jueves, 10 de febrero de 2011

Garrapatas en el perro



Las garrapatas

La garrapata es un pequeño parásito que se alimenta succionando la sangre del perro y una vez que logra instalarse en la piel del animal, permanece ahí el resto de su vida una vez que comienza a comer. Al llenarse de sangre del perro puede llegar a aumentar hasta 50 veces su tamaño normal, pudiendo en ocasiones, transmitir graves enfermedades.
Hay que mencionar que no todas las especies de garrapatas son iguales, y los diversos tipos de garrapata transmiten enfermedades diferentes. Es obvio que usted como propietario responsable debe evitar que su perro adquiera este parasito tan molesto y lo lleve a su hogar.

A pesar del peligro que representan, las garrapatas pueden ser fácilmente evitadas si el dueño es cuidadoso con la salud de su perro. Una garrapata debe estar en contacto directo con su perro tres días para que le pueda transmitir alguna enfermedad, por lo cual si se toma el tiempo necesario para revisar a su mascota frecuentemente, se podrán detectar al parasito y eliminarlos antes de que represente un peligro para la salud del can. Debe tener especial cuidado si su perro ha estado en el campo o en sitios en los que las garrapatas son comunes en el ganado. Una vez que las detecte, deberá deshacerse de ellas en seguida.

Cómo eliminar las garrapatas

Desde hace años, las personas emplean métodos eficaces aunque algo riesgosos para eliminar a las garrapatas. No era raro que se empleara un cigarrillo encendido colocado sobre el parasito, o este era barnizado con esmalte de uñas, lo que hacía que la garrapata se desprendiera del perro. El problema era que con el cigarrillo se corría el riesgo de quemar gravemente al perro sobre todo si este se movía y con el barniz de uñas, el animal podía intoxicarse si llegaba a lamerse la zona en que se aplicaba el químico.
Gracias a los avances actuales, no se recomienda emplear más métodos tan poco seguros, ya que los que existen hoy en día son mucho más eficaces y más seguros para eliminar las garrapatas de su perro, sin que este corra el menor riesgo. Como dueño debe estar al tanto que los lugares donde se alojan normalmente las garrapatas son alrededor de las orejas, el lomo y en la parte trasera del perro, cerca de donde está la cola. No obstante, es más seguro revisarlo totalmente, ya que las garrapatas pueden estar en cualquier sitio y a lo mejor podría encontrar una en el lugar que menos se cree.

Si quiere retirar una garrapata que está fuertemente aferrada a la piel de su perro, primero debe cubrir sus manos con guantes de plástico con el fin de evitar el contagio de alguna enfermedad que la garrapata esté alojando. Posteriormente frote un poco de alcohol sobre el parasito con el fin de que no se sujete tan firmemente. Una vez hecho esto, tome unas pinzas especiales para quitar garrapatas, agárrela con firmeza y tome a la garrapata lo más cerca posible de la piel de su mascota, tratando de no pellizcarlo. Una vez que el parasito este bien aferrada, hálela lentamente hasta quitarla. Puede ocurrir que la cabeza o parte de ella quedó sujetada a la piel del perro. Si esto sucedió, no se preocupe ya que se caerá sola en unos días.
Después de quitar la garrapata, desinfecte el área de la cual retiró la misma. Después coloque la garrapata en un frasco con alcohol, y continúe quitando las demás. Apenas termine, lávese las manos y los instrumentos que empleo durante todo el proceso.

Como en todo padecimiento, la mejor medicina es siempre la prevención. Por esto es buena idea que le pregunte al médico veterinario acerca de cuáles son los mejores productos para matar a las garrapatas, de tal forma que su perro este protegido de cualquier enfermedad que estas pudieran transmitirle. Normalmente, los productos usados para eliminar a las pulgas son bastante eficaces para tratar a las garrapatas. Otra forma de controlar este parasito es empleando collares con Amitraze, por ejemplo, los cuales crean una barrera para evitar la adquisición de este parasito.

Es vital que siempre mantenga limpia el área donde pasa el tiempo su mascota. Debe mantener siempre limpia el área donde pasa más tiempo su perro. También aspire con frecuencia y lave perfectamente su cama y su cobija. Mantenga arreglado su jardín, con el césped bien recortado, ya que las áreas con pastos altos y arbustos son los sitios que las garrapatas escogen para esperar a sus víctimas. Revise constantemente y con detenimiento a su perro para asegurarse que no tenga una garrapata, sobre todo si salieron al campo. Con estos simples cuidados puede asegurar que su mascota se encuentre libre de estos parásitos que pueden ocasionarle no pocos problemas.

0 comments:

Publicar un comentario