viernes, 21 de enero de 2011

Cortes de uñas del perro

corte de uñas en el perro

Los perros ocupan gastar sus uñas mediante la fricción de estas contra el piso lo cual en algunos casos hacen durante su paseo diario o durante su trabajo diario en el caso de perros trabajadores que pasan activos buena parte del día. Sin embargo la mayoría de los perros que viven en la ciudad, al llevar vidas mas sedentarias ocupan que se les corte las uñas cada tres a cuatro semanas.

Si las uñas del perro están demasiado crecidas, esto causara molestia en el animal e incluso puede afectar su salud ya que harán que el perro sufra de inflamaciones tanto en las patas delanteras como traseras por lo cual se le puede dificultar hasta el caminar por el dolor que siente. Además de que algunas uñas, especialmente las de los dedos accesorios no se desgastan ya que nunca tocan el piso por lo cual su crecimiento hará que se curven y pueden incluso llegar a enterrarse en el cojinete plantar o la piel de esa zona.
Básicamente el corte de uñas consiste en remover el exceso de uña por lo cual es importante definir precisamente que se quiere decir con “exceso de uña”. Primero hay que indicar que la parte dura de la uña está formada por una proteína llamada queratina que en su interior contiene partes blandas formadas en su mayor parte por nervios y vasos sanguíneos. En perros que tienen el pelaje muy claro es fácil distinguir las partes de la uña. Cerca del dedo esta la base que es de color rosado mientras que la punta es blanca. Es precisamente esa zona rosada donde están los nervios y los vasos sanguíneos, por lo cual se debe evitar cortar ahí si se quiere evitar dolor y sangrado.

Cada vez que este cepillando a su perro debe revisar el tamaño de las uñas y no esperar a que estén demasiado largas para cortarlas. En este caso, el corte e las uñas no debe ser una mala experiencia para el perro. Lo mejor es cortar en pequeñas porciones y de forma regular. De esta manera el paquete de nervios y vasos sanguíneos se irá retrayendo y la uña siempre se mantendrá corta y limpia. Por el contrario, si las uñas se mantienen largas, este paquete se hará más grande y el riesgo de sangrado durante el corte será mayor. Antes de empezar a cortar las uñas de su perro debe revisar lo siguiente:
  • El perro posee una o más uñas enterradas.
  • Si los dedos o las patas presentan inflamación.
  • Si las uñas enterradas producen mal olor o presentan abscesos.
Por esto lo más recomendable es que el corte de uñas lo haga una persona con experiencia, ya sea un estilista o un veterinario ya que cuentan con el equipo adecuado las uñas de su perro y además tienen a su disposición polvo para cicatrizar. Además, también existen formas para minimizar las molestias que el corte de uñas produce en los cachorros. Primero acostúmbrelo a que acepte que sus patas y sobre todo sus dedos sean tocados con regularidad aunque las uñas no sean cortadas. También se pueden cortar las uñas mientras el perro duerme o emplear un ayudante que lo distraiga con algún juguete o comida mientras usted realiza el corte. Al mismo tiempo hable con un tono de voz suave para calmarlo. Lo mejor es que corte solo la punta de la uña, es mejor hacer esto en repetidas ocasiones que tratar a hacer el corte total de una sola vez. 

El corte debe ser hecho poniendo la uña en el corta uñas y cortando en un ángulo de 45 grados. Si el perro tiene uñas negras efectué cortes pequeños para evitar que el paquete sea cortado y se produzca el sangrado. En caso de que el corte sangre, aplique un polvo coagulante y cicatrizante haciendo al mismo tiempo una ligera presión por solo unos segundos.
Ponga la uña en el cortaúñas haciendo un primer corte con un ángulo de 45 grados, en el caso de las uñas negras haga pequeños cortes para evitar cortar el paquete y haya sangrado. Si hay sangrado aplique el polvo coagulante haciendo una ligera presión por unos segundos. Después, compruebe que no haya quedado ningún borde irregular, para lo cual algunos dueños liman para dar un mejor acabado. No hay que olvidar las uñas de los dedos accesorios que también pueden ocasionar problemas.

Si el perro no está acostumbrado al corte de uñas, rodee con un brazo la parte media de su cuerpo y llévelo contra su pecho mientras al mismo tiempo le habla con suavidad con el fin de relajarlo y que permita que se le haga el corte. Con la misma mano que lo abrazó sostenga la pata del perro y vuelva a repetir el procedimiento antes descrito. En ese instante puede aplicar un tipo de pulimento para uñas, el cual debe ser especial para perros y no para humanos, ya que contienen resinas epóxicas que son malas para su mascota.

Como se ha mencionado con anterioridad, debe evitarse que el corte de uñas sea una experiencia negativa para su perro. Si su ejemplar compite en exposiciones debe ser entrenado desde cachorro para que permita este tipo de cuidados. No obstante nunca hay que cortarle las uñas un día antes o el día mismo de la exposición ya que se corre el riesgo de que no permita que lo revisen en las patas pues puede que esté lastimado y sienta dolor. En este caso también podría cojear o caminar inadecuadamente sobre la pista de competencia.

0 comments:

Publicar un comentario