sábado, 13 de noviembre de 2010

Jaulas canarios comunes

Jaula individual de tipo valenciano

Es una jaula clásica entre los criadores en las cuales se suelen alojar a los machos cantores en batería sobre todo cuando hay necesidad de aprovechar el espacio. La jaula valenciana desde hace mucho se ha fabricado de madera de Haya que los criadores acostumbraban a abrillantar e impermeabilizar mediante aceite de linaza. Hoy en día también se fabrican de otros materiales, entre los cuales destaca el aluminio.
Las dimensiones de una jaula individual de tipo valenciano suelen ser las siguientes: 30 centímetros de largo, 20 centímetros de altura y 18 centímetros de fondo. Cuenta con un comedero con forma de cajoncito, una puerta corredera en la parte lateral o una guillotina en la parte baja del fondo así como un bizcochero giratorio en un ángulo, una rejilla y bandejas móviles y que se pueden correr las cuales se deslizan por la parte lateral. Uno de los costados de la jaula, el que está opuesto a la puerta está cubierto totalmente con el fin de que el ave no pueda ver a otro canario que pudiera estar alojado en su cercanía.


El jaulón de cría

Esta jaula está destinada a los canarios destinados a la reproducción para lo cual este jaulón cuenta con una serie de características distintas de las cuales suele depender el éxito de la cría. Un jaulón de cría bien diseñado cuenta con las siguientes cualidades:
  • Es espacioso con dimensiones mínimas de 55 centímetros de longitud, 30 centímetros de fondo y 35 centímetros de altura.
  • Debe ser divisible en dos partes por una rejilla que entre en la corredera por la parte central. De esta forma podrán ser separados los pequeños cuando empiecen a perturbar a la madre que esté incubando la siguiente nidada. La rejilla al mismo tiempo permitirá que el padre continúe alimentando a los pequeños a pesar de la separación.
  • Suumamente higiénico, es decir que debe ser fácil de limpiar, con una buena parrilla y bandeja. Además debe carecer de rincones a los cuales no se pueda acceder para limpiar. Toda jaula donde se aloje un canario debe ser limpia, pero el jaulón de cría debe serlo aún más en la cual cualquier acumulación de comida en descomposición puede ser una fuente de gérmenes que pueden matar a las crías.
Por este motivo, ya casi no se utiliza la madera en la construcción de los jaulones de cría la cual ha sido sustituida por materiales más resistentes y fáciles de limpiar como el alambre galvanizado y el aluminio, materiales que se han convertido en los favoritos tanto entre los criadores con experiencia como los principiantes.


El jaulón de vuelo

Si queremos alojar varios canarios en una misma jaula, sobre todo hembras adultas fuera de la temporada de cría o jóvenes, un jaulón de vuelo es la mejor opción, siempre recurriendo a aquella que sea lo más espaciosa posible y que podamos tener en nuestro recinto. En este caso no se puede hablar fácilmente de medidas ideales ya que entre más grande sea la jaula mejor, sobre todo si queremos meter en ella una buena cantidad de canarios.

El alojamiento conjunto de canarios presenta una serie de ventajas sobre todo relacionadas con el estimulo extra para las aves producido por la compañía de otros de su especie. Si se observa cuidadosamente el comportamiento de las aves en un jaulón de vuelo, se podrá descubrir que al poco tiempo se establece un orden jerárquico en el cual se produce un equilibrio con individuos dominantes y otros de menor rango. Cuando hay alguna especie de disputa, generalmente esta se resuelve por medio de amenazas con el pico abierto y chillidos.
Al haber mayor competencia por el alimento y los mejores espacios del jaulón, también se estimula la vitalidad de los canarios. En un encierro de estos pueden alojarse tanto hembras adultas como individuos jóvenes mientras que los machos en celo deben tener su jaula propia ya que defenderán celosamente su territorio ante cualquiera que consideren su intruso. Claro está que las jaulas colectivas también presentan sus desventajas, por ejemplo aumenta el riesgo de contagio de enfermedades por lo cual el propietario debe extremar las condiciones de higiene recomendadas para cualquier tipo de jaula. 

Hay algunos criadores que recomiendan tomar en cuenta si en un futuro los canarios serán emparejados para que tengan cría o si solo los queremos para que alegren la casa con su canto. Una recomendación general es evitar las jaulas ornamentales más preocupadas por la estética que por la funcionalidad ya que normalmente no son muy practicas. 



En resumen las recomendaciones generales para los distintos tipos de jaulas de canarios son las siguientes:
  • Para las jaulas de un canario las medidas mínimas deben ser de 20 a 30 centímetros de largo, de 25 a 30 centímetros de alto y de 20 a 25 centímetros de ancho. Estas medidas son solo para orientar ya que entre más grande la jaula mejor vivirá nuestro canario.
  • Las jaulas de cría deben ser mayores ya que en ellas vivirán la pareja de canarios con sus crías. Las medidas mínimas deben ser las siguientes: de 30 a 40 centímetros de largo, de 25 a 30 de ancho y de 25 a 35 de alto.
  • Los voladeros para canarios también son una excelente opción para los canarios ya que les permiten volar en libertad y les permiten tener a su disposición todo lo necesario.
  • Jaulas de canto. Son jaulas de menores dimensiones usadas para que el canario no se distraiga y se dedique a cantar.
  • Las jaulas de enfermería son de menores dimensiones ya que se usan para alojar aves enfermas. Generalmente estas jaulas cuentan con un pequeño generador de calor con el fin de mantener al ave caliente cuando esté enferma.

0 comments:

Publicar un comentario