es buena idea que acostumbre al perro desde cachorro al cepillo dental. Si bien esto puede lograrse con un perro adulto, los cachorros son más fáciles de manejar, se resisten menos y pueden llegar a apreciar la rutina del lavado de dientes como uno más de los cuidados que le brindan. Si considera que no es buena idea comenzar de una vez con un cepillo para perros normal, puede empezar con uno pequeño que se puede colocar en un dedo o emplear una gasa mojada con agua salada y bicarbonato de sodio. La limpieza debe hacerse despacio y gentilmente, pasando el cepillo o la gasa desde la encía hasta la punta del diente. Si no se quiere usar agua con bicarbonato y sal, existen pastas de dientes especiales para perros.
No debe emplearse la pasta dental para humanos, ya que su sabor es demasiado fuerte para el perro, produce mucha espuma y contiene demasiado flúor, el cual puede ser toxico para el perro. Cuando su mascota se acostumbre al uso del cepillo dental, se puede seleccionar entre una amplia gama de colores, tamaños y formas. Los hay diseñados con mangos largos y cabezas en ángulos que permiten alcanzar fácilmente hasta la última pieza dental. Si se quiere también se puede usar un cepillo de dientes para niños, sin embargo debe escoger uno con cerdas suaves para no se lastime la boca del perro, ya que si este asocia el cepillado con dolor puede mostrarse reacio la próxima vez que quiera cepillarle la boca.

Consideraciones finales para el cuidado de los dientes del perro

Una forma para prevenir los problemas dentales en el perro es mediante una dieta especial, la cual es la mejor forma cuidarle los dientes a un perro que nunca se acostumbro al cepillado. Primeramente se le debe dar algo duro para que muerda. Por ejemplo se le puede dar un hueso, una carnaza o un juguete que sea bastante duro. También hay alimento especial para evitar la formación de sarro y premios (como galletas por ejemplo) formulados específicamente para el cuidado de la dentadura de los canes.
Normalmente, los perros de pequeño tamaño presentan problemas en sus dientes con mayor frecuencia. Ciertas razas como el chihuahua y el bóxer tienen predisposición hereditaria a sufrir problemas dentales, por lo que sus dueños deben tomar precauciones extras con respecto a lo que les da de comer, de forma que se eviten futuros problemas.
Si bien puede parecer reiterativo, hay que dejar claro que es sumamente necesario darle cepillado regular a los dientes del perro. Muchos dueños no lo hacen y hay que entender que los animales dependen de nosotros para poder estar sanos y en buenas condiciones. La boca del perro es el medio mediante el cual ellos interaccionan con su ambiente por lo que debe estar en optimas condiciones. Así como el aseo dental es parte de nuestra rutina diaria, también debe ser parte del cuidado diario de nuestros perros.

0 comments:

Publicar un comentario