sábado, 13 de noviembre de 2010

El canario como ave doméstica


Antiguamente, los canarios eran muy usados en las minas de carbón a modo de un sistema de alarma ante la presencia de gases tóxicos como el metano y el monóxido de carbono que mataban al ave antes que a los mineros. Debido a que pasan cantando todo el tiempo, constituían una alarma tanto visual como auditiva ya que los mineros se daban cuenta de que algo ocurría cuando el ave dejaba de cantar de un momento a otro. Finalmente, el empleo de los canarios para este propósito se elimino a partir de 1986.

Hoy en día el canario es un ave domestica sumamente popular que se encuentra difundida en todo el mundo. De hecho cuenta con multitud de adeptos que se dedican a su cría. Incluso son parte de la cultura popular como se evidencia por su presencia en los dibujos animados de mediados del siglo pasado, como es el caso del famoso canario Piolín de Warner Brothers.

Relación actual del canario con el hombre

El canario ha acompañado al hombre como ave domestica desde hace varios siglos, gracias a su hermoso canto y su aspecto, lo que lo ha convertido en un favorito para muchas personas que se han dedicado incluso a su crianza.
El canario domestico cuenta con una longitud promedio de 13-14 centímetros y suelen vivir entre 10 a 15 años. Como mascota, normalmente es un ave dócil y alegre el cual no obstante puede mostrarse agresivo con otros miembros de su especie, sobre todo machos. En estos casos las disputas son de tipo territorial y se producen entre machos durante la época reproductora, si se mantienen conviviendo varios de ellos en una misma jaula. 

Como aves de jaula, los canarios son sumamente populares y la gran variedad de razas producidas mediante crianza selectiva han dado lugar a individuos con muchas tonalidades en su plumaje. Es así como se pueden encontrar ejemplares de color blanco, crema pálida, amarillo brillante, naranja, naranja verdoso y dorado entre otros. No obstante, la mayoría de las personas que poseen canarios lo hacen por la calidad y belleza de su canto, sobre todo el producido por los gorjeos con su pico cerrado e hinchando la garganta de manera peculiar.

Generalmente se recomienda que los mejores ejemplares de canario sean mantenidos en jaulas individuales como las empleadas en concursos. Estas jaulas deben ser colocadas en sitios frescos, secos y en los cuales les dé el sol. Así mismo deben estar protegidos de condiciones extremas de temperatura y de corrientes de aire, que les pueden hacer mucho daño.

0 comments:

Publicar un comentario