sábado, 13 de noviembre de 2010

ALOJAMIENTO DEL CANARIO

La Jaula

Muchas personas que se declaran amantes de los canarios se preocupan por darles buena alimentación y cuidados pero no toman en cuenta la adquisición de una pajarera o jaula adecuada para alojar a sus mascotas. No es raro que se fijen más que todo en el aspecto estético antes que en el funcional. Actualmente el mercado ofrece todo un abanico de posibilidades de diseños que vienen en todos los tamaños, materiales y formas. Por eso debemos analizar antes de realizar una compra para que nuestro canario cuente con una jaula que vaya de acuerdo a sus necesidades.
A continuación se detallan los distintos tipos de jaula para canarios:

Por material de construcción:

Las jaulas para canarios se suelen fabricar de metal y de madera. Para las jaulas metálicas se suelen emplear materiales como el aluminio o alambre galvanizado. Por su parte las segundas emplean la madera en el armazón y barrotes fabricados de alambre.

Por la forma de la jaula

Básicamente se emplean tres diseños básicos de jaulas:
  • Jaulas prismáticas: Son jaulas con paredes rectas y con el fondo de forma rectangular.
  • Jaulas esféricas: Son jaulas con forma similar a la de un globo en conjunto, cuentan con un techo abovedado y perfiles de forma curva.
  • Jaulas de fantasía: Estas jaulas combinan diseños rectos y curvos de forma más o menos imaginativa de acuerdo al gusto del diseñador.


Con respecto al material de construcción, lo más recomendable es elegir aquel que facilite la limpieza y la desinfección, por lo cual muchos dueños eligen las jaulas de metal antes que las jaulas de armazón de madera. No obstante muchos siguen escogiendo las jaulas de madera debido a su aspecto elegante, sobre todo las conocidas como de tipo Valenciano que cuentan con un aspecto rustico y natural del que carecen las jaulas de metal.

Sin embargo en este aspecto debemos pensar en la comodidad y en lo que es mejor para el ave. Las jaulas metálicas pueden ser lavadas con cuidado sin que haya peligro de que se deterioren como las jaulas de madera que pueden llegar a hincharse debido a la humedad e incluso pudrirse. Así mismo pueden ser tratadas con agentes bactericidas como la lejía amonio cuaternario. Además pueden ser lavadas con detergentes.
Esto no significa sin embargo que debamos evitar por completo el uso de la madera. Si escogemos una jaula hecha de este material, podemos hacerla más resistente barnizándola o empapándola en aceite de linaza, una práctica común de los criadores de canarios de canto, los cuales como tradición meten a los machos en jaulas individuales de madera de tipo valenciano, previo a un concurso de canto.

Como se mencionó anteriormente, las jaulas metálicas se suelen fabricar de alambre galvanizado y de aluminio. El primer material presenta la desventaja de tener menor duración, oxidarse con el paso del tiempo debido a la humedad del ambiente y perder su brillo debido al uso. Sin embargo, debido a que los barrotes son más finos permiten que el ave pueda ser observada y apreciada en toda su belleza.
Por su parte, las jaulas de aluminio presentan una mayor duración y son inmejorables en cuanto a limpieza. No sufren ningún daño por efecto de la intemperie y no se oxidan ni degradan por el uso diario, ni por limpiezas constantes. Únicamente cuentan con un defecto, sus barrotes son más gruesos que los de alambre galvanizado por lo cual no se puede apreciar tan claramente al canario que alojan.

Si hablamos de la forma de la jaula, hay que ser mas categóricos al respecto, siendo la funcionalidad el primer aspecto que debemos tomar en cuenta y no tanto la apariencia. Los expertos suelen recomendar las jaulas de forma prismática con perfiles rectos. Este tipo de jaula se prefiere desde todo punto de vista a las de forma esférica por diversos motivos. Primero que todo, hay que considerar que un ave domestica ocupa orientarse perfectamente y establecer su posición mediante puntos de referencia. En este sentido, las jaulas esféricas solo confunden al ave y le impiden orientarse y establecer los límites de su territorio.

La base de la jaula debe ser al menos tan grande como la cúpula de esta sin ningún saliente que llegue a superarla. Esta regla está pensada para evitar que el ave deje caer al exterior restos de sus alimentos. En este sentido una jaula de forma prismática llega a ensuciar menos la casa que cualquier otra con un diseño distinto. En cuanto a la estética esto es algo personal y en realidad debe quedar en segundo plano con respecto a otras consideraciones. La realidad es que para muchas personas la belleza de un canario se manifiesta mas en un ambiente lo más natural posible por lo cual son mejores los diseños poco recargados


El fondo de la jaula

Al elegir una jaula este es uno de los aspectos más importantes. En primer lugar hay que elegir una jaula con dos fondos los cuales deben ser movibles y salir hacia el frente mediante dos mecanismos de corredera. No debemos emplear las jaulas con una sola bandeja o las que tienen fija la segunda parte, es decir el enrejado. Además la bandeja debe ser hecha de metal, es decir de un material que pueda ser cepillado y lavado sin ningún problema.

Por su parte la parrilla debe tener un enrejado fino lo que hará más difícil que se acumule sobre ella cualquier suciedad. Las rejas no deben estar muy separadas a fin de que el ave no pueda introducir entre ellas la cabeza en busca de restos caídos de comida de tal modo que pueda lastimarse con tal acción. Tanto la parrilla como la bandeja deben correr fácilmente para facilitar su limpieza y cuando retiremos una de ellas no debe quedar entre ambas un espacio por el que el ave pueda llegar a fugarse.

Al haber una buena separación entre parrilla y bandeja, también se evita que el canario se ensucie con los restos de comida en el fondo lo cual puede ocasionar que se contagie de alguna enfermedad y tengamos que gastar dinero en su curación.
Como ya mencionamos las correderas deben desplazarse hacia delante de tal modo que podamos extraerlas sin la mayor dificultad para su aseo. Este detalle puede sernos de ayuda si en un futuro llegamos a tener varias jaulas colocadas en una estantería o puestas una sobre las otras. En algunas jaulas que se han diseñado en los últimos años, la bandeja cuenta con bordes elevados, cumpliendo la función de una caja en la cual queda insertada la parte baja de la jaula.

Una de las ventajas de este diseño es que evita que caigan restos al exterior, por lo cual se debe considerar su uso. Un pequeño inconveniente es que reduce la visibilidad del canario cuando está en el suelo de la jaula.

Medidas y proporciones de la jaula

Esto depende de si queremos alojar una sola ave, una pareja, o una comunidad por lo cual encontramos jaulas de diferentes diseños y dimensiones las cuales son adecuadas para cada caso. Antes de hablar sobre las dimensiones hay que aclarar que las jaulas en cuanto a proporciones deben tener dominancia de la longitud sobre la altura o el fondo. En jaulas que cuentan con este tipo de proporciones el ave puede saltar con comodidad o dar vuelos cortos con mayor facilidad que en jaulas altas pero cortas o de forma cubica.

De esta forma el canario realiza un ejercicio constante que es muy bueno para su salud y le da mayor vitalidad, evitando que se vuelva apático y obeso.
Si queremos alojar toda una comunidad de canarios en una jaula de vuelo, caben más canarios en una jaula donde apaisada (con la longitud mayor en proporción que el alto y el ancho de la jaula) que en otra con el mismo volumen pero más alta y corta. De acuerdo a sus medidas podemos considerar los siguientes tipos de jaulas como el estándar más usado.

0 comments:

Publicar un comentario