sábado, 13 de noviembre de 2010

Ambiente del canario

Con el fin de mejorar el ambiente en donde vive nuestro canario podemos aplicar los siguientes consejos sencillos:
  • No colocar al canario en la cocina o cerca de ella, ya que los humos producidos les pueden causar daño.
  • Si vamos a fumigar y limpiar la jaula solo podemos emplear productos destinados a ello los cuales podemos adquirir en cualquier tienda de mascotas.
  • Colocar en la bandeja de la jaula, piedrecillas pequeñas, arena normal o arena para gatos que podemos encontrar en cualquier tienda especializada. Esto sirve para eliminar olores desagradables y para absorber la humedad.


Condiciones del lugar donde se aloje el canario

Después de seleccionar la jaula para nuestro canario, ha llegado el momento de determinar el mejor lugar de nuestro hogar cuyo medio ambiente es el más idóneo para alojar al ave. El elegir un lugar adecuado es sumamente importante para mantener al canario en las mejores condiciones posibles. Primero que todo la habitación debe estar bien iluminada y la jaula tiene que estar colocada cerca de una ventana donde el ave pueda recibir la luz del exterior pero siempre cuidando que el sol no le dé directamente. En los meses más calientes del año, la exposición directa al sol puede matar al canario en unos minutos si no tiene donde refugiarse.

Si la ventana de la habitación permanece abierta, la jaula no debe estar expuesta a corrientes de aire ya que al igual que la insolación puede ocasionar la muerte del canario. Por esto hay que planear con cuidado la elección del lugar para colocar la jaula ya que una vez que lo hagamos no deberemos cambiar el sitio. Esto se debe a que un canario se acostumbra a hábitos bastante diferentes pero no tolera muy bien los cambios, sobre todo si son muy bruscos. Si se tiene una habitación que puede ventilarse correctamente sin que haya corrientes de aire, cuenta con una buena iluminación y permite el ingreso de la luz del sol sin que este incida directamente sobre la jaula del ave, se puede decir que se tiene una habitación optima para alojar canarios. Sin embargo aun queda un requisito más que debe cumplir el sitio.

La temperatura del área de alojamiento

Los canarios son aves que pueden aclimatarse sin problemas a bajas temperaturas siempre y cuando el cambio se haga de manera progresiva y cuenten con un techo o refugio para protegerse cuando la temperatura baje demasiado. Sin embargo no toleran muy bien las altas temperaturas sobre todo en aquellas habitaciones que son calentadas por medios artificiales.

De hecho se puede decir que la calefacción es uno de los peores enemigos de los canarios y les llega a producir falsa muda o muda patológica la cual consiste en la caída parcial y permanente de las plumas la cual viene acompañada de perdida de la vitalidad, somnolencia, apatía y perdida del canto. En este caso el ave deja de cantar, empieza botar plumitas y se mantiene triste todo el tiempo. Esto se debe simplemente a que está alojado en una habitación con una excesiva calefacción artificial o su jaula está colocada muy cerca de la fuente de calor.

Una habitación en la que pensemos colocar a un canario debe contar con una temperatura que oscile entre los 14 y los 16 grados Celsius. A partir de los 18 grados, el canario empezará con las mudas patológicas y poco después dejará de cantar.

Resumiendo todo lo descrito anteriormente se puede ver que el ambiente ideal para un canario es una habitación abrigada sin calefacción artificial o una terraza cubierta. Si no podemos evitar ubicar la jaula en una habitación caldeada artificialmente se debe mantener lo más posible alejada de la fuente de calor.

Alojamiento a la intemperie del canario

Si se está considerando alojar a nuestro canario en una terraza al descubierto, prácticamente a la intemperie hay que considerar las condiciones climáticas de la zona en donde habita. Como de mencionó anteriormente los canarios se adaptan bastante bien a las bajas temperaturas, incluso en lugares donde en la noches la temperatura baja varios grados bajo cero siempre y cuando hayan tenido tiempo para aclimatarse a las condiciones. Incluso en las mañanas invernales, después de una noche de helada intensa, el canario muestra gran actividad y puede incluso bañarse. Su apetito se mantiene bien y su actividad cantora no se ve afectada en lo absoluto. 

Podemos decir entonces que el canario puede ser alojado en una terraza exterior mientras se cumple lo siguiente:
  • No este sometido a ninguna corriente de aire ni a la acción del viento.
  • El sitio debe estar protegido de la acción directa de una helada. Para esto la jaula debe estar resguardada por un tejado y tiene que permanecer cubierta por una manta o funda de plástico durante la noche.
  • No debe colocarse el canario al exterior si está habituado a estar en una habitación con temperatura suave constante durante la mayor parte del tiempo.
  • Si se tiene un canario colocado a la intemperie es importante mantenerlo alimentado con semillas altamente energéticas y pastas de tal forma que cuente con las energías suficientes para que su temperatura corporal no baje peligrosamente.

Para los canarios hembras hay un peligro al estar sometidos a bajas temperaturas constantemente. Si se llegan a encelar de forma prematura y se produce la ovulación, es frecuente que se dé la imposibilidad de realizar la postura del huevo lo que le puede producir la muerte a la canaria debido al esfuerzo realizado.
Así mismo, si un canario está acostumbrado a estar alojado en un espacio abierto, no debe ser trasladado de forma brusca a una habitación con calefacción artificial. Si esto ocurre el canto se interrumpe y se produce la muda de forma casi inmediata.

0 comments:

Publicar un comentario